Artículo

Los diez mil del dieciseis
Confirmado como uno de los grandes del deporte en la historia de nuestro país, Pau Gasol sigue rompiendo barreras. Está a punto de alcanzar los 10.000 puntos en liga regular en la NBA, un nuevo récord que sirve como excusa perfecta para repasar sus diez años en la elite del baloncesto internacional

  • Pau, mejor jugador europeo del año para La Gazzetta dello Sport


  • Pau Gasol sigue sumando éxitos en su ya brillante carrera (Foto EFE)

    El debate acerca de quién es el jugador más importante del baloncesto español, el más influyente en la imparable progresión de este deporte en España, desapareció hace ya algunos años. Pau Gasol emergió como gran figura de nuestro baloncesto hace una década, y desde entonces sus pasos agigantados le han convertido, ya no en el mejor jugador español, sino quizá en uno de los mejores deportistas de la historia de nuestro país.

    En los próximos días el mayor de la saga Gasol llegará a los 10.000 puntos en liga regular (en la NBA no se acostumbra a sumar los de la Liga Regular con los del Playoff), una cifra más en la destacada carrera de ala-pívot, pero que nos sirve para repasar los grandes momentos en estos diez años de Pau Gasol en la elite del baloncesto internacional.

    Diez años del debut

    7 de marzo de 1999. Esta es la fecha en la que Pau Gasol conseguía su primera canasta en su carrera como jugador profesional. Fue en la pista del Lobos Cantabria, cuando un joven espigado y delgado de 18 años firmaba 6 puntos, anotando desde todas las distancias posibles (una canasta de dos, un triple y un tiro libre).

    Desde entonces han pasado casi diez años, en los que el mayor de los Gasol se ha confirmado como el mejor jugador de baloncesto que ha dado este país. Su primer gran momento llegaría en la ACB, con su “doblete” con el FC Barcelona en el que fue gran protagonista y escogido mejor jugador de Liga y Copa del Rey. Su salto a la NBA, siendo en aquel momento el jugador europeo de la historia con un número más alto del draft, era sólo un aperitivo de lo que nos esperaba, el inicio de una carrera que hasta el momento ha superado con creces las previsiones más optimistas.

    Cuando Pau Gasol aterrizó en los Memphis Grizzlies se esperaba que su papel pudiera ser relevante, especialmente tras ver su actuación durante la pretemporada NBA, en la que sólo jugadores como Jason Richardson, Speedy Claxton o su propio compañero Shane Battier presentaban mejores números que él. En sus primeros encuentros su papel era el de sexto o séptimo hombre, siendo la primera opción del banquillo para el juego interior.

    Detroit y Phoenix, los dos partidos claves del primer año


    Con los Grizzlies debutó en la NBA y no tardó en convertirse en el líder del equipo (Foto EFE)

    El debut oficial de Gasol fue ante los Detroit Pistons, equipo ante el que anotaría sus primeros puntos en la NBA. Su primera canasta llegaría en un espectacular mate en contraataque. En ese encuentro y en los dos siguientes Gasol promedió 19 minutos y 6,6 puntos, lo que sin duda ya era algo absolutamente inédito para el baloncesto español y para un joven jugador europeo.

    En el cuarto partido llegaría la gran explosión de Pau Gasol, en el encuentro que su equipo perdió ante Phoenix Suns. Aprovechando la lesión de Stromile Swift el jugador catalán firmó 27 puntos, demostrando además que podía ser un jugador completo (5 rebotes y 4 asistencias). A partir de ese choque sus anotaciones serían de 24 puntos, 12, 16...pero lo más importante es que ya no volvería más al banquillo, siendo únicamente suplente en los 3 primeros partidos de la temporada regular (titular en los siguientes 79).

    En su primera temporada todos los aficionados siguieron las actuaciones de un Pau Gasol que se asentó como la referencia de un equipo perdedor, pero que apuntaba al futuro con optimismo con un equipo joven y talentoso que teóricamente debía ser liderado por el mediático Jason Williams. Pau Gasol, que lógicamente había acudido al All Star como rookie, cerraba una temporada brillante a nivel individual, con 17,6 puntos y 8,9 rebotes de media, siendo el debutante más destacado, finalizando líder en puntos, rebotes, tapones y porcentaje de tiro de dos, apareciendo incluso entre los mejores de la NBA en alguno de estos aspectos.

    Su elección como rookie del año fue seguramente una de las votaciones menos igualadas de la historia, ya que de los 126 periodistas especializados que tenían que emitir su voto sobre este galardón, 117 se decantaron por Pau Gasol, no existiendo dudas sobre su coronación. El ala-pívot de Sant Boi obtuvo de este modo el 92,8% de los votos, refrendando así la opinión de los internautas, que en diversas encuestas se inclinaban también a favor de Gasol en más de un 90%. El segundo jugador más votado fue Richard Jefferson, que obtuvo 3 votos. Por último, Jason Richardson, Andrei Kirilenko y Jamaal Tinsley consiguieron 2.

    2006, el año de Pau Gasol


    Con la selección Pau ha conseguido sus mayores logros (Foto EFE)

    En Estados Unidos ser seleccionado para un All Star es un dato que se utiliza para valorar, tras el paso de los años, la dimensión a la que ha llegado la carrera de un jugador. Pau Gasol logró ser seleccionado para el All Star de Houston en 2006, y lo fue en parte porque logró convertir a un equipo perdedor en un conjunto que logró clasificarse para Playoff. Los números de Pau Gasol son increíblemente regulares, ya que en siete temporadas completas siempre ha estado entre 17 y 21 puntos de media, entre 7 y 9 rebotes, y disputando siempre entre 30 y 40 minutos por choque.

    En su carrera destacamos también otros dos momentos, aunque quizás el más importante no se produjo en la liga estadounidense. En el mundial de Japón en 2006 Pau Gasol fue el líder de la selección española, a pesar de no poder disputar la final por una inoportuna lesión ante Argentina. Su gran papel en otros campeonatos (siendo máximo anotador de los dos últimos Juegos Olímpicos) le ha aportado al jugador una importancia y una trascendencia mundial.

    Los medios de comunicación españoles, cansados de destacar las grandes actuaciones individuales de Gasol y de sus fracasos colectivos (no pasó de primera ronda de Playoff en sus seis primeras temporadas en la liga jugando únicamente 12 partidos de Playoff), recibieron con gran alegría su fichaje por los Ángeles Lakers, un mítico equipo en la liga y que además cuenta con uno de los mejores jugadores del mundo: Kobe Bryant. Su llegada a LA fue la recompensa a tantos años de trabajo, fichando por fin por un equipo con todas garantías de poder hacer un papel importante en Playoff.

    Gasol fichó por los Lakers el primer día del mes de febrero de este año, y cinco días después debutaba con su nuevo equipo, demostrando ya cuál sería su papel en el equipo. Los 24 puntos y 12 rebotes ante los Nets fueron un aviso de la gran motivación con la que llegaba a los Lakers un jugador con ganas de llegar lejos en la competición.

    En sus primeros meses con el equipo angelino Pau Gasol vivió unos momentos inolvidables, en los que pasó de un equipo sin aspiraciones y con poco apoyo de sus aficionados, a jugar para ganar todos los partidos en compañía de los actores más conocidos del “mundillo” de Hollywood. El título de la Conferencia Oeste sería sin ninguna duda el mejor momento a nivel colectivo de Gasol, aunque el recuerdo de la “barrida” sufrida por los Celtics fue un duro golpe para cerrar otra temporada inolvidable. A pesar de este palo hay que destacar que en su primera temporada con los Lakers Gasol jugó prácticamente el doble de partidos de Playoff que en toda su carrera, sin duda una experiencia que le será muy útil en sus siguientes participaciones en eliminatorias por el título.

    10.000 puntos en Regular Season, una cifra al alcance de muy pocos europeos


    Pau Gasol cumplió uno de sus sueños al fichar por Los Lakers (Foto EFE)

    Pau Gasol llegará en uno o dos partidos a los diez mil puntos en liga regular, ya que en estos momentos acumula 9.980. Para entender la importancia de llegar a una cifra tan importante hay que repasar la lista de jugadores que la han alcanzado. De los más de 40 europeos que este año juegan en la NBA, sólo hay dos jugadores que han logrado rebasar estos diez mil puntos, Peja Stojakovic y Dirk Nowitzki, aunque ambos llegaron a la liga tres años antes que el propio Pau Gasol.

    Dentro de poco tiempo Gasol podría superar a uno de los más míticos jugadores europeos que han jugado en la NBA y que destacó precisamente en los Lakers, el pívot Vlade Divac, que acumuló 13.398 durante 16 temporadas en la NBA. Aunque las comparaciones son tremendamente injustas, jugadores como Petrovic, Tony Parker, Dino Radja, Danilovic, Sabonis o Marchulenis, no pudieron llegar a los números de Pau Gasol. Ni el propio Toni Kukoc, con más de 800 partidos en la liga, pudo alcanzar los diez mil puntos (se quedó a sólo 190).

    Ginobili, Oberto o Kukoc, algunos ejemplos a seguir

    Con nada que demostrar como jugador y con una fiabilidad, implicación y profesionalidad en la pista demostrada durante estos últimos ochos años, a Gasol sólo le queda un reto importante, que no es otro que ganar el anillo. Seguramente este año repetirá presencia en el All Star, y sus exhibiciones y status en la liga seguirán dando mucho que hablar. Aún así nada es comparable a finalizar una carrera con un anillo de campeón, y es por ello que muchos jugadores renuncian en sus últimos años a muchos dólares a cambio de estar en un equipo con aspiraciones.

    Gasol no ha tenido que renunciar ni mucho menos a un contrato importante (más de 15 millones este año, en el Top20 de la liga), y además llega a un equipo ganador en la que es considerada como una de las mejores edades de un deportista. El objetivo será ahora el de lograr lo que antes ya hizo Tony Kukoc, que ganó en tres ocasiones el anillo, o más recientemente Tony Parker. Un compañero del francés en los Spurs es Fabricio Oberto, el último jugador capaz de ganar la ACB y posteriormente la NBA.

    El próximo mes de julio Pau Gasol cumplirá 29 años, sin duda una edad que aún nos permite pensar que a su carrera le quedan muchos retos por completar. En numerosas ocasiones el propio jugador ha declarado que su ilusión sería terminar su carrera en Europa, y por eso es importante que al jugador le queda este año y dos más de contrato con los Lakers, por lo que terminaría su actual contrato con prácticamente 31 años. Su regreso a su país parece ciertamente complicado, teniendo en cuenta las cantidades que podría conseguir en la NBA, aunque también es cierto que en ese momento ya habrá cumplido una década en Estados Unidos.

    Haber conseguido un anillo en la NBA puede tener un peso importante en la decisión de Pau Gasol, porque ganar el título es en estos momentos el gran reto que le queda al jugador. Volver a Europa supondría tener la oportunidad de completar aquel doblete de la temporada 2000-01 (ganó liga y Copa del Rey pero faltó la Euroliga), que no fue posible por una más que inoportuna apendicitis.

    Marcus Ramon
    ACB.COM

    Últimos artículos relacionados con Pau Gasol
    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-

    Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos