Crónica

Adecco Estudiantes se lleva el derbi y es líder virtual (84-72)
Adecco Estudiantes derrotó al Real Madrid por 84-72 en un apasionante derbi que congregó a 15.000 personas en la grada, récord de la Liga ACB. Los blancos no cedieron hasta los últimos instantes y la diferencia no muestra la igualdad vista en la pista. Adecco Estudiantes acabó rompiendo el encuentro gracias a su dominio reboteador (48-34) y al buen papel de Brewer en los últimos minutos


Rafa Vidaurreta supera la defensa de Edu Hernández-Sonseca (Foto EFE)

Madrid, 2 nov. 2002 (EFE).- El tradicional duelo vecinal, incentivado por las emociones desatadas por el bautismo deportivo oficial del ex colegial Alfonso Reyes como madridista y por la lucha particular que año tras año mantienen Adecco Estudiantes y el Real Madrid por presumir como el mejor equipo local, cayó hacia las puertas del Ramiro, que aprovechó el desgaste de su rival y su mayor acierto para doblegar al bloque blanco.

La puja no ha hecho más que empezar, pero a falta de la última palabra, emplazada para el final de temporada, el conjunto de Jose Vicente Hernández demostró más recursos y mayor solidez que su adversario en este comienzo de curso.

Las alturas marcaron el inicio a pesar del arranque ficticio impulsado por Lucio Angulo y Nacho Azofra, que resolvieron las primeras jugadas con sendos triples. Felipe Reyes y Rafael Vidaurreta intentaban acotar su parcela ante Eduardo Hernández y Derrick Alston, prematuros ganadores del duelo particular.

Pero el encuentro se rompió por primera vez lejos de los aros. Impulsado por la solidez defensiva y los errores colegiales el Madrid encontró un filón en la distancia. Un triple más dos tiros libres anotados por Lucas Victoriano dispararon al bloque blanco (6-17, m.5) tras un parcial de 0-13.

Jose Vicente Hernández pidió tiempo muerto a la mesa para cortar las alegrías del bloque madridista. A la vuelta, el quinteto blanco ya incluía a Alfonso Reyes.

El esperado duelo fraternal llegó a los cinco minutos del arranque. Menos que lo advertido por Javier Imbroda en las vísperas. Felipe se percató de la presencia de su hermano en la pintura y se convirtió en su sombra. Como un extraño. Dos minutos después, Alfonso anotó sus dos primeros puntos como madridista. Para entonces, Felipe había sumado ya cinco en el partido.

Acuciado por las facilidades concedidas al rival, el preparador colegial alteró el guión defensivo de su equipo. La zona establecida, que dificultó las maniobras madridistas, fue el punto de partida de la remontada estudiantil liderada por Nikola Loncar.

El escolta yugoslavo recurrió a las necesidades de su equipo y encontró su momento mágico. Diez puntos consecutivos -nueve de ellos en tres lanzamientos triples sin error- devolvieron el parcial al bloque de Imbroda y voltearon el duelo (26-25, m.13).

El esfuerzo pasó factura a los locales al tiempo que Imbroda dio carta blanca a la imaginación, el talento y la improvisación de sus jugadores. Con Alberto Herreros, Lucio Angulo y Victoriano en el banco, y erradicado por la defensa colegial el juego en las alturas, Michael Hawkins y Alex Mumbrú fueron los encargados de alterar la dinámica prevista. Tres triples del base estadounidense junto a la lograda por el francés Alain Digbeau proporcionaron al enfrentamiento otro parcial notable (3-12).

Como el duelo se escribía a tirones, el tercer tramo devolvió la igualdad al choque y expuso el devenir del duelo a los diez minutos finales. Entonces, el Real Madrid se sostuvo casi únicamente en Alex Mumbrú y los tiros libres de Alberto Herreros.

Sin embargo, Corey Brewer reclamó para sí el protagonismo que compartió con Carlos Jiménez y Germán Gabriel. Entre el base estadounidense, autor de un triple y un espectacular mate y el trabajo y los puntos del alero y el pívot, impulsaron definitivamente a los locales ante un Real Madrid desfondado presa de la precipitación y de sus propios errores.

Hernández: "No bajamos la cabeza y quisimos ganar el partido"

El entrenador del Adecco Estudiantes, José Vicente Hernández, apuntó que la confianza de sus pupilos fue crucial en el triunfo (84-72) del equipo del Ramiro de Maeztu sobre el Real Madrid en el derbi madrileño y destacó el papel del menor de los hermanos de la saga Reyes, Felipe.

"Lo que mejor que estamos haciendo es entrenar la confianza. Hemos rectificado el mal inicio que tuvimos y ganamos porque no solemos bajar la cabeza y quisimos ganar el partido. Nos hemos divertido en un partido duro. He visto a un Real Madrid muy inteligente, pero en el tramo final fuimos con más confianza y fuerza en el rebote, sabiendo que cada balón era oro y estuvimos mentalmente fuertes", comentó.

Hernández admitió que el rebote ofensivo fue muy importante en la victoria colegial. "Con el porcentaje del primer y segundo cuarto habría sido más difícil si no hubiéramos tenido esos rebotes ofensivos. Felipe sigue haciendo cosas alucinantes", señaló.

El pívot Felipe Reyes confesó que tenía "muchas ganas" de jugar este partido. "El exceso de ansias nos ha hecho perder muchos balones, pero no dimos el partido por perdido y ese afán nos ha dado la victoria. Al principio creía que mi hermano no iba a jugar tanto. Lo importante es que no ha perdido la forma y en poco tiempo va a ser el Alfonso Reyes de siempre", aseguró.

Imbroda: "No supimos adaptarnos a su intensidad defensiva"

El técnico del Real Madrid, Javier Imbroda, lamentó la derrota e igualmente los numerosos rebotes ofensivos capturados por el conjunto colegial.

"Hemos dominado gran parte del partido haciendo un gran baloncesto. Sabíamos que Adecco Estudiantes se iba a emplear con una gran intensidad defensiva en el tercer cuarto y no hemos sabido adaptarnos. Nos ha ganado un equipo con un 37 por ciento en tiros de dos y nos han dominado el rebote ofensivo, donde ha radicado gran parte del éxito", dijo.

A su juicio, un equipo como el Real Madrid no puede conceder tantas "ventajas". "Sabíamos que Adecco Estudiantes es el primer equipo en rebotes ofensivos. Estábamos advertidos, preparados y un equipo que quiere ser ganador no puede permitir eso", subrayó.

Alfonso Reyes declaró que tras su debú con la camiseta blanca se va triste por la derrota. "Hemos seleccionado mal los tiros. Lo importante es que me encuentro bien de la espalda y después de dos meses he vuelto a jugar. La Demencia ha estado correcta aunque no esperaba nada de ella sino que ganásemos", manifestó el mayor de los Reyes, quien admitió que defender a su hermano Felipe fue "algo especial".

Arbitros: Ramos, Martínez y Landeira. Señalaron técnica a Loncar, que fue excluido por personales (m.32) y al técnico del Real Madrid, Javier Imbroda. También excluyeron a Digbeu (m.38).

Incidencias: encuentro correspondiente a la sexta jornada de la Liga ACB disputado en el Palacio Vistalegre de Madrid ante 15.000 espectadores, récord de la ACB


Resto de la jornada



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos