Artículo

Greg Ostertag, Ricky Davis, Damon Jones... La D-League se llena de ilustres
La liga de desarrollo de la NBA está recibiendo la llegada de jugadores de sobrada experiencia en su intento por regresar al máximo nivel. El camino abierto la pasada temporada por Antoine Walker está más transitado que nunca


Greg Ostertag, en su etapa en los Jazz (Foto EFE)

Los Angeles, 6 de enero de 2012.- Lo que se concibió como una liga para formar jugadores con potencial NBA empieza a convertirse en una plataforma para los regresos más inesperados. La D-League sigue siendo, mayoritariamente, una liga cuya principal función es el desarrollo (la "D" de su nombre) de jugadores, pero la llegada de viejas glorias en su intento por volver a ganarse un hueco en la NBA da un extra de picante a la competición.

El caso más llamativo es, sin duda, el de Greg Ostertag. El pívot, conocido especialmente por su papel en los Jazz de Karl Malone y John Stockton que disputaron dos Finales NBA ante los Bulls de Michael Jordan, ha elegido la D-League para su vuelta a la competición. Ostertag, de 38 años de edad y retirado desde 2006, está jugando con los Texas Legends, equipo afiliado de los Dallas Mavericks.

Ostertag, quien jugó durante gran parte de su carrera tras donar uno de sus riñones a su hermana, ha disputado ya tres partidos en los Legends, demostrando que, al menos, mantiene el instinto reboteador. 8.7 rebotes por partido (3.0 en ataque) en 20.7 minutos no son mal botín, pero su estado de forma está aún lejos del exigido en la NBA. En ataque, su aportación ha sido aún poco efectiva, con 3.7 puntos por encuentro y un 35.7% de acierto.

Otros "clásicos" que han hecho su acto de presencia en la D-League han sido Ricky Davis, Luther Head, Mike James, Damon Jones, Keith McLeod o Mikki Moore. Y el próximo que podría aterrizar es un antiguo All-Star. Ni más ni menos que Michael Finley. El veterano escolta, agente libre desde que fue parte de los Celtics en el equipo que llegó a las Finales NBA en 2010, está en negociaciones con el equipo de Ostertag, los Texas Legends, según ESPN Dallas. Finley volvería así a la órbita de los Mavs, su equipo durante gran parte de su carrera.

Todas estas viejas glorias, contando a un Jamaal Tinsley que aprovechó su estancia en la D-League para hacerse un hueco en los Jazz, han seguido el camino abierto la pasada temporada por Antoine Walker. El antiguo All-Star y ex-jugador de Celtics, Hawks, Mavericks, Timberwolves, y campeón NBA en 2006 con Miami, sorprendió al elegir la liga de desarrollo para su regreso a las canchas tras más de dos años fuera de la competición oficial.

Walker, pero, sigue aún en la D-League. Sus buenos números la pasada temporada (16.0 puntos y 6.3 rebotes) en los Idaho Stampede no le dieron acceso a una oportunidad en la NBA, y su producción está decreciendo en la presente campaña (10.1 y 5.9, con un 16.4% en triples). Su regreso al mejor escaparate baloncestístico está cada vez más difícil.

Antonio Daniels, otro veterano entonces sin equipo, fue el que mejor aprovechó la senda de Walker el pasado año, acabando la temporada en los 76ers. Con Jamaal Tinsley también asentado en los Jazz, las franquicias NBA tendrán ahora disponibles ilustres veteranos ganándose una oportunidad en la D-League junto a otros aspirantes a "jornaleros" de la gloria.

La gran cita para los jugadores de la D-League empieza el lunes con la disputa del tradicional "Showcase" en Reno. Los 16 equipos se reunirán en la ciudad del estado de Nevada para disputar dos partidos de temporada regular cada uno enfrente de una pléyade de ojeadores de franquicias NBA y de otros países.

La presencia de jóvenes jugadores asignados desde equipos NBA como Marcus Morris (Rockets) o Cory Joseph (Spurs) o un viejo conocido de la Liga Endesa como Christian Eyenga (Cavaliers) hacen del Showcase una buena prueba para que los jugadores de la D-League demuestren su potencial. Aunque tengan 38 años y se llamen Greg Ostertag.

Carlos Peralta
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos