Artículo

Portela: "La Minicopa es una excelente muestra del poder del baloncesto"
Dentro del extraordinario ambiente de fiesta que se respiraba en la jornada final de la Minicopa. El polideportivo Antonio Magariños contó con la presencia de caras conocidas. La final del torneo contó con la presencia de Eduard Portela, Presidente de la ACB, quien señaló que "esta final de la Minicopa es una excelente muestra del poder del baloncesto"


Eduard Portela entregó el trofeo al MVP de la Minicopa

Redacción, 22 feb. 2009.- Como no podía ser de otra forma el Polideportivo Antonio Magariños vistió sus mejores galas y contó con un ambiente sensacional. La magia de esta mítica cancha envolvió una última jornada donde el público se entregó a unos chavales que no defraudaron y ofrecieron un espectáculo propio de un partido ACB.

El Presidente de la ACB, Eduard Portela, asistió a la Final y entregó al DKV Joventut el trofeo como campeón del torneo. Además, otras caras conocidas como las de Rafael Jofresa o Walter Szczerbiak no quisieron perderse el desenlace de esta sexta edición de la Minicopa. Todos ellos, al igual que el resto de asistentes, disfrutaron del espectáculo y destacaron el valor de la competición. “La Minicopa es un torneo muy especial que cada año va a más”, afirmó Eduard Portela. Por su parte, Szczerbiak resaltó la calidad de la final: “parece un partido de liga, es increíble el ambiente y la emoción que se vive aquí”.

Tanto Walter Szczerbiak como Eduard Portela elogiaron el juego mostrado por los dos equipos, así, el ex jugador del Real Madrid afirmó que “me gusta el esfuerzo, la técnica y la inteligencia de muchos de los jugadores que he visto. El espectáculo de la final demuestra el gran nivel que hay en el baloncesto español”. Por su parte, Portela destacó que “esta final de la Minicopa es una excelente muestra del poder del baloncesto”.

El colorido y el buen ambiente de las aficiones presentes contagió al resto de asistentes y se vivieron momentos de gran carga emotiva, con el público coreando y animando a todos los jugadores y aplaudiendo el esfuerzo de los cuatro equipos. La fiesta era completa en el Magariños, un pabellón cargado de historia. “Es un escenario ideal para la Minicopa. En el Magariños se respira baloncesto tanto en la pista como en la grada”, señaló Eduardo Portela.

A la conclusión de la mañana poco importaba el resultado final. Todos eran ganadores porque en la Minicopa ACB el gran premio es la ilusión de cada uno de los niños que vive y participa en el evento.

Comunicación ACB

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos