Artículo

El proyecto más ambicioso de Pepe Sánchez
Pepe Sánchez vuelve a estar en boca de todos con un proyecto innovador. En Bahía blanca, el base argentino lleva a cabo un proyecto deportivo con amigos (Espil, Montecchia) que tiene una vertiente social y educativa. Conoce esta fantástica iniciativa.

Hay hombres que luchan un día y son buenos.
Hay otros que luchan un año y son mejores.
Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos.
Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles.

-Bertolt Brecht (dramaturgo y escritor alemán 1898-1956)



Pepe Sánchez lleva a cabo una iniciativa que supera el ámbito deportivo y tiene un profundo calado social

Redacción, 16 oct. 2010.- No hay nada más valioso en un ser humano que el espíritu de superación. La ambición bien comprendida combate la mediocridad, le juega de igual a igual y le gana siempre con trabajo, sacrificio y talento.

Pepe Sánchez es una de esas personas especiales. Despierta una sensación de ubicuidad en sus pares, se despliega como un torrente que distribuye su energía en todos los que los acompañan y trata de nutrirse del resto. Dentro y fuera de la cancha, es una persona de una claridad conceptual por encima de la media, obsesivo, con ganas de enseñar lo que sabe y con más ganas de aprender lo que desconoce. Así es Pepe. Y ahora, de regreso en la ciudad que lo vio nacer, tiene un proyecto en sus manos. Deportivo, social y cultural. Solidario, comprometido, profundo. A largo plazo, premisa que suena a tabú en un país, un mundo, que corre al ritmo del videoclip y que necesita que todo salga ya, urgente, apresurado, como sea.

Pero no todas las victorias son iguales. Ni las derrotas. Los procesos que se construyen con un esqueleto sólido tienen la certeza de no derrumbarse como un castillo de naipes. Y como toda idea en gestación, demora tiempo, trabajo y voluntad hacerla florecer. “Todo se inicia con la idea de intentar recuperar la identificación histórica de la ciudad con el básquetbol, quizás un poco perdida en los últimos años. Con el sueño de ayudar a recuperar esa pasión. Después, había que generar un proyecto. Ponerse objetivos, preguntarse por qué y para qué. Creo mucho en proyectar las ideas, las visiones, para después buscar la forma de materializarlas, y para eso es necesario pensar en largo plazo. Sin un plan todo es más difícil y se depende mucho de la improvisación. Proyectarse en el tiempo te da la posibilidad de equivocarte, algo vital para poder crecer”, dice Sánchez.

No es casualidad que Pepe haya elegido Bahía Blanca, su ciudad de nacimiento, para impulsar su idea madre. El básquetbol en estas tierras está impregnado en todos los ámbitos: es casi imposible llegar a la adultez sin al menos haber compartido un partido de básquet con amigos en el colegio, club o barrio. Es una máxima decir que el bahiense sabe de básquetbol. Con 400.000 habitantes en total, el deporte de la pelota naranja es una marca registrada tan grande que existen más de 21 canchas techadas con parquet flotante. Y lo practican más de 5.000 jóvenes por fin de semana.

En Argentina, el concepto de Bahía Blanca como capital nacional del básquetbol existe. Pero en los últimos años ha sido bastardeado producto de los malos resultados en la máxima competencia, pese a tener jugadores de la talla de Manu Ginóbili, Alejandro Montecchia y el propio Pepe brillando en distintos lugares del mundo. “Este proyecto tiene que ver, también, con la necesidad de recuperar la marca de básquetbol en la ciudad, que desde hace un tiempo a esta parte es más un dicho folklórico que un hecho en sí mismo. Existe la competencia y el movimiento en formativas, pero falta un equipo en el plano superior que sea competitivo”, agrega Sánchez.




EL COSTADO DEPORTIVO

Si bien Sánchez (ex Etosa Alicante, Unicaja, AXA Barcelona y Real Madrid en ACB) es el eje mediante el cual se desplega el resto del plantel, no es el único jugador de renombre en el equipo. Hay otros dos jugadores que han dejado su huella en el básquetbol español: se trata del veterano Juan Espil (ex Tau Cerámica, DKV Joventut, Ricoh Manresa, Lagún Aro Bilbao, etc) y de Alejandro Montecchia (ex Pamesa Valencia), quien se desempeñará como asistente técnico en Weber Bahía Estudiantes.

“Se me hizo realidad el sueño. Me fui en agosto del ‘92 y fueron muchos años pensando en cómo sería el final de la carrera. Y no hay nada mejor que terminarla en mi ciudad, con la gente que me vio crecer. Es una oportunidad única y de aquí, seguramente, no me voy más”, resaltó Espil, quien ya cumplió 42 años pero parece tan joven como el Dorian Gray de Oscar Wilde.

Otros conocidos del básquetbol español que están en el plantel son Ariel Eslava (ex Tau Cerámica), Federico Aguerre (ex Prat Joventut) y el estadounidense Ed Nelson (ex Club Ourense). “Tenemos un equipo joven, atlético y con muchas ganas de demostrar cosas. Vamos a correr mucho y sabemos que será un equipo muy divertido. Hay una base de jugadores jóvenes con muchas condiciones y esperamos que sigan muchos años en la institución para que pasen a ser el sostén del proyecto”, dijo Pepe al ser consultado. Conforman el cuerpo técnico el coach José Luis Pisani y los asistentes Montecchia y Mauro Polla, todos oriundos de Bahía Blanca.





EL COSTADO EXTRADEPORTIVO

El equipo cuenta con un sponsor principal, Weber, que es la empresa líder en el mundo en la fabricación de morteros industriales. "Nosotros creemos que el deporte es una vía fundamental para el desarrollo ambiental de una sociedad. De nada sirve construir con materiales limpios que no contaminen si después uno no puede salir de su casa, y creemos que el deporte, en este caso el básquetbol, es una herramienta excelente", señaló Mariano Bo, gerente de la empresa.

El equipo cuenta con una plantilla de profesionales en todas las áreas que se encargan de llevar todo lo extradeportivo adelante. Son doce personas que se suman al cuerpo técnico y médico, para encargarse de la administración, marketing, coordinación, actividades sociales, deportiva, comunicación y prensa, medicina y logística. Así está conformado el grupo de trabajo en sus distintas áreas.

Resp.Ejecutivo
Juan I. Sánchez

Coordinador General
Mariano Grippo

Adm. y Tesorería
Ana Sánchez
Silvia Iglesias

Asesor MKT

Néstor Carrizo
Coord. Higiene y Seg.
Ing. Carlos Sánchez

Intendente Cancha

Carlos Saieg

Resp. Prensa
Bruno Altieri

Jefe de Equipo
Luciano Bonis

RRPP y Eventos
Marcela Sainz

Resp. Utilería
Gerardo Peñalva


Durante la gestión del actual equipo, el estadio fue sometido a un proceso de maquillaje durante la temporada baja de Liga Nacional, en una inversión que alcanzó una suma cercana a los 500.000 pesos. “Los vestuarios ya están listos para ser usados, lo mismo que la Sala VIP. Ya finalizaron los procesos de maquillaje por completo, el cambio es notable. Está todo terminado al cien por cien”, señaló Mariano Grippo, coordinador de la institución.





EL PLACER DE AYUDAR

El proyecto de Weber Bahía Estudiantes tiene, además de objetivos deportivos fundamentales, ramas sociales y culturales de peso que sostienen la estructura global de la idea. En cuanto a lo social, hay cinco programas pactados para 2010, que incluyen a clubes de Bahía Blanca y la zona de influencia. La idea es llegar hasta los distintos lugares para dar charlas y clínicas. Además, se trabajará con la Fundación Integrar, de la cual Pepe Sánchez es, junto a Manu Ginóbili y Alejandro Montecchia, padrino. Integrar vincula a chicos que padecen síndrome de down.

La idea es transmitir un mensaje integrador, que permita acercarlos a ellos con la sociedad. Por otro lado, el equipo apoyará la campaña “Cuida tu corazón” que realizará el Centro de Cardiología de Bahía Blanca. En la parte cultural, se utilizarán los entretiempos de los partidos para mostrar diferentes manifestaciones culturales de la ciudad, dando oportunidad a los artistas locales de exhibirse ante una cantidad significativa de público.

HACIA UN BÁSQUETBOL MEJOR

Ahora bien, ¿cuál es el objetivo de fondo de este proyecto? Mejorar el básquetbol de Bahía Blanca, contribuir a una mejora de la competencia (Liga Nacional de Argentina) y emplear herramientas de gestión cruciales para el éxito en el deporte profesional. “Podría estar tirado en el sillón de mi casa o jugando en Europa, pero quiero devolverle a Bahía Blanca parte de lo que me dió. Es un sueño, mi desafío”.

Pepe vuelve a estar en boca de todos con un proyecto innovador, con otra meta tan difícil como atractiva para su carrera. En rol de dirigente y jugador, el hombre va. Con sueños, anhelos, esperanzas y conociendo que a la adversidad se la combate, no se la esquiva. Como cuando se fue siendo un jovencito a Temple para forjarse como jugador y persona. Como cuando abrió las puertas de la NBA para que otros compatriotas pasen y muestren el talento del que están construidos. O como cuando se disfrazó de Cronos, dios de los tiempos, para llevar a Argentina a la medalla olímpica de 2004, para llevar al Unicaja a título de ACB y al Panathinaikos a la conquista europea. Los sueños, con esfuerzo y talento, pueden transformarse en realidad. Vale la pena intentarlo.



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos