Artículo

Dario Saric, la gran esperanza croata
El mejor talento en 20 años, según Spahija. Triple doble y título en las finales del Europeo Cadete y Torneo Junior Euroliga. Nacido en Sibenik e hijo de un ex compañero de Drazen Petrovic, Dario Saric es el nuevo fenómeno y la gran esperanza croata

Buena entrada de Dario Saric (Foto Euroleague/Getty)

Barcelona, 8 May. 2011.- "¡Haz la quinta falta! ¡Haz la quinta falta para que te ovacionen!" Así gritaba Predrag Saric desde debajo de la canasta en el último minuto del Nike International Junior Tournament de la Euroliga, con el KK Zagreb de su hijo a punto de conseguir el título.

Para entender a Dario Saric hay que entender a su padre, a Predrag Saric, un alero fuerte y buen tirador que jugó durante muchos años en el Sibenka y compartió pista con el legendario Drazen Petrovic. En 1991, en plena carrera como jugador, se le llegó a dar por muerto en el frente de la guerra de los Balcanes, aunque afortunadamente el jugador apareció de nuevo en Sibenik lamentando "una desagradable confusión". Ahora Predrag ejerce de guía en la carrera de su hijo y lo vive de una forma especial, posiblemente excesiva. Siempre acompañando a Dario, grita y se exalta como nadie en los partidos, comunicándose incluso a gritos con los jugadores del KK Zagreb en pleno partido. Verle se llega a convertir en un show. Es protagonista y lo sabe.

Dario es de Sibenik, la ciudad de tan sólo 51.000 habitantes que también vio nacer y crecer a Drazen Petrovic. Sus primeros pasos fueron precisamente en la Escuela Drazen Petrovic y él es, con toda probabilidad, el jugador joven que más ruido y comentarios sobre su futuro está generando desde la independencia de Croacia.

Dario Saric con la bandera de Croacia (Foto FIBA Europe / Marko Metlas)

Por mucho que su estilo de juego no se parezca en nada, la comparativa con Petrovic es inevitable... y el propio Predrag Saric profundizaba hace un año en un reportaje de Superkosarka y traducido por nbadraft.net: "No puedo ser objetivo, pero como he jugado con Drazen y conozco cómo jugaba cuando tenía 15 años, me atrevo a decir que mi hijo es como Drazen. Quizá incluso tiene más talento que Drazen, pero la ética de trabajo de Drazen es incomparable (...) era un trabajador como nunca se había visto, mientras que Dario entrena 3-4 horas al día. Siempre le digo que se levante antes y vaya a entrenar, pero no siempre le apete. Simplemente, no es un 'cazador', pero tiene los genes para ser un jugador de primera clase".


Primer plano de Dario Saric (Jordi Montraveta)

¿Demasiada carga para un chaval que acaba de cumplir 17 años? Quién sabe. En el parqué él es el líder del KK Zagreb, él marca la pauta en ataque y en defensa, y no sólo jugando sino con gestos y hasta dando instrucciones. Pero no es egoísta en la pista y sus compañeros le adoran; basta ver las imágenes de la celebración final del NIJT. "Estoy muy contento por mis chicos, hemos conseguido algo muy grande para el Zagreb y el baloncesto croata. ¡Es impresionante!", nos contaba luego, todavía ensangrentado por varios golpes recibidos durante la final.

Habla un inglés correcto pero no entiende la palabra "pressure" (presión). Mejor. "Intento no distraerme, jugar y disfrutar y todo va saliendo", nos dice. "Juego con mis amigos y me divierto", añade. Y el futuro, la otra gran pregunta en cualquier entrevista que se precie: "Mi sueño es jugar para un grande en Europa y luego, quizá, en la NBA".

Hay rumores sobre el Panathinaikos, como antes los hubo sobre un fichaje multianual con el Baskonia. En tubasket.com, Predrag hablaba sobre esta posibilidad, señalando que "no llegamos a un acuerdo. Sospecharon de su talento". Preguntado por si el dinero tuvo que ver, respondía que "sí, por dinero también".

Portentosa entrada de Dario Saric (Foto Jordi Montraveta)


¿Por qué es especial?

Porque lo puede hacer casi todo y casi todo bien. Mide 2,05 sin zapatillas y 2,09 con ellas -de acuerdo a las mediciones oficiales del Nike Hoop Summit hace un mes- y puede jugar de base. No como Chiriaev, esta vez es verdad. De hecho en competición junior puede jugar de lo que quiera, sin excepción. En profesionales, seguramente alterne las posiciones 2-3-4, más en función de su evolución defensiva que no ofensiva.

Podría ser lo que en el baloncesto americano denominan un "point forward". Un jugador grande capaz de crear juego desde el exterior y desde el interior, un hombre que puede anotar y asistir con extrema facilidad.

Por definir su juego en apenas unas líneas, se podría decir que Saric es un jugador que controla todo lo que sucede en el espacio ofensivo de su equipo. Si hay un espacio, encuentra a un compañero, si puede anotar no lo desaprovecha. Es un atleta correcto, rápido y coordinado pero sin una gran explosividad; sus ventajas llegan del bote, de su altura y del peligro global que crea con el balón en las manos. Sus puntos de mejora están en el tiro (no es malo, pero sí mejorable; en Barcelona no metió un solo triple) y la necesaria evolución en defensa para defender a jugadores rápidos y exteriores.

Dario Saric está en boca de todos. También es protagonista en el libro "Sueños robados: el baloncesto yugoslavo", de Juanan Hinojo. En él, Spahija opina del fenómeno que "después de mucho tiempo, tenemos un talento excepcional: Dario Saric. Él es el primero, desde aquella generación de Petrovic, Kukoc o Radja, que tiene ese nivel. Es el mejor jugador que hemos sacado desde que somos un país independiente". También habla Radja: "Le he visto un talento seguro. Pero si no trabaja mucho no devendrá en un jugador de ese alcance".

Dario Saric entra a canasta (Jordi Montraveta)


Por sus hazañas le conocerás

A Dario Saric, como en su momento a Ricky Rubio, le preceden sus hazañas. Y no son pocas. La más llamativa, su exhibición en la final del Europeo Cadete de Bar (Montenegro) del pasado verano: 30 puntos, 11 rebotes , 11 asistencias, título y MVP. En el torneo, Saric promedió 24,3 puntos (1º del campeonato), 11,5 rebotes (1º) y 5,8 asistencias (2º).

En el Nike International Junior Tournament, Saric maravilló con 20,3 puntos, 12,3 rebotes, 6,3 asistencias y 29,3 de valoración media. Contra los mejores juniors de Europa y siendo un año menor que la mayoría, cabe añadir. En la final contra el Zalgiris firmó otro triple doble (ya va siendo costumbre) con 19 puntos, 11 rebotes, 10 asistencias y hasta 10 faltas recibidas.

Pese a su juventud, Saric juega en el KK Dubrava de la liga croata promediando 16,4 puntos, 5,1 rebotes, 2,9 asistencias y 22,9 de valoración por partido y eventualmente con el KK Zagreb en la más exigente Liga Adriática.

Pablo Malo de Molina
@MalodeMolinaACB
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Dario Saric
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-