Artículo

Concluye el ND Mundial, el más difícil de predecir
Acertar más del 40% de las apuestas era el reto de los usuarios que competían por llevarse los premios en el Nostradamus Especial Mundial, que dejó un alto nivel de dificultad. Consulta aquí la historia del ganador... y la del perdedor, que vio como se esfumaba de sus manos el triunfo en el último suspiro


El Nostradamus Especial Mundial puso a prueba la intuición de los usuarios

Redacción, 13 sep. 2010.- No ha sido este un Mundial especialmente fácil de predecir. Aparte del triunfo estadounidense (y sus habituales palizas), los resultados no siguieron el guión. Y eso en una competición de 80 partidos hace mella.

Los usuarios participantes en el Nostradamus Especial Mundial intentaron por todos los medios pronosticar los resultados, pero esos fueron esquivos y pocos consiguieron superar el 40% de aciertos que te abría la puerta de la clasificación general (cualquier tarjeta con menos del 40% de aciertos, se sitúa automáticamente detrás de cualquier tarjeta con más del 40% en la clasificación general, sea cual sea su beneficio).

Una situación dramática. Y sino, que se lo pregunten al usuario jramos, que lideraba con holgura el juego a falta de la última jornada… pero rozaba el 40% de acierto. Sólo tenía que acertar uno de los tres resultados del domingo para ganar. Pero no lo hizo, y su último 0/3 le relegó más allá de la plaza 1.000 de la clasificación.

Quien sí que acertó un resultado en la jornada final y se alzó finalmente con el título con un 46% de acierto fue Francisco Javier Bravo (Sapras), de Galdakao (Vizcaya). Su participación se saldó con montante final de 641.664 euros, 7.000 más que el segundo clasificado. Puede parecer que su trayectoria fue pan comido, pero fue todo lo contrario.

Para empezar, Sapras sólo jugó con una tarjeta. Ni más ni menos, una tarjeta le bastó para llevarse el triunfo final. En el primer día de competición acertó la mitad de los resultados, pero sólo en dos ocasiones apostó el máximo. La segunda jornada le fue mucho peor, puesto que ni siquiera pudo apostar, viendo como su porcentaje bajaba al 25%.

Pero no desfalleció y realizó una impresionante tercera jornada con 10 aciertos y sólo 2 fallos, incluido el pronóstico de la victoria holgada de Australia sobre Alemania (63.102€ de premio) para cerrar el día con 188.000 euros en premios. Su porcentaje siguió bajando, pero en la quinta jornada dio otro pelotazo con el triunfo de Costa de Marfil sobre Puerto Rico (77.137€ de premio) que volvió a colocarlo en el ajo.

Cuando se acercaba el final, sacó lo mejor de si mismo: en la Jornada 7 firmó 3 de 4 en los cuartos de final, con casi 45.000€ de premio y en la 8 un espectacular 4 de 5 con 58.479 euros de premio. Todo quedaba listo para la última batalla, la jornada final. Ahí falló los dos primeros resultados y seguro que sufrió hasta el último segundo… pero Estados Unidos no falló y le dio el último acierto para culminar una trayectoria ascendente que no deja lugar a dudas sobre la calidad como futurólogo de este usuario vasco.

Por ello recibirá una consola Wii Sports Restort Pack de Nintendo ofrecida por BetClic, un balón ACB firmado por el equipo ganador de la Supercopa ACB 2010 y una camiseta de la línea Play Attitude. El segundo clasificado, Francisco Casado de Córdoba (francasa), se quedó a muy poca distancia a pesar de sobrepasar el 50% de acierto y tendrá que conformarse con un pack de productos ACB.

La puntería como virtud

Fueron 80 resultados, pero algunos más difíciles, indudablemente, que otros. Como ejemplo, el primer partido de España, la derrota de los de Scariolo contra Francia. Fue tan inesperada, que consiguió el récord por el acierto mejor pagado, otorgando 97.095 euros de beneficio sobre una apuesta de 5.000. De esta forma, ya en la primera jornada se vivió el pelotazo del juego, la mayor sorpresa.

Durante el campeonato, otros resultados sobrepasaron los 50.000 euros de premio, es decir, que se pagaban a más de 10 a 1, pero ninguno llegó tan lejos como esta primera sorpresa.

En el lado contrario a la suerte de un tiro certero, está la constancia, la precisión de los que sistemáticamente aciertan. La clasificación de aciertos nos enseña que era posible acertar hasta 49 de los 80 resultados del campeonato, o sea, un 61,3% de las veces.

Lo logró Javier Romero Naranjo (Callao), quien consiguió un acierto más que sus dos perseguidores más cercanos. Todo ello para convertirse en merecedor de un balón Nike ACB y un pack de productos ACB.

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos