Artículo

Tiago Splitter, tocando el cielo
Toda una década trabajando duro para convertirse en la brillante estrella que es hoy, permite ahora a Tiago Splitter alcanzar la gloria, llevando a su equipo a lo más alto y conquistando metas que hasta ahora parecían inalcanzables. El brasileño ha tocado el cielo

Redacción, 17 jun. 2010.- Tras una temporada de claroscuros, lesiones y sinsabores, todo ha quedado olvidado en Vitoria. El espectacular triunfo del Caja Laboral, logrando un título por el que nadie apostaba, ha servido para descubrir al mejor Fernando San Emeterio, observar la enorme calidad que atesora Marcelinho Huertas, ver al mejor Lior Eliyahu de la temporada, comprobar que cada una de las piezas baskonistas funciona a la perfección… Pero, sobre todo, ha servido para reafirmar el grandísimo jugador que es Tiago Splitter.

Su calidad hace tiempo que ya nadie la discute. Sin embargo, todavía podía llegar más alto y esta Final ACB ha permitido al pívot hispano-brasileño alcanzar las cotas más altas de su carrera.

Tiago SplitterEmulando a un genioArvydas Sabonis
El pívot del Caja Laboral ha conseguido algo que, tan solo un “gigante” como Arvydas Sabonis había logrado hasta el momento: conseguir en una misma temporada el MVP de la liga regular y de la Final ACB. El brasileño ha completado una campaña brillante, en la que lideró el Ranking de Valoración en 27 de las 34 jornadas disputadas, con una media de 21,2 puntos. Ya en el Playoff ha finalizado también siendo el más valorado (22), el máximo reboteador (7,38) y el segundo máximo anotador (16,5)

Allá por el año 2000…

Con sólo 15 años, Tiago Splitter salió de su Brasil natal, para iniciar una carrera que, de la mano del club vitoriano le ha permitido alcanzar la gloria. Primero con el Araba Gorago en la EBA y después con el Bilbao Basket en la LEB, el jugador se fue curtiendo antes de incorporarse definitivamente al entonces TAU Cerámica, un club en el que ha ido creciendo año a año.

Entrar en el Olimpo no está al alcance de cualquiera, pero Splitter esta temporada ha conseguido que se abran sus puertas de par en par para él, tras diez años de duro trabajo y esfuerzo.

"Me he curtido aquí. Llevo diez años en las filas del Baskonia y estoy muy contento. Cuando llegué aquí con quince años no me podía ni siquiera imaginar que me podía ocurrir algo así. Estoy muy agradecido a todos los que me han ayudado y estoy muy contento por haber conseguido este logro", explica el brasileño en declaraciones al diario Noticias de Álava, en donde también tiene palabras de agradecimiento hacia Iñaki Iriarte, el hombre que ha trabajado con él para llevarle hasta aquí. "El Iri es el que está todos los días conmigo en la cancha ayudándome, viendo vídeos, dándome consejos... Nos hemos peleado muchas veces porque los dos somos cabezones, pero al final hemos hecho un buen trabajo y le tengo que dar las gracias por todo lo que ha hecho por mí", comenta en el artículo de Borja Mallo publicado este jueves.

Primero como escudero de Luis Scola, otra de las grandes estrellas de la historia baskonista, y después como auténtico líder del equipo, Splitter se ha hecho un sitio en la historia de la competición nacional, consiguiendo unos números muy difíciles de alcanzar.

Así, ha disputado un total de 251 partidos en la ACB, en los que ha logrado superar los 6.000 minutos en pista (6.058), anotando un total de 2.887 puntos y capturando 1.340 rebotes.

Una temporada de luces y sombras


Tiago Splitter lo acapara todo: Trofeo de liga y reloj de campeón (ACB Photo)

La campaña 2009-10 no comenzó con buen pie para Tiago Splitter. Se estrenaba como capitán y ya antes de arrancar mostraba su ilusión y expresaba sus deseos de “ganar todas las competiciones”.

Sin embargo, el primer golpe llegaba en el torneo inaugural, la Supercopa ACB, en donde caían en semifinales por un contundente 62-87 ante el Real Madrid.

Con el avance de las semanas, las lesiones aparecieron y mermaron considerablemente la aportación del jugador brasileño que, pese a todo, seguía ayudando al equipo y manteniendo un nivel más que aceptable.

Una fuerte contusión en el tobillo izquierdo dejó al pívot brasileño en el dique seco durante varias semanas, dejándole fuera de la Copa del Rey. “He estado bastantes días sin entrenar, he podido jugar pero he vuelto a tener dolor y la verdad es que ahora estoy en una situación crítica. Ahora mismo esto es lo que hay, ya veremos más adelante como evoluciona el pie”, decía con tristeza tras confirmarse su ausencia en el torneo del KO, en el que su equipo superó los cuartos de final, pero volvió a sucumbir ante el Real Madrid en semifinales.

Casi dos meses después, el jugador volvía a las canchas una vez recuperado y lo hizo demostrando su enorme talento. No perdió el altísimo nivel que había mostrado antes de lesionarse y se mantuvo como el jugador más regular, liderando el ranking de valoración durante gran parte de la temporada.

Así, como no podía ser de otra forma, entrenadores, jugadores, prensa y afición decidieron que él era el claro ganador del MVP Orange de la ACB 2009-10, siendo incluido por primera vez en su carrera en el Quinteto Ideal de la competición.

Preparado para su nuevo reto, afrontó el Playoff 2010 en un momento espléndido, que quedó refrendado con actuaciones memorables como la realizada en el último partido de la Final, en el que sumó 36 puntos de valoración, su récord en la ACB.

MVP de la Final, Splitter siguió mostrando su gran humildad y tuvo palabras de agradecimiento para todos aquellos que habían ayudado a conseguir este éxito. “Esto es increíble”, repetía una y otra vez sin borrar la sonrisa de su rostro.

Esa calidad, tanto deportiva como personal, algo que recuerdan una y otra vez las personas que le conocen. “Tiago es nuestro 'MVP', el jugador referencia”, dice el otro héroe de la final, Fernando San Emeterio en una entrevista en El Correo. “Un tío nada egoísta que, aparte de lo que nos da en ataque, atrás está en todos los lados. Ha hecho una serie contra el Barça impresionante, peleándose en los rebotes con todos los pívots rivales y siendo siempre superior. Y además, como persona, es un fenómeno”, afirma el escolta cántabro.



Un ídolo de la afición

Su buen hacer, desde que llegó a tierras alavesas, ha convertido a Tiago Splitter en todo un ídolo de la afición baskonista. Los gritos de “Tiago quédate”, al término del tercer partido de la Final, mostrándole un cariño que ha calado hondo en el jugador.

“Ha sido muy emotivo, quiero muchísimo a la gente de Vitoria. Son ellos los que merecen este título, porque han sufrido mucho”, decía emocionado Splitter al término del encuentro.

Está claro, que ese cariño mostrado por todos los integrantes del club, desde su presidente hasta el último aficionado, podría ser uno de los factores determinantes si el jugador decidiera seguir la próxima temporada en el Caja Laboral, algo que, ahora mismo, es una incógnita.




Y ahora ¿qué?

El pasado martes, ante el Regal F.C. Barcelona, Tiago Splitter volvió a deslumbrar en el que, quizá, haya sido su último partido en la ACB. El jugador podría cumplir el próximo año su sueño de jugar en la NBA, aunque asegura que todavía no tiene nada decidido.

“Todavía no sé lo que voy a hacer. Si fue mi último partido es la mejor forma de despedirse, pero ahora mismo no sé lo que voy a hacer. Tengo que pensar y ver qué es mejor para mí y para mi familia. Aún tengo contrato y una opción para irme. No sé qué va a pasar”, aseguraba tras el encuentro.

El jugador firmó en junio de 2008 la renovación de su contrato hasta final de 2012, aunque con una cláusula que le permite marcharse a la NBA, algo que su presidente parece tener asumido.

“Su deseo es marcharse a la NBA y lo normal es que juegue allí la próxima temporada. No tenemos una confirmación absoluta, pero es su deseo y lo más probable es que se vaya a Estados Unidos”, declaraba Josean Querejeta tras el acto de entrega del “Reloj de los Campeones” al equipo.

El dirigente baskonista reconocía que Tiago Splitter “es insustituible, ya que estamos ante el que puede ser el pívot más dominante en Europa”.

Pase lo que pase, han sido 10 años en el club vitoriano y 7 disputando la máxima competición española. Tiago Splitter ha marcado una época, alcanzando cotas que le han permitido tocar el cielo.

Estamos ante uno de los jugadores que dejará su impronta en la ACB y que, gracias a su juventud, todavía tiene mucho que decir. En España lo ha conseguido todo; con Brasil, ha alcanzado también grandes logros. Ahora, podría comenzar para él una nueva etapa. La leyenda, seguro, seguirá creciendo.

Paloma Canosa
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Tiago Splitter
Últimos artículos relacionados con Saski-Baskonia S.A.D.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos