Crónica

El Regal Barça se mete en la final tras 45 minutos de suspense (86-78)
El Regal FC Barcelona eliminó a Unicaja (86-78) para meterse en la Final ACB con un triunfo épico tanto por la resolución (con una prórroga) como por el esfuerzo malagueño, que puso las cosas muy difíciles a los Navarro, Andersen y compañía

86-78
2-1

EstadísticasListado de jugadas
CrónicaFotos del partido
Barça, abonado al suspenseTAU-Regal Barça, gran final




Boniface Ndong fue un duro escollo para el Regal FC Barcelona (Foto EFE)

Redacción, 7 jun. 2009.- El Regal FC Barcelona vuelve a la Final ACB tras vencer a Unicaja en una serie en la que ha tenido que sudar hasta el último segundo para repetir el choque del año pasado contra el TAU Cerámica. Los de Xavi Pascual dominaron el encuentro gracias a una mayor profundidad de banquillo, pero tuvieron que pelear durante 45 minutos contra un conjunto malagueño que lo dio todo a pesar de sus bajas y a pesar del cansancio.

Fue un partido de rachas, de coraje y de confianza, un partido en el que los locales dominaron desde el triple para acabar venciendo por agallas y por David Andersen (17 puntos), que volvió a ser un sólido pilar. Juan Carlos Navarro apareció cuando más falta hacía para contrarrestar (18 puntos) el grandísimo trabajo de Ndong, Archibald, Cabezas y Kelati (50 puntos entre los cuatro).

El partido respondió a las expectativas, a lo que se espera del choque entre el segundo y el tercer mejor equipos de la Liga. Un partido de verdad en el que ambos merecían ganar; la serie ha ido de menos a más en todos los sentidos, explotando al final con un regalo en forma de prórroga que hizo justicia a lo que los aficionados deseaban: un poco más de baloncesto. Sólo habrá que esperar hasta el jueves para otro episodio de la mejor serie posible, al menos sobre el papel: el TAU Cerámica intentará revalidar el título ante un Regal Barça que ya ha afinado todas sus teclas.



El tercero siempre es diferente

Desde el primer minuto quedó patente que éste no era un partido cualquiera. Con un Palau Blaugrana rugiendo desde la primera canasta fácil de David Andersen, el choque tenía un tinte bien distinto al de hace una semana. Gomis desatascó el primer ataque de Unicaja con un triple sobre la bocina. Hoy sólo valía ganar.

Los dos entrenadores entraron al trapo del choque de centímetros entre Santiago-Ndong, que se transformó en algunas imprecisiones cerca del aro y en una apuesta infructífera por el triple (2/6 tras 5 minutos en total). Pero el senegalés ganó la primera batalla: tras una anotación exquisita del puertorriqueño, Boni saca un 2+1 que envía a Santiago al banquillo por culpa de su segunda falta.

El partido tenía ritmo y garra. Basile recibió un soberbio tapón de Welsch que Fran Vázquez, relevo de Santiago, devolvió sobre Gomis en el otro aro. 12-12 y el sabor de Playoff impregnando el veterano Palau Blaugrana. Los de Xavi Pascual se sentían más a gusto desde triple (Lakovic dos, Andersen uno y Grimau otro), lo que dio las primeras ventajas, aunque escuetas, a los locales. Por su parte, los de Aíto se encallaron en la rotación y sólo acciones puntuales fruto de desajustes, faltas o soluciones individuales les mantenían a tiro de piedra en el marcador. Un canastón marca de la casa de Grimau al término del primer cuarto materializó lo que se había visto en la cancha: 23-19 para los culés.

El Regal FC Barcelona acelera, pero Unicaja sobrevive

Arrancó el segundo cuarto con un Regal FC Barcelona que seguía estando más cómodo en la cancha. Basile convirtió tres triples al más puro estilo "Il Basso", mientras que los malagueños vivían de Kelati (autor de alguna canasta de otro planeta, absolutamente defendido) y de las acciones individuales de Archibald (tres canastas casi consecutivas ante un desconcentrado Ilyasova). Pero vivían (34-27 en el minuto 14), que al final es lo único que cuenta.

Volvió Cabezas (inadvertido en los primeros minutos de partido) justo cuando Juan Carlos Navarro, que protagonizó otro arranque diesel, despertó con un triple que colocaba el 37-27, máxima diferencia local. Se antojaba una dura cuesta arriba para un Unicaja que no encontró la fluidez de juego en ningún momento y en el que el poder de Ndong bajo los aros no estaba siendo suficiente.

El arsenal del Regal FC Barcelona, por otro lado, parece inacabable: en el peor momento visitante, Ilyasova hurgó en la herida con un triple y un mate tan simbólico como potente sobre Ndong. El marcador reflejaba 42-33 en contra de un conjunto malagueño que sólo conseguía anotar desde tiro libre (no anotó un tiro de campo desde el minuto 14 hasta el 20, pero selló el cuarto con 8/8 desde la línea). Y para colmo, técnica a Aíto. El entrenador madrileño, aplaudido con convicción por el público que lo amó y odió durante casi 20 años, no encontraba soluciones.

No encontraba soluciones, pero Unicaja sobrevivía. Cabezas sumó el primer tiro de campo en seis minutos con un triple que situaba el 45-38 al descanso. No parecía mal resultado en Barcelona ante un Regal Barça que metió 9 de los 12 triples lanzados en la primera parte.

Unicaja quiere estar en la Final

Pero hoy sólo vale ganar, no sobrevivir. Y así lo demostró Unicaja: gran defensa de Carlos Jiménez (un robo y tres rebotes en tres minutos), la efectividad de siempre de Archibald y 45-42 en un suspiro. El público se acordó de repente de que su equipo se estaba jugando el acceso a la final y volvió el sabor a Playoff. Kelati aportaba en ataque y sacaba de quicio a Lakovic, que no podía ni dirigir ni tirar con comodidad.

El partido tenía de todo... menos polémica. Andersen lanzó bajo los aros en un mar de brazos y el público culé se enganchó del todo al encuentro con la primera y sonora protesta. Ndong protestó la acción siguiente y se llevó la técnica. Ya estaban en la mesa todos los ingredientes del menú. Un menú de lujo con 51-46 a falta de 15 minutos. Con la tensión in crescendo, las estrellas (Andersen, Navarro, Gomis, Kelati) dieron un pase adelante para transformar el partido en un duelo de pistoleros, aunque con la pólvora un poco mojada. Los técnicos se apresuraron a pedir tiempo muerto sabiendo que quien cogiera antes las riendas del partido, tendría mucho más cerca el triunfo.

Del embrollo salió con ventaja Unicaja, que empató el partido (55-55) con cinco puntos consecutivos de Gabriel y que salvó otro cuarto con no sólo las oportunidades intactas, sino el feeling de que el partido estaba a su alcance si conseguían mantener la garra y la concentración. Cabezas anotó dos tiros libres más y 23 minutos después, los malagueños retomaron la ventaja en el marcador (55-57). Cuatro tiros libres de un Regal Barça que se olvidó de lanzar de tres (0 de 3) dejó el escenario más interesante que nunca para el tramo final (59-57).

Equilibrio de talento

Kelati y Cabezas adelantaban de nuevo a Unicaja en un partido totalmente caldeado, con robos de balón, errores fruto de los nervios y un triple de Basile (el décimo del partido, pero el primero de la segunda parte), que dio un respiro a los azulgrana (64-61). A pesar de la extenuante defensa visitante, los locales entraron en bonus a falta de seis minutos... mientras que los de Aíto aún no habían cometido ninguna falta. Andersen cometió su cuarta y la quinta de su equipo en este cuarto.

Navarro pareció que encendía la chispa con un triple, pero después la llama moría con un nuevo tapón del excelso Archibald. El partido seguía creciendo en acierto y emoción: triple de Cook y dos más uno de Sada que mantenían el status quo: (70-68). Ndong aprovechó un rebote ofensivo para dejar la suerte del partido en el aire a falta de un minuto. Un ataque infinito del Regal FC Barcelona (tres rebotes ofensivos y tres faltas de Unicaja) se decidió con una canasta de Andersen de gancho que fue brillantemente secundada por Ndong (inmenso en los dos aros, haciendo su trabajo y el del lesionado Haislip) a tabla. Más igualdad imposible: ¡prórroga!

Navarro perdió un balón clave al intentar seguir un pick&roll y los malagueños no acertaron a tirar (Cabezas estuvo bien defendido y Ndong no miró el aro) hasta que Cook falló sobre la bocina desde siete metros. Unicaja se enfrentaba a su séptima prórroga esta temporada: la seis anteriores acabaron con derrota verde.



Se acabó la gasolina

En la prórroga llegó el momento de los jugones. Andersen y Navarro cogieron la temperatura del partido, mientras Cook era eliminado por cinco faltas. La profundidad de banquillo del equipo de Pascual se hizo patente al final. A igualdad de condiciones, la duración del partido jugaba en contra de los de Aíto. Una canasta de Fran Vázquez a dos minutos del final y otra penetración demasiado fácil de Sada a un minuto y medio, hacían inútil el épico esfuerzo y la consistente defensa de los malagueños (84-76).

La historia se repitió y Unicaja cayó en la prórroga, como sucedió en la Final de la Copa del Rey. De nuevo un partido que se resuelve en el Palau con un fallo en el último lanzamiento de los malagueños. En cualquier caso, es un dignísimo final para un equipo que ha luchado hasta el último aliento con importantes bajas.

Por su parte, un Regal FC Barcelona que ha ido de menos a más en esta eliminatoria, llega a la Final ante un viejo conocido y con la moral reforzada: sin hacer su mejor baloncesto están a un paso del título. Un último minuto ya sin tensión dejó para la historia el 86-78 que no hace justicia a la emoción que vivimos en el último partido de semifinales.

Roc Massaguer
@rmassaguer
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona
Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona
Últimos artículos relacionados con Baloncesto Malaga S.A.D.
Resto de la jornada



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos