Artículo

Vuelve el Triple Mágico: el desenlace desde los ocho metros
El concurso de triples se mueve hasta los 6,75 metros, pero seguirá decidiéndose desde los ocho metros. Desde ahí se lanza el Triple Mágico, el lanzamiento decisivo implementado la temporada pasada que ya decidió el campeón hace un año


Sergiy Gladyr ganó su pase a la final con un Triple Mágico

Redacción, 23 sept. 2010.- Un cañonero lo es desde cualquier distancia. Ni los 6,75 ni siquiera los 8 metros deben intimidar a los mejores triplistas de la ACB. Aún así, el concurso de triples de la Supercopa de Vitoria 2010 se presenta como el más difícil de los últimos años.

Lo es porque los 25 triples lanzados lo serán desde 50 centímetros más lejos y porque se mantiene el Triple Mágico, la novedad implementada la temporada pasada en el concurso.

El triple mágico se sitúa a 8 metros de la canasta, en posición central y tiene ciertas peculiaridades respecto de los otros lanzamientos. Sólo se permite un lanzamiento desde esta posición y sólo en el caso de haber lanzado los 25 otros triples dentro del minuto de tiempo establecido.

Ese último lanzamiento, el triple mágico, vale cuatro puntos (por 2 de los balones tricolor y 1 de los balones normales) y, dado que se lanza al final, puede dar la vuelta a una eliminatoria y, por qué no, decidir el campeón.

Pedro Robles, el mago por excelencia

En Las Palmas de Gran Canaria, en la última edición de la Supercopa, el Triple Mágico tuvo una gran acogida entre jugadores y aficionados, que pudieron disfrutar de algún final ajustado decidido por el lanzamiento definitivo.

Concretamente, las semifinales entre Sergiy Gladyr y Louis Bullock se decantaron del lado del ucraniano gracias a su triple desde los ocho metros (22 a 20) en el último suspiro. También los cuartos de final tuvieron un desenlace parecido: Pedro Robles anotó el primer triple mágico de la historia para desempatar a 16 con Alan Voskuil.

Las muñecas se fueron calentando a lo largo del concurso y adaptándose a la nueva distancia mágica. Sólo un tirador (como decíamos, Robles) anotó el Triple Mágico en la primera ronda, mientras que se anotaron 3 de 4 en las semifinales (Robles, Carroll y Gladyr) y la mitad (Robles volvió a meterla y Gladyr falló) en la final.

El punto mágico del triple de ocho metros tuvo, por lo tanto, un Rey claro, el mismo que se coronó como el mejor triplista del concurso: Pedro Robles. El veterano tirador no falló ni una vez desde la larguísima distancia y puesto que este año no participa (por estar jugando en la Adecco Oro), su récord se mantendrá inmaculado.

¿Alguien podrá igualarlo? ¿Alguien decidirá su cruce con el Triple Mágico? ¿Alguien superará los 31 puntos de Robles en la final? El premio final se decidirá, seguro y por segunda vez, desde los ocho metros.

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos