Artículo

España tira de capitanes para recuperar la sonrisa (101-84)
Aunque se sufrió durante dos cuartos, España se repuso de la derrota inicial con una buena victoria ante la correosa Nueva Zelanda. Los capitanes, Navarro (18) y Garbajosa (14), sacaron el carácter de la España campeona en el tercer cuarto y Marc Gasol resultó demoledor (22) en la zona. En definitiva, una actuación coral para un gran triunfo


España ganó con contudencia y recupera el ánimo (Foto EFE)

Esmirna, 29. Ago 2010.- España derrotó a la siempre peligrosa Nueva Zelanda por 101-84 y recuperó la alegría de su juego gracias al carácter de los hombres importantes del equipo. Con esta victoria, la selección recuperó la sonrisa de su juego y logró minimizar el impacto cuantitativo y emocional de la derrota del debut.

El equipo demostró que está en Turquía para grandes cosas y con cinco extraordinarios minutos donde anotó 21 puntos pudo romper el encuentro en el primer cuarto. Sin embargo, no va a ser fácil y todavía el mejor nivel de la selección está por llegar.

Quizá por ello el control del partido se le fue de la mano y con él permitió meterse dentro del choque a unos neocelandeses que pusieron muchas ganas y efectividad desde el triple pero, poco más. Eso bastó para complicar el partido durante dos cuartos porque Kirk Penney y Thomas Abercrombie salieron respondones (29 de los 44 puntos de Nueva Zelanda al descanso) y porque a España le costó dominar los biorritmos emocionales del duelo.

Por suerte, cuando alguna duda podía salir y fantasmas del pasado aparecer, el carácter que este equipo tiene marcado en su cuerpo salió para ofrecer lo mejor de sí mismo. Como no podía ser de otra forma los dos capitanes del equipo, Juan Carlos Navarro (18 puntos) y Jorge Garbajosa (14 puntos) fueron los encargados de levantar los ánimos de sus compañeros a base de triples.

Ellos abrieron la lata neozelandesas en el tercer cuarto (14 puntos y cuatro triples entre los dos) para luego dar paso al maestro Ricky Rubio (11 asistencias), un colosal Rudy Fernández en defensa (12 rebotes) y la dupla Fran Vázquez-Marc Gasol (genial con 22 puntos), metida en el papel de punisher. Todos ellos solventaron el partido con solvencia y con tiempo para disfrutar y gustarse.



Jorge Garbajosa y Juan Carlos Navarro, rompieron el partido en el tercer cuarto (Foto Sonia Cañada)

España comienza asentada en la perfección anotadora

El partido comenzó a ritmo de triple, de un lado Juan Carlos Navarro y de otro Phill Jones (15 puntos) querían alegrar sus caras y prometían un partido abierto. Esto para España era una bendición y como tal la aprovechó para correr desde el primer momento e hizo ocho puntos en un visto y no visto. Dos contraataques donde Marc Gasol sacaba dos faltas noqueaban a una Nueva Zelanda desconocida, con dos suplentes como Alex Pledger y Jeremy Kench en el cinco titular (¿Por qué?) El regalo era perfectamente aprovechado por una selección española que volaba tan alto como Rudy Fernández lo hizo para coger del techo del Halkapinar Arena un pase de Ricky Rubio y culminar un espectacular alley-oop (15-5).

España purgaba sus pecados a base de puntos y Navarro seguía entonado sumando de tres en tres. Esa era la clave y Jorge Garbajosa hacía que en cinco minutos maravillosos España ya alcanzara la veintena de puntos. En el pabellón más de uno seguro que pensaría que ya podía haber tenido el equipo este acierto un día de antes, pero así es el baloncesto…imprevisible. Un día estás en el infierno del desacierto y al día siguiente te instalas en la excelencia anotadora.


Orgullo kiwi y bloqueo español

A Nueva Zelanda sólo le quedaba que ponerse el chubasquero y aguantar el diluvió que le estaba cayendo encima (21-8). Tenía que esperar un resquicio en la defensa del rival y ésta llegó a través de la pareja Kirk Penney – Thomas Abercrombie. De Penney todos sabían sus cualidades anotadoras (de los 16 primeros puntos él llevaba 11), pero sorprendió el atlético Abercrombie (19 puntos) y sus mates obligaron a pedir un tiempo muerto, Nueva Zelanda tomaba aire y España frenaba su frenética salida. Al término del primer cuarto sólo se vencía por nueve puntos (28-19).

Con el tiempo entre cuartos España recompuso filas y se pudo la novedad táctica de colocar a Sergio Llull como base y Raül López de dos. El marcador y el ritmo de partido daba para probar cosas pero tampoco había que olvidarse de lo más importante: ganar. Y es que los cambios no acabaron de sentar bien al equipo y de eso se beneficiaron unos Tall Blacks que a base de tres triples (Fitchett, Penney y Cameron) se llegaron a poner a cinco puntos (45-40).

La velocidad del comienzo se había esfumado y con ella parte de la alegría del juego ofensivo de España. En estático el equipo seguía teniendo problemas (se tiró sólo 12 veces a canasta cuando en el primer cuarto se llegó a lanzar hasta en 26 ocasiones) para llevar el balón a la pintura y con cuatro jugadores abiertos facilitaba que Nueva Zelanda pudiera esconder su escasez de centímetros. Además, Navarro, Ricky y Rudy sólo eran capaces de lanzar cuatro tiros en este período. Por el contrario, el equipo neozelandés se iba encontrando cada vez más cómodo en la pista, sus jugadores evidenciaban una mayor velocidad en sus acciones y atrevimiento a la hora de ir directos al aro lo cual se traducía en una mayor igualdad. Al descanso no había rastro de la exuberante España del inicio y la teoría diferencia entre los dos equipos ni mucho menos era la que el marcador reflejaba (48-44).

Después de dos cuartos tan diferentes como el sol y la luna quedaba por saber como el equipo podría encajar el golpe anímico del resultado. En Turquía nadie quería tener en su mente la posibilidad de la derrota y para ello había que actuar rápido.



Rudy Fernández jugó con un imán en sus manos ¡capturó 12 rebotes! (Foto Sonia Cañada)

Los galones del equipo, el carácter de la selección

El tercer cuarto comenzó con el propósito de cambiar muchas cosas y la primera fue la del tiro. Navarro asumió la responsabilidad del primer ataque, cierto lo falló pero la jerarquía en el baloncesto es muy importante y el líder de este equipo está para estas cosas y más si Garbajosa seguía instalado en la perfección triplista y anotaba sus primeros cuatro intentos de tres puntos. Lo segundo que cambió fue la actitud defensiva, más agresiva y adelantando líneas de presión hasta medio el campo. Si presionas a tu rival seguro que descubres sus errores y así fue. Parcial de 13-2 y rabia en los ojos de Marc Gasol tras su mate. El pívot completó un partido demoledor en la anotación y, además, la circulación de balón volvía al juego de España, le permitía anotar tiros librados y, todo ello en conjunto, daba la tranquilidad en el marcador (61-46).

Nueva Zelanda tenía que parar el partido. Otra vez quería cortarle su ritmo y en parte lo conseguía porque con sudor lograba minimizar el efecto de los triples españoles con acciones de 2+1 pero le pesaba el tener a Kirk Penney (21 puntos) sin anotar una canasta durante seis minutos. Cuando lo hizo (cinco puntos seguidos) Nueva Zelanda volvía a asomarse a la puerta (69-58) del marcador, pero Fran se la cerraba con dos canastas consecutivas y al final del tercer cuarto alcanzaba una máxima de 16 puntos (77-63).

El partido estaba para romperse, no iba a ser fácil y el mal comienzo de cuarto así lo indicaba, Nueva Zelanda baja de los 10 puntos de desventaja y otra vez tenía que aparecer Fran Vázquez para destrozar con un potente mate las ilusiones kiwis. El gallego se crecía en la zona, pero hoy el auténtico gigante fue Rudy Fernández, muy activo en defensa sacrificado en sus esfuerzos y portentoso en el rebote (máximo reboteador del partido con ¡12 rebotes!).

Con el postrero parcial 12-0 el partido quedaba visto para sentencia y la única emoción que quedaba estaba en saber cual sería la diferencia final. Fueron 17 puntos (101-84), pudieron ser más pero lo mejor es que España volvía a sentirse cómoda jugando a baloncesto… jugando como campeones.


ESPAÑA101
NNombreMinPT2T3TLR.T.RDROASBRBPTFPVAL
4F. SAN EMETERIO1442/30/00/0110001012
5R. FERNANDEZ25122/32/22/2121114210226
6R. RUBIO2683/30/22/243111340317
7J. NAVARRO22182/44/72/20001020210
8R. LOPEZ1273/30/11/1000000024
9F. REYES16104/50/12/34400110110
10V. CLAVER210/00/01/2000000000
11F. VAZQUEZ1452/20/01/2220202217
12S. LLULL1300/00/20/0110211010
13M. GASOL26227/90/08/94402213227
14A. MUMBRU600/10/10/010100101-3
15J. GARBAJOSA24140/14/42/20002100115
Total10125/3410/2021/2529263241014517115

NUEVA ZELANDA84
NNombreMinPT2T3TLR.T.RDROASBRBPTFPVAL
4L. TAIT2351/41/30/0413212014
5M. FITCHETT1130/01/30/0110110004
6K. PENNEY31214/83/74/51103120213
7M. VUKONA2463/70/10/0624303043
8P. JONES23150/35/70/05322110215
9J. KENCH800/10/00/010110201-2
10T. ABERCROMBIE21197/90/25/86510110315
11P. CAMERON1730/21/30/0000410031
12B. ANTHONY710/20/11/222010001-1
13C. FRANK972/31/20/0211111035
14C. BRADSHAW1600/10/40/021102001-2
15A. PLEDGER1042/50/00/021110304-3
Total8419/4512/3310/153218141991502552

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-