Nota de agencia

Los jugadores españoles, "destrozados" anímicamente tras ser eliminados
Los jugadores españoles estaban "destrozados" tras ser eliminados por Serbia en un encuentro muy igualado. Ahora el objetivo es "dejar a España en lo más alto posible"


El desconsuelo, personificado en Rudy Fernández (Foto Cipriano Fornas)

Estambul, 8 sep. 2010 (EFE).- España ha quedado anímicamente "destrozada" tras ser eliminada hoy por Serbia (92-89) en los cuartos de final del Mundial de Turquía.

"Ahora mismo la gente (del equipo) está destrozada y lo siento mucho por las ilusiones que había puesto todo el mundo en nosotros. Pero a veces las cosas no pueden ser", dijo Alex Mumbrú al término del encuentro.

"Quizás no hemos hecho el mejor partido, pero hemos peleado de corazón hasta el último segundo", se justificó.

Una opinión similar expresó Rudy Fernández: "Hemos estado hasta el último momento dentro del partido, lo que ocurre es que ellos han estado más acertados. Han planteado un partido muy completo y nos han ganado".

Ninguno quiso acusar al arbitraje, a pesar de que durante el partido tanto los jugadores de campo como el banquillo pusieron el grito en el cielo a causa de varias polémicas decisiones de los colegiados.

"Creo que los equipos que se quejan mucho de los árbitros no son grandes equipos. La verdad es que hay que felicitar a Serbia que ha hecho un gran partido", opinó Mumbrú.

El problema, para Felipe Reyes, es que han dejado que los serbios "se fueran varios puntos arriba" y luego, aunque han "intentado arreglarlo", no ha sido posible.

"Yo la verdad es que no estoy satisfecho con el partido que he hecho, podía haber ayudado mucho más al equipo, y creo que he hecho un mal partido", reconoció.

Sin embargo, los españoles seguran que ahora lo darán "todo" en los dos partidos que quedan para dilucidar los puestos del 5º al 8º y, así, "dejar a España en lo más alto posible".

"Hemos luchado, hemos competido al máximo, pero hemos tenido la mala suerte de perder en cuartos y ahora tenemos que luchar por la quinta plaza como ocurrió en Indianápolis", recordó Rudy.

"En cuatro años hemos jugado cuatro finales, pero los cruces son así. A veces sabes que te sale un mal partido y que pierdes y te vas", se lamentó Mumbrú.

Para Rudy, el que la gente se haya acostumbrado a que España siempre esté en la lucha por las medallas no es malo, ya que "quiere decir que el proyecto y el equipo están bien".




© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos