Artículo

John Lucas: "Jugar en el TAU Cerámica es una bendición del cielo"
John Lucas apenas lleva un mes en Vitoria pero está dejando su impronta. Veloz e impredecible, considera la oportunidad de luchar por el título “una bendición del cielo”. Hijo de una leyenda NBA, al debutar llamó a casa y explicó que “’todos son buenísimos en mi equipo, todos pueden jugar’”


John Lucas parece preguntarse si se dirigen a él (Foto Aitor Arrizabalaga)

John Lucas tuvo en sus manos el balón de la victoria, un imposible a dos segundos del final. Falló, pero ya tiene mucho valor que fuera él el elegido: se lo ha ganado en apenas un mes en el equipo, convirtiéndose rápidamente en protagonista en un TAU Cerámica lleno de estrellas.

Sin ir más lejos, en el primer partido de la Final ACB anotó un lejanísimo triple que daba vida al TAU en el último cuarto, acabando con seis puntos en 12:51. Una adaptación y rendimiento rápido en un equipo por el que también han pasado esta temporada Mustafa Shakur y Vlado Ilievski como bases ‘suplentes’ de Pablo Prigioni, ambos con menor protagonismo que el que se está ganando John Lucas III.

“Cuando jugué mi primer partido, ante el MMT Estudiantes, llamé a casa en Estados Unidos y les dije que ‘todos son buenísimos en mi equipo, todos pueden jugar’”, explica, entusiasmado ante la oportunidad que le ha ofrecido el destino en la recta final de la temporada: “llegar a un equipo como el TAU a esta altura de la temporada es una bendición del cielo. Tiene un gran entrenador y muy buenos jugadores; es un grandísimo club... no puedo pedir más. Bueno, sí, ganar el título por segundo año seguido”.

Lucas sonríe y sigue alabando al TAU Cerámica: “aquí se está muy bien, los aficionados, la ciudad y el club son de primera... todo está al máximo nivel. Diría que es como la NBA... pero la afición lo vive mucho más y cada partido significa más para nosotros porque no queremos decepcionar a la ciudad. De hecho, nos apoyan cuando estamos jugando y también fuera de la pista, es increíble”.

Sobre su adaptación, es consciente de que acaba de llegar y, por tanto, dice que “quiero hacer lo que pueda en la pista, salir y jugar duro, dar energía, defensa, velocidad y equilibrio en ataque. Realmente, lo que me pida el entrenador”.

Lucas asombra por su velocidad y sus tiros en suspensión. “Sé que soy un jugador divertido de ver –“Exciting”, recalca-. Quiero darle mucha energía al equipo cuando entro a la pista: velocidad, intensidad, un ‘tempo’ alto... Prigioni juega de un modo, yo de otro y cambiamos el ritmo del juego haciendo muy difíciles las cosas al equipo rival. Cuando se acostumbran al juego de Prigioni llego yo y tienen que cambiar todos los esquemas; cuando vuelve Pablo, les mata. Es una situación en la que sólo podemos ganar”.

Comunicación ACB

Últimos artículos relacionados con Saski-Baskonia S.A.D.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos