Artículo

Víctor Sada: En boca de todos
Pocas veces el trabajo oscuro hizo tanto ruido. Sin él en pista, el Regal Barça no ganó ningún parcial en semis ni final, con una diferencia descomunal en la batalla final de Miribilla. Aroma a trending topic del que hace todo y lo hace bien, llama a las puertas de la Selección y es el jugador de moda de la ACB

Redacción,17 Jun. 2011.- Solo había pasado minuto y medio de partido. Miribilla hervía y el vapor de tanta pasión común contagiaba a un Bizkaia Bilbao Basket que salía con la intención de dinamitar el marcador desde el primer segundo. Con 5-2, tras fallo de Navarro, Sada corrió desde fuera de la zona hasta entrar arrollador, saltar por encima de todos los pívots rivales, coger el rebote ofensivo y anotar.

En el tercer periodo, la jugada se repite. Ingles prueba desde más allá de 6,75 y Víctor, que se encontraba a la misma distancia del aro, corre como un poseso hacia canasta, salta por encima de Hervelle, se queda congelado en el aire, atrapa el rechace y asiste a Navarro para que anote de tres. A continuación, una canasta suya ponía la máxima: 41-48.

Inmenso Sada, defendiendo a Aaron Jackson (ACB Photo)


Y así hasta 5 rebotes en ataque (8 en total…máximo del partido siendo base), 6 puntos, 4 asistencias y 14 de valoración. Y así hasta los 4,5 puntos, 4,8 rebotes, 3,6 asistencias y 9,1 de promedio en un Playoff donde ha hecho protagonizado mates (1), tapones (4) y robos (6), siendo un Top15 en casi todas las estadísticas de juego.

Curiosa vara de medir para un jugador al que precisamente no le hacen un favor las estadísticas. Sada no es números, Sada es baloncesto. Y es pieza clave y esencial para un Regal Barça campeón. Ya en semifinales, Pablo Malo de Molina ofrecía un dato clave. Sin él en pista, los barcelonistas no habían podido superar ni un minuto al Caja Laboral (56-56). Con su presencia, un +31 (108-77) para los de Pascual.

Algo similar ocurrió este martes. Tras ese 41-48, un 10-2 para los bilbaínos, que se pusieron por delante justo cuando Víctor estaba en el banquillo y que volvieron a ceder cuando el badalonés regresó a la pista (parcial de 4-14). En total, un increíble 32-53 con Sada en la cancha y un 23-11 adverso para el Regal Barça sin el base. En el segundo partido, 52-45 para el campeón cuando el “8” jugaba (22-22 sin él) y, en el último, 40-30 y 34-34 respectivamente.

Es decir, ni en semifinales ni en la Final el conjunto catalán ha hecho superado a su rival sin contar con Víctor Sada. Entre los tres partidos contra el Bizkaia Bilbao Basket, el parcial ha sido de 145-111 con el jugador en la cancha y de 67-79 en contra cuando este estaba en el banquillo. En el global de los 6 partidos y pese a tratarse de un especialista defensivo, el Regal Barça ha incrementado un 32,4% su producción en ataque y ha descendido un 10,4% sus puntos encajados en defensa.

Víctor Sada llega a un tapón altísimo (ACB Photo)


Y eso que la defensa no es cuantificable, por mucho que haya logrado dividir por cinco la valoración de un Aaaron Jackson (3 de val.) anulado en la Final y por más que su intensidad y ganas contagie a un equipo que aprieta atrás como ninguno en Europa.

"Todo el equipo ha estado genial, ha hecho un juego magnífico. Está claro que hemos demostrado nuestra fuerza en cada acción, en cada rebote, en cada canasta. Si no éramos fuertes, hubiéramos sufrido. Es un título muy grande. Personalmente es la tercera Liga y queríamos olvidar lo del año pasado, que la perdimos en una mala semana. Había mucha gente que la merecía y nos ha costado mucho. Estoy muy contento”, confesaba con una sonrisa a Europa Press, rematando a lo grande: “Vivo por ver sonreír a mis compañeros".

“Aplaudid a este equipo y recordad su nombres, porque ha sido un año muy duro y puede que algunos no estén el próximo año”, gritaría más tarde en la celebración. Él, con contrato hasta 2012 tras firmar en 2008 por cuatro temporadas, sí seguirá, cada vez con más peso en el equipo. ¿Es el instante cumbre de su carrera? “Es bueno pero he tenido muchos otros. Siempre que hay un buen momento la gente dice que es el mejor y se acuerda de ese y del anterior, pero la verdad es que nunca miro eso y solo disfruto del momento”, afirmó en El Mundo Deportivo.


Un jovencísimo Sada, antes de debutar

Qué suerte tuvo Víctor de absorber tan rápido el amor por el baloncesto que el ex jugador del Barça del 70 al 74 Adolfo Sada, además de su madre Neus y sus hermanos mayores Adolfo y Kike le trasmitieron. “En mi familia siempre se habla de baloncesto. ¡Siempre!”, reconoció en un documental de Barça TV.

Parece que fue ayer cuando deslumbraba en el Colegio Minguella, con el que conquistó un torneo internacional en Bruselas en el 96 y con el que reinó el torneo Molinet con una canasta final suya. Cómo olvidar aquel agosto de 2003 en el que le confirmaron que sí, que se quedaba en la primera plantilla de su club de toda la vida, que venía de ganar la Euroliga.. “El día en el que mi padre me dijo que iba al primer equipo nos pusimos a llorar los dos”.

Meses después, un 17 de octubre, debutaría en ACB, un año antes de dejar atónito al mundo del basket en el Europeo Sub20 de Brno 2004, en el que logró un triple doble con 23 puntos, 15 rebotes y 10 asistencias.

Su salto adelante en Girona, con dos temporadas muy serias y sinónimos de evolución, su crecimiento en Barcelona, su pasada Copa del Rey, donde rozó el MVP, y su Playoff ACB, con la guinda de una gran Final, el camino natural de un jugador que ahora está de moda, trending topic twitteros incluidos.

Por su templanza y serenidad, parece un veterano, cuando solo tiene ahora mismo 27 años, una edad que a veces engaña. “Tal y como está subiendo la gente joven, que con 19 o 20 tiene un nivel altísimo, parece que con 25 no seas ya tan joven. Yo me considero así. Sé cómo van las cosas y lo que tengo que dar al equipo. Estoy en una edad muy buena en la que se mezcla todo: tienes más experiencia, has vivido momentos complicados y físicamente estás bien”

Obseso por el “8” al principio de temporada –“Es mi 8ª temporada ACB, llevo 8 años con María, mi novia, nací un día 8 y el 8 es mi número favorito”-, apasionado de Magic Johnson, amante de la lectura, el cine y las series norteamericanas, Sada impresiona cada día sobre la cancha sin necesidad de brillar en anotación. De hecho, solo en un par de partidos ACB esta temporada superó la barrera de los 10 puntos.

(ACB Photo)


Capaz de hacer 11 rebotes en un partido –tope ACB para un base- o de llegar más lejos gracias a su enorme salto vertical que los propios pívots como con aquellos rebotes tan simbólicos e importantes con los que iniciábamos estas líneas, el jugador de moda de la ACB llama con fuerzas a las puertas de la Selección Española tras su explosivo final de temporada.

“No parece un chiste para nada contar con él, tanto por su ética de trabajo como por su intensidad defensiva”, confiesa un Scariolo que podría poner, en caso de convocarle, la guinda a una temporada redonda en la que está en boca de todos. Lógico, ¿verdad?

Daniel Barranquero
@danibarranquero
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona
Últimos artículos relacionados con Víctor Sada
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-