Artículo

Jackie Espinosa, aún muy vivo
Tras dejar su antiguo oficio como mecánico de helicópteros, el futuro de Jackie Espinosa se encamina a conducir trenes por las extensas llanuras norteamericanas. Pero el bueno de Jackie parece decidido a apurar hasta el último momento su vida como jugador profesional y confía en tener alguna opción de demostrar que todavía le queda basket de calidad. Gran amante de nuestro país, le gustaría poner fin a su carrera en un equipo español. Ofertas ha tenido, incluso esta misma temporada


Espectacular. Jackie Espinosa en el concurso de mates de Granada-97

Es uno de los clásicos de la liga ACB. Sus 8 campañas así lo certifican, a las que habría que añadirle tres más entre LEB y EBA. Lo conocimos como Jackie Johnson, y le perdimos la pista como Jackie Espinosa, apellido de su madre española. Sus condiciones físicas y su excéntrica personalidad nos garantizó, tanto dentro como fuera de la cancha, el objetivo más preciado en el mundo de la canasta: el espectáculo. Sin llegar a los dos metros, éste neoyorquino nos deleitó con intensidad en ambos aros, vuelos imposibles y una versatilidad de las que no se ven, efectiva.

Creció jugando al baloncesto entre sus tres hermanos mayores (aunque posee otro que es menor que él), de los cuales, uno de ellos, jugó en España hace algún tiempo; sin embargo una úlcera intestinal le obligó a retirarse. Ahora es 'Espi' quién parece tener la retirada a la vuelta de la esquina... o no.

¿DÓNDE ESTÁ ESPINOSA? 'QUÉ HACE?

A sus 36 años, Espinosa se hospeda junto a su segunda mujer, Anina, y sus hijas, en un tranquilo pueblo situado entre Seattle y Washington: Spokane. Una tranquila zona que convive con el escalofriante hecho de haber sido lecho hasta el pasado mes de diciembre del asesino en serie Robert L. Yates.

Tras salir de las pistas, Jackie ha tenido que reconducir su futuro profesional, olvidando su pasado como mecánico de helicópteros para abordar un nuevo reto laboral: ser conductor de trenes, así de sorprendente, como siempre. Este mismo mes está inmerso en un curso para obtener la licencia. 'Ese trabajo es el que pienso hacer durante muchos años cuando me retire del baloncesto' afirma el jugador. No obstante, en la mente del alero aún está el deporte de la canasta añadiendo que 'suelo llamar mucho a José Cobelo, mi agente, para ver cómo va todo en España. Me gustaría asistir a alguna Liga de Verano y mostrar a todo el mundo que aún puedo aportar mucho en la cancha' .

Seguramente muchos de sus seguidores se preguntarán como están los músculos del jugador, y si su estado es óptimo; pues bien, aunque este año su vida ha estado distanciada del profesionalismo deportivo, Espinosa ha alternado su vida laboral con los gimnasios para no perder la forma 'continuo jugando partidos, y todos los días levanto pesas y voy a correr' , asevera el jugador. Sobre su estado físico, Jackie aclara que 'hay muchos jugadores que se retiran porque no pueden dar lo que daban antes, no es mi caso... sí, todavía puedo machacar el aro como siempre. Puedo jugar un partido entero a tope sin problemas, y siempre que pierdo me exijo preguntándome si pude dar más para haber evitado la derrota' apunta Espi.

CUESTIÓN DE ETIQUETAJE

Pese a mostrar un evidente buen rendimiento en las pistas, Espinosa siempre ha sido un personaje controvertido. El alero nunca ha logrado deshacerse de la etiqueta de 'jugador conflictivo', y eso es algo que ha afectado sensiblemente a su vida profesional. Sobre el particular, el jugador responde que 'es una etiqueta falsa, yo siempre trabajo lo más duro posible' . El neoyorquino también tuvo palabras para los árbitros reconociendo que alguna vez tuvo enfrentamientos con ellos 'pero yo nunca perdí el respeto por ellos. Lo siento si alguna vez les he molestado, sé que ellos sólo hacen su trabajo. Siempre dije que los árbitros tienen el trabajo más duro en el mundo del deporte, y yo admiro a todo el que hace esa tarea todos los días' afirma Jackie. El caso es que llevar ese sambenito le ha costado firmar menos contratos y a un precio más bajo. Un claro ejemplo sería el de su última experiencia deportiva, nos situamos en el 17 de enero del 2001, cuando firmó por el Melilla (LEB) hasta final de temporada por poco más de dos millones de pesetas. Esta temporada la oferta más seria ha sido la iniciada por el Cáceres, equipo en el que Alfred Julbe volvió a interesarse por el alero al que repescó hacía 5 años para el Joventut, pero finalmente el acuerdo no fructificó.

JACKIE ESPINOSA, UN TIPO QUERIDO

Espinosa es ese tipo de jugador que presiona sin piedad a sus rivales con su incombustible físico, agotando y maniatando a su par para que éste acabe el partido con las mínimas aportaciones posibles. Además, Jackie también solía echar mano de ese 'Trash talking' que tan efectivo ha sido en la carrera de muchos jugadores, en su mayoría NBA, como Michael Jordan, Gary Payton o Reggie Miller, para derrumbar definitivamente la moral de sus contrarios. Su afición le adora, la afición rival le odia, en cualquier caso siempre transmite emociones.
Al respecto, Jackie comentó en su momento a la revista Gigantes del Basket que 'no es que me dé igual que el público rival se cabree conmigo, es que me gusta. Cuando te miran indiferente, malo; cuando alguien me pita, me insulta, me río y me digo: OK, Jackie, estás cumpliendo con tu trabajo' . La garra y parafernalia que invaden el juego de Espinosa le llevaron a ser un jugador carismático, de esos que dejan huella, entre otros lugares en Badalona. Según Miguel Angel Forniés, jefe de prensa del DKV Joventut, Espinosa 'en Badalona era un jugador muy querido por todo el mundo' , a lo que añade 'Jackie es una persona que lo da todo, para él lo suyo es tuyo, tiene un corazón enorme' .
Esperemos pues verle pronto en las pistas de España, y así, una vez más, poder ser testigos de lujo del 'Show' de Jackie Espinosa.

Carlos Jiménez
Solobasket.com



Últimos artículos relacionados con J. Espinosa
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos