Crónica

La defensa abre el camino del triunfo al Power Electronics Valencia (60-83)
Con una defensa muy solvente y un espectacular Víctor Claver (32 puntos de valoración), el Power Electronics Valencia acabó con el sueño copero del Blancos de Rueda Valladolid


60-83

EstadísticasListado de jugadas
Crónica del partidoFotos del partido
ACB360: En diferidoACBTV: Resumen partido
Rueda de prensa PesicACBTV: Jugadas altos vuelos
Rueda de prensa FisacElogios para aficiones


Claver resultó determinante en el triunfo taronja (ACB Photo)

Redacción, 10 feb.- El Power Electronics Valencia entró con fuerza en la Copa del Rey de Madrid y dio una muestra de poderío frente al voluntarioso Blancos de Rueda Valladolid (60-83). Uno y otro equipo venían con estados de ánimos diferentes y si los hombres de Svetislav Pesic llegaban tras dos derrotas seguidas, los pucelanos afrontaban la Copa como el merecido premio a su extraordinaria temporada.

Sin embargo, la Copa del Rey es diferente a todo y de nada sirvió el antes del partido. Durante 40 minutos los valencianos fueron mejores. Supieron contener la animosidad de su adversario en el arranque de partido con un Víctor Claver magnífico. El alero valenciano está llamado a ser uno de los grande nombres del torneo y el jueves comenzó a demostrarlo con 32 puntos de valoración. Su actuación fue notable aportando en ataque (19 puntos), en defensa (nueve rebotes) y aportando la energía y carácter que necesitó el equipo cuando el partido se complicó.

Pero el triunfo valenciano fue una labor de conjunto porque Robertas Javtokas (14 puntos y seis rebotes) emergió en el momento de mayor igualdad (25-28) para contrarrestar la fuerza interior pucelana. Después llegaría el turno de Nando de Colo (15 puntos) quien, con su elegancia, acabó con las diferentes variantes tácticas que empleó en defensa Porfi Fisac.

Fue un partido completo para los valencianos porque su defensa de conjunto ahogó a los pucelanos y les obligó a estrellarse una y otra vez desde la línea del triple. Nunca fue la tarde de los tiradores de Valladolid y sin control del rebote sólo su inagotable casta y ese orgullo que les hace brillar en la ACB permitió meterles en el partido a mitad del tercer cuarto (41-50). Sin embargó allí se acabó la fortuna del Blancos de Rueda de Valladolid en la Copa del Rey pues su oponente no permitió que la victoria viajara a tierras castellanas.

Y si en defensa Pesic puede estar satisfecho, también lo puede estar de su ataque pues se quedó en el olvido la preocupación de las pérdidas de balón mientras hubo encuentro (14-10 a su favor durante los tres primeros cuartos) y el juego de equipo brilló. El pase (notable dirección de Omar Cook con seis asistencias) dominó al bote y las asistencias explicaron una parte importante del resultado final.




La veteranía valenciana marca el territorio

El Power Electronics Valencia salió al partido con la novedad en el cinco de Dusko Savanovic. En los últimos partidos James Augustine había ocupado su lugar, pero Pesic prefirió apostar por la movilidad y la muñeca del serbio. La apuesta le salió bien porque precisamente fue Savanovic quien, con cinco puntos seguidos, cerró las primeras dudas que dos pérdidas taronja habían creado.

El Blancos de Ruedas Valladolid había salido fuerte al partido y con la idea clara de que sus ataques debían pasar inexorablemente por la pintura. Las tres primeras canastas llegaron desde abajo y quitaron los nervios al conjunto pucelano (6-5).

El encuentro respondía en su inicio a lo que es un arranque de competición. Los dos equipos buscaron evitar errores e impedir que el rival cogiera confianza. Todo ello se tradujo en un inicio bajo de tensión, escaso acierto (ningún equipo superó el 50% en tiros de dos durante el primer cuarto) y de alternancias en el marcador. Un panorama sólo roto mínimamente por el acierto triplista de Víctor Claver (8-12).

Fue una racha breve porque Eulis Báez se encargó de demostrar el porqué de su creciente importancia en la competición y con cinco puntos consecutivos volvió a colocar al Blancos de Rueda Valladolid por delante en el marcador. Los valencianos perdían la batalla de los tableros y la solución comenzó siendo el cambio de James Augustine y luego el tiempo muerto de Pesic. Las instrucciones del técnico también dejaban una sorpresa el debut de David Navarro con la camiseta del Power Electronics Valencia. Recién aterrizado al club, el escolta ya se veía bajo los grandes focos de la competición.

Los resultados no podían ser mejores para los valencianos, en defensa cerraban su aro y dejaban al rival sin anotar durante más de dos minutos, tiempo suficiente para que Claver enchufara su segundo triple y volviera a poner arriba a los suyos (13-17). El guión se repetía y a triple del alero Blancos de Rueda Valladolid le respondía con otro. Con un arranque tan igualado era lógico que el final del primer cuarto dejara un marcador apretado (16-19).


Javtokas responde a la zona pucelana

Tras un breve descanso, el partido se reanudó con la novedad táctica de ver al equipo de Porfi Fisac en una zona 2-3. Era una buena idea porque ni Savanovic ni Claver estaban en pista, pero Pietrus respondió con un triple que mantenía a los suyos por delante mientras Savanovic calentaban en la banda esperando su turno. Atrás el equipo pucelano ponía en apuros a los taronja e intentaba sacar ventaja de su mayor velocidad pues era consciente que en ataque le estaba costando superar al adversario y anotar. En todo el primer cuarto no repartió ni una asistencia, pero aún así cada jugador sumaba. Delante, Florent Pietrus era el encargado de responder y estirar la ventaja a siete puntos (21-28).

La batalla de los banquillos la ganaba parcialmente el Power Electronics Valencia, pero seguía atascado en la zona pucelana y eso facilitó que Lamont Barnes y Fede Van Lacke apretaran el encuentro hasta dejarlo en una sola canasta de diferencia. Los de Pesic dominaban pero no conseguían distanciarse en el marcador y Blancos de Rueda Valladolid amenazaba con asaltar su dominio.

La partida de ajedrez entre los entrenadores continuó tras un nuevo tiempo muerto y Fisac volvió a apostar por la defensa individual. Buscaba más intensidad pero de primeras los valencianos volvieron a verse siete puntos arriba gracias al despertar anotador de Robertas Javtokas. Durante todo el encuentro Power Electronics valencia venía dominando el rebote, pero ahora además conseguía sumar canastas con sus pivots. Fisac se veía obligado a pedir un tiempo muerto para frenar la racha valenciana, pero tras las preceptivas órdenes, Nando de Colo y Claver colocaban a los suyos con 10 punto de ventaja, la máxima del partido (27-39).

Base y alero lanzaban a Power Electronics Valencia. Blancos de Rueda Valladolid vivía sus perores minutos del partido, se aceleraba en ataque y buscaba en exceso la línea de 6,75. Se animaban sus pívot, pero no había fortuna (4/12 antes del descanso) y ni siquiera el triple de Diego García (15 puntos) minimizaba la brecha abierta por los valencianos. Sin embargo, la diferencia en el encuentro estaba en el ataque y las asistencias de uno y otro equipo (11-1 a favor de los valencianos). Además, Javtokas había despegado hacía tiempo y un mate suyo cerraba una primera parte que se tornó del color taronja del conjunto de Valencia (30-44). El pívot lituano había tomado el relevo anotador de sus compañeros exteriores y con nueve puntos en el segundo cuarto se convertía en el hombre clave antes del descanso.





El orgullo pucelano entra en acción

La reanudación no variaba en nada el discurso de uno y otro equipo y si Blancos de Rueda Valladolid probaba suerte con un nuevo triple, Javtokas era el martillo interior que golpeaba en el aro de los de Valladolid. Los tres primeros ataques pucelanos buscaron la solución del triple pero sólo Jason Robinson encontró el camino del aro. Por su parte el pívot lituano seguía con su recital y elevaba la ventaja a los 16 (33-49).

La segunda parte apenas había arrancado pero la situación se tornó crítica para los de Valladolid y Fisac quiso atajarla con un tiempo muerto. Buscaba soluciones ofensivas frente a un Power Electronics Valencia que había cerrado su canasta, negaba las penetraciones interiores y evitaba con dos contra uno que los Slaugther y Báez (cinco puntos y ocho rebotes) sumaran en la pintura.

Sin embargo, Blancos de Rueda Valladolid había hecho un viaje muy largo hasta llegar a Madrid y no se iba a rendir tan fácilmente. Redobló esfuerzos en defensa con una zona 3-2 más agresiva y un mate de Robinson despertó a su animosa afición. Quería estar en el partido y la técnica posterior a Savanovic logró que la diferencia que llegó a ser de 17 puntos (33-50) se quedara en 11 tras un parcial 6-0 con denominación de origen.

Después de muchos minutos de relativa tranquilidad emocional, los valencianos se veían obligados a despertar y lo hacían de la mano de su capitán. No podía ser otro, Claver rompía la racha del rival con una canasta y dos rebotes ofensivos con cierta rabia.





De Colo y Claver ponen el talento al servicio del Power

Un triple de Nando de Colo cerraba definitivamente el vació taronja con un triple y dos tiros libres que pusieron a los suyos al borde de la barrera de los 20 puntos (39-58). Después de mucho sufrimiento la defensa valenciana hacía que el equipo disfrutara en ataque e incluso se animase a correr pues no quería verse atacando una zona que era el gran escollo que se estaba encontrando en el choque.

Power Electronics Valencia llegó a verse con 21 puntos de ventaja en el final del tercer cuarto, pero Blancos de Rueda Valladolid contestó con la garra de sus argentinos y si Van Lacke (11 puntos) rompió la zona con una penetración, Diego García acertó con un triple. Aunque era una mínima reacción en el marcador, en el orgullo de los pucelanos se notaba que el partido todavía no estaba perdido pese a lo que dijera el electrónico (44-62).

La gran preocupación toronja antes de llegar a Madrid eran las pérdidas de balón, pero incluso estas sonrían a los hombres de Pesic ya que veían como era el Blancos de Rueda Valladolid que se aceleraba y no controlaba sus ataques. Lo contrario sucedía en la otra pista donde Serhiy Lishchuk ponía el espectáculo con un notable mate que levantaba el aplauso del pabellón.

Con rentas estabilizadas por encima de los 20 puntos de ventaja, la resistencia no bajó pero el partido ya tenía un ganador. El Power Electronics Valencia cerraba con notable nota u partido difícil como siempre resulta el estreno de una Copa del Rey. La defensa marcó el camino de la victoria y dio margen para que todos los jugadores tuvieran su oportunidad y pudieran repartir esfuerzos. Un factor a tener en cuenta en un torneo tan corto e intenso.

Blancos de Rueda Valladolid consumió sus últimos minutos en la Copa del Rey con el orgullo y la seriedad que le hizo llegar hasta aquí, lamentablemente para ellos se encontró a un rival casi impenetrable que obtuvo el premio de las semifinales (60-83).

¿Quién se clasificará para la final?

Creo que ganará el
Real Madrid

Creo que ganará el
Power Electronics Valencia

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con C.B. Valladolid S.A.D.
Últimos artículos relacionados con Valencia Basket Club S.A.D.
Resto de la jornada



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos