Artículo

Berni Álvarez: tres puntos... y seguido
Recuerda la carrera de uno de los mejores tiradores españoles de los últimos años, que anunció recientemente su retirada del baloncesto profesional. Toda una institución en Valencia, Lleida y Tarragona que seguirá vinculado al mundo del basket


Berni Álvarez, anunciando su retirada (Foto CB Tarragona)

Redacción, 21 de mayo de 2010. Ésta es la historia de un chico criado en Tarragona que, hasta los 14 años, prefería dar patadas a un balón. Hasta que una pelota naranja se cruzó en su camino, y descubrió que había algo más gratificante, mucho más, que introducirla en una portería. Cuesta creer que, hasta ya bien entrado en la adolescencia, uno de los mejores tiradores españoles de las dos últimas décadas no había hecho uso aún de esa muñeca privilegiada. Así empezó la carrera de Berni Álvarez, que 23 años después de dejar para siempre el deporte de la patada ha colgado las botas convertido en una institución en cada equipo de baloncesto dónde ha jugado.

"Cuando me cogió, me cogió muy fuerte", confiesa Berni, "Yo sólo quería jugar y divertirme. Me lo pasaba bien tirando". Y tan bién lo hacía que entro en el club de su ciudad, el C.B. Tarragona. Pasó por el junior hasta llegar al primer equipo, viviendo el ascenso de su equipo a la entonces Primera B, antesala de la ACB. Entonces llegaría el momento en el que se dio cuenta de que el baloncesto iba a ser su vida. Tras rechazar otras ofertas de equipos de su categoría, llegaría la llamada que cambiaría su carrera para siempre: "Fui con Pamesa a la Liga de Verano de Alcoy, y me dijeron que me querían fichar, y además por dos años, porque veían en mi que podía jugar en ACB", explica Berni, "ahí fue cuando me di cuenta de que me iba a dedicar a esto".

El joven Berni aterrizaba en un equipo joven, en plena reconstrucción. El Valencia acababa de sufir un doloroso descenso a la heredera de la Primera B, la liga EBA (equivalente entonces a la actual LEB Oro) y la apuesta era por la joventud, con el gran (y exigente) Miki Vukovic de técnico. "En aquella Liga de Verano coincidí con Víctor Luengo, Nacho Rodilla, J.J. Llamas, Jesús Fernández, César Alonso...", recuerda Berni, "ese grupo fue el que jugó el año siguiente, y con el que conseguimos el ascenso a ACB. Aquel año trabajábamos muchísimo, pero fuera de la pista nos lo pasábamos genial. Recuerdo estar entrenando dos horas como animales con Miki Vukovic, y cuando acabábamos nos quedábamos haciendo un rondo al lado. Miki salía de su despacho y se nos quedaba mirando, diciendo "¡¿Pero qué hacéis todavía aquí?!". Creamos un buen rollo que fue una de las claves para que todo esto fuera para arriba".

El ascenso a ACB sería una realidad. Era el debut de Berni en la máxima categoría, con 25 años: "Yo intentaba disimular, pero cuando hablaba con la gente de Tarragona, con mis padres en pretemporada era como "He jugado contra el Madrid... ¡contra Herreros!". Y luego resultaba que llegabas ahí y jugabas tus 25 minutos. Entre nosotros mismos nos decíamos que era normal, pero por dentro estábamos como niños jugando contra la gente que habías visto por las revistas o por la tele. Ilusionadísimos".


Berni Álvarez, en un partido ante el KK Zadar (Foto EFE)

Esa ilusión se contagiaría a la afición valenciana, que desbordaba la Fonteta tras el vía crucis del año en EBA. "A veces se quedaban dos mil personas fuera", recuerda Berni. Tras acabar undécimos en el año del reencuentro con la ACB, al siguiente llegaría uno de los momentos más inolvidables de la historia del Valencia Basket: "Aquel año empezamos muy bien la liga, nadie nos tomaba en serio, decían "estos de Pamesa ya bajarán", y al final nos metimos en la Copa sin demasiados problemas, pero séptimos". Era la Copa de 1998, en Valladolid. "En el sorteo nos tocó el Tau en cuartos, que venía de ganar 13 seguidos con Scariolo, con Espil, con Bennett, con Brent Scott... Nos plantamos ahí, con la ilusión de ir dónde no habíamos ido nunca. Hicimos un partido muy serio, a nuestro ritmo, y ganamos". El CB Valladolid, el organizador, había dado la otra campanada eliminando al Real Madrid de Bodiroga, y sería el siguiente rival. Sin el exterior americano Reggie Fox, lesionado, tanto Berni como Víctor Luengo tuvieron la oportunidad de tener más minutos., ayudando a que el Valencia Basket pudiera derrotar a los pucelanos y plantarse en la final ante DKV Joventut."No nos lo creíamos".

Pero se lo acabaron creyendo: "Aunque Aaron Swinson se cargó de personales, ganamos bien, de 14 puntos (89-75). Aquello fue una locura. Estábamos en el vestuario, saltábamos, llorábamos y decíamos "¿pero qué hemos hecho?". Aquello fue el momento máximo, aquel subidón de decir: "estábamos en EBA hace dos años y ahora hemos ganado la Copa del Rey". Se me pone la piel de gallina todavía". El mejor momento de la carrera profesional de un jugador que no hacía mucho jugaba todavía en el humilde C.B. Tarragona.

Al año siguiente, el premio sería disputar la Copa Saporta: "Fue de esas cosas que recuerdas siempre. Al principio, veíamos el mapa y contra quién nos había tocado, y decíamos "¡Mira, iremos a Riga, iremos a Israel!". Luego nos metimos mucho en el papel y ganamos todos los partidos de la primera fase. Coincidió que teníamos un americano, Bill Varner, que no consiguió el pasaporte comunitario, y eso nos abrió las puertas. En el quinteto titular, por fuera, estábamos Nacho Rodilla, Víctor Luengo y yo, y jugábamos 30-35 minutos cada día". Tras eliminar al DKV Joventut y al Aris de Salónica en las eliminatorias, la Benetton entrenada por Zeljko Obradovic, con gente como Danilovic, Nicola, Rebraca y Tomás Jofresa fue demasiado en la final de Zaragoza.

El Valencia Basket se quitaría la espina en la temporada 2002-03 llevándose la Copa ULEB, pero Berni (que ejerció de comentarista radiofónico en aquella final) estaba entonces más al norte, en su segundo año en Lleida. De vuelta a Cataluña, el excelso tirador sería una de las claves de un equipo, el Caprabo Lleida, que conseguiría el hito de colarse en el Playoff en su primer año en ACB. "La ilusión de la gente era una pasada", recuerda Berni, "la de la ciudad, y la del resto de la provincia. Los dos primeros años fueron increíbles, porque la misma ilusión que había vivido en Valencia estaba ahí. Había tenido la misma suerte de enganchar un equipo que, desde la nada prácticamente, pasaba a hacer historia como el único debutante en entrar en Playoff".


Berni Álvarez, en su época en el Caprabo Lleida (Foto EFE)

Como octavos de grupo, se enfrentarían al campeón de la Fase Regular, al F.C. Barcelona de Aíto, Jasikevicius, Navarro, Dueñas, Karnisovas, Okulaja... Una victoria del Caprabo en el pabellón de Barris Nord llevaría la eliminatoria al cuarto partido, donde el Barça pudo sentenciar finalmente en el mismo escenario. Pero la eliminación acabó siendo otro momento histórico en la carrera de Berni Álvarez. "Se acabó el partido, y la gente se puso a aplaudir la temporada mientras saludábamos. Fuimos al vestuario, pero nos dijeron que volviéramos a salir, que aún estaban. Así se tiró todo el pabellón durante 20 minutos, aplaudiendo. Era la misma ilusión de estar en LEB dos años antes, y acabar jugando en Europa".

Tras dos años más en Lleida, Berni Álvarez decidió volver a casa, a Tarragona, rechazando incluso una oferta de Italia. Su ilusión era acabar la carrera en su CBT de toda la vida, y así fue (con otra breve experiencia en Lleida en medio). Tras una brillante carrera de 6 años en las categorías LEB, llegó el momento de la retirada, anunciada oficialmente en rueda de prensa el pasado día 12 de mayo (con ilustres invitados como Roger Grimau, Nacho Rodilla o Jaume Comas). Pero esto no supondrá que Berni se aparte de su pasión: el baloncesto. A sus 37 años, jugará partidos con los veteranos del Power Electronics Valencia, seguirá con su campus de tecnificación de tiro, y aspira a conseguir este verano el Curso de Entrenador Superior, que le permitiría entrenar a nivel nacional. Esa pasión que nació tarde en Berni Álvarez difícilmente se apagará. Aún quedan muchos triples por meter en esta vida.

Carlos Peralta
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Berni Álvarez
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos