Crónica

Un póker de estrellas da el primer triunfo al Regal FC Barcelona (86-71)
Después de una primera mitad ajustada, en el tercer cuarto apareció la defensa blaugrana para frenar a Teletovic y, de la mano de Anderson, Lorbek, Ndong y Navarro (cada uno con 17 puntos), el ataque local dinamitó el encuentro


86-71

1-0

EstadísticasListado de jugadas
Crónica del partidoFotos del partido
ACB360: En diferidoACBTV: Resumen del choque
Declaraciones de PascualDeclaraciones de Ivanovic
ACBTV: El torbellino culéCuadro del Playoff
Los 3º cuartos blaugranaACBTV: Triplazo de Huertas




Redacción, 27 May. 2011.- El Regal FC Barcelona se llevó el primer triunfo de la serie semifinal del Playoff ACB tras derrotar al Caja Laboral por 86 a 71. Para conseguirlo, el equipo blaugrana tuvo que superar el fuerte inicio de Mirza Teletovic, la magia de Marcelinho Huertas y el siempre voluntarioso espíritu competitivo del Caja Laboral.

En su primera parte el encuentro fue de dominio vitoriano. Con una alta anotación y su base brasileño corriendo el escenario era propicio para la sorpresa… y más si delante tenía un equipo que por mucho que dominara el rebote no tenía su mejor día en el tiro.

ACB Photo / Álex Caparros

Pero todo ello cambió en el segundo tiempo, cuando un parcial de 15-2 dinamitó la igualdad que había existido antes. Si Erazem Lorbek (17 puntos y 10 rebotes) estuvo inmenso durante todo el partido, la aparición de Boniface Ndong (17 puntos y seis rebotes) y Juan Carlos Navarro fue el detonante para que el Regal FC Barcelona construyera su ventaja anotando 32 puntos en el tercer cuarto. Lo de ratificar la victoria ya fue una cosa más global y sobre todo trabajada en defensa.

El control del rebote siempre fue de color blaugrana, la sangría en los rechaces ofensivos fue determinante, pero lo que acabó de desestabilizar a los vitorianos fue la intensidad que se empleó su rival en toda la segunda mitad. Teletovic, que en la primera mitad anotó 15 puntos, quedó oscurecido y solo sumó dos más en ese fatídico cuarto.

Con el partido abierto, los dos killers del Regal FC Barcelona: Juan Carlos Navarro (17 puntos) y Alan Anderson (17) mitigaron con clase cualquier intento de reacción vitoriana y la victoria acabó quedándose en el Palau Balugrana.

ACB Photo/Álex Caparrós

Teletovic avisa, Lorbek responde

La semifinal arrancó con ataques rápidos, la espera para empezar la eliminatoria había sido larga y los ataques duraban poco y compartían el mismo Leitmotiv: recital de pases en el perímetro. Tener en tu equipo a Barac o Perovic puede invitar a bombardear la zona con pases, pero el inicio de choque tenía la velocidad de los bajitos, e incluso Lorbek no lanzaba en la pintura, sino bien lejos.

Así las cosas, Dusko Ivanovic pedía tranquilidad a los suyos pero lo cierto es que ese ritmo alto de ataque les iba bien porque se les veía sueltos en el partido y aunque el resultado comenzaba a antojarse corto, un triple de Teletovic demostraba que las valientes declaraciones previas tenían sentido. Caja Laboral es un competidor nato y pronto empezó a exprimir sus opciones (6-9).

La sensación era de dominio baskonista pero el marcador no decía lo mismo. Los fallos en el lanzamiento (4/11 en el inicio) y el control del rebote ofensivo blaugrana (cinco capturas en cinco minutos) hacían que todo lo bueno que ofrecía el juego visitante quedara minimizado por la practicidad de los catalanes.

A estos dos parámetros había que añadir el espléndido inicio de Erazem Lorbek. Por dentro o por fuera, el esloveno era el factor diferencial del partido con seis puntos en los siete primeros minutos. Su explosión unida a una bomba de Navarro, dio la vuelta al marcador y obligó a Dusko Ivanovic a llamar al orden a los suyos (12-9).

La palabras del técnico hicieron click en la mentalidad del equipo y quien mejor entendió lo que el partido exigía fue Mirza Teletovic (nueve puntos en el primer cuarto y 15 al descanso). El pívot lideró la reacción de los suyos y logró que la ligera pájara quedara en nada para ir al descanso de entre cuartos con la sensación de que todo volvía a estar bajo su control (18-19).

En vistas que los hombres más enchufaos del equipo de Xavi Pascual eran sus pivots, en el comienzo del segundo cuarto la instrucción fue clara y cada posesión tenía el punto de mira puesto en ellos. A veces era con los puntos de Fran Vázquez y otras con los triples de Morris. El Regal FC Barcelona ponía sobre la mesa su apuesta para este momento de partido, pero el Caja Laboral no se amilanaba y respondía con un triple afortunados de David Logan y un brutal mate de Esteban Batista. Su grito enfriaba un ambiente que bajaba grados conforme subía la ventaja visitante (22-27).

En esa atmosfera apareció un hombre tranquilo de tierra caliente pero sangre fría como Boniface Ndong. Viendo que la pareja interior vitoriana era claramente más baja en altura, el Regal FC Barcelona siguió abusando de sus interiores. La estrategia fue, como una hormiguita, trabajando y trabajando el partido hasta que la diferencia quedó en un solo punto.

El despertar blaugrana podía poner nervioso a los jugadores de Ivanovic, pero a éste no y muy inteligentemente volvió a poner en pista a su columna vertebral. La lucha incansable de Fernando San Emeterio y las gotas de calidad de Huertas colocaron un parcial de 9-2 que dio una máxima ventaja a los visitantes (30-38).

Foto Víctor Salgado


El problema blaugrana era que sus errores en el tiro eran mayores que sus aciertos en el encuentro y eso le estaba costando mucho en el partido. Unos tiros libres de Anderson y Sada redujeron la diferencia antes que Teletovic decidiera regresar al encuentro para anotar uno de esos triples que levantan de los asientos a su afición y desespera al rival.

En el siguiente ataque, el bosnio lo intentó de nuevo, pero esta vez no tuvo tanta suerte y, en un partido de idas y venidas, todo acabó casi como empezó. Igualdad máxima en el juego y mínima renta en el marcador favorable al conjunto vitoriano (40-41).


Cambio de parte, cambio de guión

Después de mucho tiempo sin hacerlo, el inicio de tercer cuarto trajo la novedad de ver al Regal FC Barcelona por delante en el marcador. La agresividad defensiva iba creciendo y por momentos el partido entró en ese columpio anotador que según se anotaba o fallaba favorecía a unos o a otros.

Y como sucediera ya en la primera parte, Lorbek volvía aponer la diferencia en el choque. El tercer triple del esloveno (3/3) daba la máxima diferencia a su equipo. A éste le siguió otro de Navarro y el 55 a 47 era el reflejo de, por un lado el despertar defensivo y, por otro lado, la inspiración anotadora del momento. El parcial blaugrana creció hasta el 15-2 y la diferencia, por primera vez en el encuentro, se situó en la siempre psicológica barrera de los 10 puntos (57-47).

Marcelinho Huertas (17 puntos y seis asistencias) era el único que aguantaba la presión defensiva del Barcelona, pero esto era insuficiente para contener a un rival donde todos jugaban y todos anotaban. La batería ofensiva de los locales estaba golpeando duramente la línea de flotación vitoriana, el control del rebote local (llegó a doblar en el rebote en el tercer cuarto con 30 a 15) era demoledor y el partido corría el riesgo de romperse con el +13 del Regal FC Barcelona.




Anderson acaba con la emoción

El siempre alabado Carácter Baskonia era puesto a prueba. Era el momento de saber si podía o no haber emoción en el encuentro. Pues bien, el final de tercer cuarto no resolvió esta cuestión y si bien la ventaja quedó ligeramente reducida, esto no era un inconveniente para un equipo enrrachado en ataque (30 puntos en este período) y fortalecido en su moral (72-61).

Un triple de Teletovic en el comienzo de último cuarto amenazó con igualar el encuentro, pero sólo fue una amenaza porque el partido psicológicamente quedó destrozado en dos acciones posteriores. En una Víctor Sada demostró que sus muelles lo llevan muy lejos y taponó un intento de mate de Barac (17 puntos y cinco rebotes). En la siguiente, Ndong, sí machacó el aro vitoriano. La diferencia era ya de 14 puntos (78-64) y ni siquiera un nuevo triple de Teletovic (23 puntos) iba a cambiar la historia de este primer encuentro.

Cierto es que Caja Laboral tuvo un último arreón que le situó por debajo de los 10 puntos (78-69), pero fue un momento mínimo de duda que salvó Juan Carlos Navarro con otra bomba. La primera del partido despertó a los suyos, la última ratificó el triunfo del Regal FC Barcelona (86-71).

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Resto de la jornada



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos