Artículo

FCB Regal alza la Minicopa ante el R. Madrid y conquista la quinta (83-78)
Tras una incansable lucha y una final vivida con gran intensidad el Barça Regal se ha impuesto al Real Madrid por 83 a 78. Pol Vives, desigando MVP del torneo con 15 puntos y 13 rebotes en la final



Barcelona, 19 de Febrero de 2012.- El primer clásico de la Copa del Rey '12 se tiñe de blaugrana. ¡Barça Regal campeón de la Minicopa! Gloria barcelonista en el Centre Esportiu Olímpics de la Vall d'Hebrón, que vivió el triunfo ante un Real Madrid guerrero que bregó sin premio final. Novena presencia en la final de una Minicopa y quinto título. Pol Vives, líder y MVP para conseguir la quinta corona. FC Barcelona Regal ya es el rey de la Minicopa.

Pol Vives, excelente (ACB Photo)

Empezó eléctrica la final. Ritmo ágil del Regal Barça corriendo bien al contraataque y aprovechando las pérdidas blancas. Neutralizaban rápido los blaugrana el triple inical del blanco Parra. Y es que la faena de David López bajo los aros, reboteando y alzándose para anotar bajo el aro, daba las primeras ventajas a los locales (10-5, min. 4). Rompía una y otra vez la dupla López - Max Esteban, corriendo en transición y aprovechando el buen hacer de los exteriores blaugrana, asistiendo de manera franca. Y con belleza. El Madrid, irregular y errático. Descontrolado en exceso, quizá. Y las torres de Óscar Orellana funcionando a la perfección. Esteban y López combinaban ya 18 puntos y 10 rebotes. Primera brecha (24-13). El Barça entraba con una marcha más. Con un punto más en ataque. Más garra en los rechazes. Y defensa, claro. Anulando cualquier idea blanca.

Poco se notó el descanso de los dos estandartes blaugranas. El ataque de los clones, podría llevar escrito el segundo cuarto. Bartolomé, por dentro y Vives, alero alto con mano de seda, tomaron el relevo. El Real Madrid, con un Luka Doncic, talento esloveno del 99, poco cómodo vertía sus esperanzas en Redondo, el más activo de los blancos. Sin encontrar el ritmo los de Alberto Codeso, siempre por debajo (33-19, min. 14). Multiplicado Bartomolé, espigado y hábil. Ejecutor Vives. Pero rendirse no se lleva, en la casa blanca. Rachas de Redondo y Poyatos, que percutían para encabezar un parcial alentador. Se reducían las diferencias (42-31) y los blancos creían. Pero ahí estaban ellos ejerciendo otra vez de líderes. Rompiendo algún que otro sueño antes del descanso. Apuntillaban dos triples, uno espectacular sobre la bocina, de Bartolomé, para dejar el marcador en 50-33 al descanso. 18 puntos de Vives, 11 de Bartolomé. 64-22 en la valoración del equipo. Seguían con una marcha más, sí. 50 puntos unos infantiles...

Íñigo Gómez y David López pugnan por un rebote (ACB Photo)

Bien sentó el reposo al blanco Doncic, más rodado en este reinicio. Batuta para el esloveno, liderando un parcial recuperador. Mientras Esteban, todavía seguía a la suya recogiendo transiciones y entrando sin oposición, un Madrid más alegre saltaba a la cancha. Mejores porcentajes y Doncic y Poyatos sumando de dos en dos. Con algún triple de esos que te reaniman. Vaya si lo hacía. 2-10 de parcial. Y los blancos, ¿dentro? Ahora sí. Esteban, más ahogado, no encontraba las mismas facilidades en la zona. Y el esloveno seguía a la suya. Definitivamente el Real Madrid creía. El parcial final del período se fijaba en 14-23 para un 64-56 a falta de diez minutos. Alegría y ahora sí un líder anotador, daban esperanza blanca.

No renunciaba el Real Madrid a su primera Minicopa, ni mucho menos. Pese al desaliento inicial siguieron bregando los madrileños. El colapso del Barça Regal ya era evidente. Malos porcentajes, descontrol. Y esa ansiedad y nervios del choque a cara o cruz. De un clásico mayúsculo, por 13 años que tengas. Aparecía Poyatos. Y Doncic, claro. No lo hacían con el mismo brío ni Vives ni Esteban. Como la hormiguita que va trabajando sin hacer ruido, el Madrid asustaba (68-65). "No hagamos broma", se oía en una grada llena, más blaugrana que blanca. Normal. No se habían visto nunca por debajo, los locales. Retirado lesionado Bartolomé perdía el Barça a uno de sus líderes. Pero aparecía el carácter de Màxim. Max Esteban, para desvanecer romper esa hipotética 'táctica del conejo' del Madrid. Un triple y un cesto sin oposición bajo el aro, disfrutando de esos centímetros de superiodidad que, a estas edades saben a gloria. Parecía la sentencia (75-65, min 35). El querer y no poder se elevó a la enésima potencia. Y más con el derroche de talento de Pol Vives, MVP. Sumaba, reboteaba y asistia. Un todoterreno. Intercambio estéril de canastas, con Doncic sudando hasta el último segundo (acabó con 20 puntos -triple sobre la bocina desde medio campo incluído-). Pero la Minicopa tenía un color. Y se quedaba en casa (83-78). La quinta para el FC Barcelona Regal, rey de copas.

Quinta Minicopa del FCB Regal (ACB Photo)


  • Estadística primer cuarto


  • Estadística segundo cuarto


  • Estadística tercer cuarto


  • Estadística final


  • Banca Cívica, tercero sin oposición (68-43)

    En el duelo previo por el tercer y cuarto puesto, Banca Cívica derrotó sin problemas a la Fundación Baskonia. Iniciativa sevillana desde el comienzo, que rentabilizó el buen hacer de Pedro Miguel Martín y Guille Bandrés para distanciarse ya en el primer cuartp (19-10). Más conjuntados los andaluces, que con su acierto en los tiros de dos y la superioridad en el rebote dominaron durante todo el partido. Nada pudieron hacer los vitorianos, atropellados y con su valuarte ofensivo, Borisa Simanic, hoy desacertado. Pablo Aldea, destacado en días anteriores, tampoco estuvo cómodo. Y las distancias, en todo momento, insalvables (61-30 final 3r cuarto).

    Banca Cívica, tercero en la Minicopa (ACB Photo)

    Se siguió divirtiendo Martín, torre sevillana, que acabaría como el mejor del choque de consolación con 28 puntos y 18 rebotes para 36 de valoración. El mejor baskonista, Ozkariz.

  • Estadística del partido
  • ACB.COM

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-