Crónica

Lorbek lidera un Regal Barça que se comió la confianza bilbaína (74-64)
Polos opuestos en el primer partido de la Final ACB. Al Regal FC Barcelona le sobró confianza en un encuentro que Lorbek (24 puntos, 6 rebotes) hizo parecer fácil ante un Bizkaia Bilbao Basket que tardó demasiado en quitarse el miedo de la cabeza. Dominio catalán claro, a pesar de los 10 puntos de ventaja finales


74-64

1-0

EstadísticasListado de jugadas
Crónica del partidoFotos del partido
ACB360: Revívelo en diferidoACBTV: Resumen del choque
ACBTV: Mágico autopase de NavarroImperial Erazem Lorbek
Fotis: "Vamos a competir más"Pascual: "Buena puesta en escena"
Declaraciones post-partido#FinalACB en Twitter




Barcelona, 9 jun. 2011.- El Regal FC Barcelona se llevó el primer partido de la Final ACB por (74-64) dominando a placer un partido en el que sumo desarmar al Bizkaia Bilbao Basket desde el primer minuto. El equipo de Xavi Pascual aprendió perfectamente la lección de la Final del año pasado y puso en práctica el mensaje de la previa: "el favoritismo hay que demostrarlo en la cancha".

Así desplegaron su mejor defensa, aprovecharon la ventaja física en el juego interior y no permitieron que los debutantes en una final entraran en ningún momento en el partido. La confianza resultó ser un vaso comunicante: la del Regal Barça rebosaba mientras la del Bilbao Basket se escurría. Le vino grande el partido a los hombre de negro, que pagaron sin duda la inexperiencia en un partido que nunca estuvo en sus manos.

Frío en pleno junio

ACB Photo

En la previa dijo Fotis Katsikaris que su equipo no venía a disfrutar, sino a competir. Sin duda sus pupilos lo creyeron, pero la consecuencia fue que salieron agarrotados y fríos a una Final que, en los primeros compases, parecía venirles grande, en parte por la habitual defensa blaugrana y en parte por la magnitud del partido, aún no perfectamente calibrada en los primeros minutos.

El acierto interior de Lorbek y Perovic (11 puntos el primero y 14 de valoración el segundo en el primer cuarto) permitió ventajas de hasta 15 puntos (22-7) ante un Bizkaia Bilbao Basket que intentaba correr con Aaron Jackson, pero no encontraba la soltura y el descaro que habían mostrado durante todo el Playoff. La gran virtud del equipo vizcaíno durante todo este Playoff fue la valentía, jugar sin miedo y sin imponerse límites. Todo eso desapareció en el primer cuarto.



Navarro toma el mando de la prensa hidráulica

Sin embargo, salieron vivos. Cuando el problema está en la cabeza, la solución suele estar en el corazón. En la última acción del primer cuarto, Terence Morris encara el aro tras un magistral pase de Ricky Rubio y se dispone a matar sin compasión… pero Hervelle le planta cara, comete la falta, pero evita el mate. El mensaje estaba claro: aún estamos aquí y vamos a luchar. De haber reculado el belga, quizás ya no hubiera habido partido en la cabeza de los visitantes.

El segundo cuarto empezó con un tímido 0-4 para los de Katsikaris sacando, por fin, provecho a sus transiciones. Vasileiadis metió su primer triple para reducir la diferencia a 7 puntos (28-21) y dar la alerta a un Regal Barça que había perdido el acierto momentáneamente. Así lo pareció hasta que Anderson y Navarro se encargaron con un parcial de 6-0, de volver a tomar el mando del marcador (34-21).

ACB Photo

El Bilbao Basket vivía de destellos de Jackson y de una confianza en el ataque estático que tímidamente iba creciendo, mientras el Regal FC Barcelona dejaba escapar oportunidades de marcharse en el marcador por falta de buenas sensaciones en el tiro. Con 34-25 en el marcador, los de Katsikaris se pusieron en zona y Navarro respondió tomando las riendas del ataque.

Motivado por un par de errores anteriores por milímetros, se sacó de la chistera una jugada de carácter que, además, lastró la recuperación psicológica de su rival. Entraba Jackson a canasta con camino libre… hasta que se cruzó Ndong con un gran tapón. Navarro recogió el balón, dribló a Mumbrú con un extraordinario autopase y no dudó en convertir un triple a pesar de tener a tres compañeros solos debajo del aro. Esta la meto, pensó sin dudar. Del posible 36 a 28 se pasó al 39 a 26. El rodillo blaugrana tenía apariencia de prensa hidráulica, bajando milímetro a milímetro, sellando la primera parte en un claro 43-31.



Vuelve el rodillo, desaparece el Bilbao Basket

Empezó la segunda parte y nada pareció cambiar. Es más, se agudizaron los detalles. La altura blaugrana seguía machacando a los bilbaínos en los dos aros (16 rebotes blaugranas al final del tercer cuarto) y el Bizkaia Bilbao Basket seguía sin encontrar la salida a su ataque. Lo intentaran por donde lo intentaran, el resultado siempre era el mismo y la desesperación crecía minuto a minuto.

No había margen para la épica porque los visitantes no podían entrar de nuevo en el partido, todos las virtudes que les habían llevado hasta aquí habían desaparecido y producían el efecto contrario: con miedo, sin velocidad. Así fue cómo se fraguó el mortal parcial de 11-0 que cerró Grimau tras una combinación de genio e intensidad de Rubio para alcanzar la máxima ventaja hasta el momento: 24 puntos (57-33).

Acabó el cuarto frío, con un equipo visitante desencajado y un equipo local que podía permitirse el lujo de repartir minutos entre sus hombres importantes. 64-40 con aún 10 minutos por jugarse. ¿Acabados? Desde luego que no. Un triple de Paco Vázquez y dos tiros libres de Fisher culminaron un parcial de inicio de 2-10 (66-50) en el cuarto cuarto.

ACB Photo

El Bizkaia Bilbao Basket sabía que cada segundo de esta final era importante y que no iban a tirar un partido por muy cuesta arriba que se pusiera el marcador. Siguieron luchando hasta llegar a recudir la ventaja a 12 puntos (70-58). Llegó entonces la mejor defensa bilbaína, mucho más intensa que en ningún otro momento, más arriesgada (con 2 contra 1 a media cancha), dejando claro que quizás este partido no se podía remontar, pero aún quedaba mucha Final por delante.

Demasiado miedo para un Bilbao Basket que se topó con un equipo muy sólido plagado de gigantes como Lorbek, autor de una lección de su baloncesto silencioso, engañosamente sencillo y sutil. Tan sutil como pueden ser 24 puntos, 6 rebotes y 27 puntos de valoración. El primer golpe lo dio él, el primer round fue claramente blaugrana a pesar de ganar sólo por 10 puntos.

Roc Massaguer
@rmassaguer
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona
Últimos artículos relacionados con C.D. Basket Bilbao Berri



© ACB.COM, 2001-