Crónica

Rafa Martínez vuelve a ser verdugo del Barça Regal (76-81)
El escolta taronja anotó en el minuto decisivo cuándo y cómo debía para tumbar al Barça Regal jugándole de tú a tú. El Valencia Basket rompe la increíble racha azulgrana en Playoff y lleva el factor cancha a la Fonteta



Palau Blaugrana, 27 May. 2012.- El Valencia Basket logró tantas cosas en el Palau... La más importante, derrotar al FC Barcelona Regal por 76-81 para hacerse con el factor pista y afrontar dos partidos en la Fonteta con la posibilidad de destronar al campeón. La segunda, certificar que las series son partido a partido, que no hay hándicap que valga. La tercera, ganar por primera vez en Playoff a los catalanes. La cuarta, lanzar el mensaje a sí mismos y al viento: que el Barça Regal –a pesar de su increíble trayectoria en este Playoff– es perfectamente batible. Que el Valencia Basket puede derrotarle jugando de tú a tú. Que ya no habrá récord de victorias consecutivas en Playoff para los azulgrana.

Marcelinho Huertas marca jugada (Jordi Montraveta)

Los de Velimir Perasovic se sobrepusieron a un nefasto inicio de partido para, primero de la mano de Rafa Martínez (18 puntos y 4 asistencias) y luego de la de Vitor Faverani (15), remontar, meterse en el partido y jugarle al Barça Regal con ventaja. En el último periodo, apareció Nando de Colo (16 y 5 asistencias), pero, al final, cuando el partido se jugaba a anotar la canasta decisiva, volvió el mejor Rafa Martínez. Como acostumbrándose a ser verdugo del Barça Regal, anotó cuando y como debía para empatar la serie.


La continuación

Y eso que al inicio la serie parecía no haberse detenido. Con un 9-0 para empezar, no era sino una continuación del vendaval azulgrana vivido el jueves. El Barça Regal volvía a desprender las mismas sensaciones de facilidad, consiguiendo canastas ante un Valencia Basket dócil, dominando el rebote y buscando un punto de velocidad en las transiciones. Con menos de tres minutos disputados, Velimir Perasovic ya debía recurrir al tiempo muerto, gesticuladamente enfadado.

Los taronja intentaban crear en ataque a partir de Rafa Martínez, aunque era Faverani el que acababa terminando las jugadas. Con un triple de Rafa (16-7), el conjunto valencianista parecía recuperar el pulso, aunque los robos o meros balones tocados de los catalanes, además de su acierto desde el triple (anotaron los tres primeros), les permitían ser visibilemente superiories, con anotación de todo el quinteto inicial.

Rafa Martínez trataba de seguir tomando la responsabilidad, forzando defensivamente a un Juan Carlos Navarro que había salido a pista en el minuto 7 y que erraba sus dos primeros lanzamientos, algo ansioso. Frente al guionizado ataque azulgrana, el Valencia presentaba fogonazos individuales, ahora con De Colo desbordando (21-13). Aunque solo la presión valenciana en el rebote ofensivo durante los últimos instantes del periodo logró equilibrar la batalla interior, que hasta ese momento caía descaradamente del lado local. Con 21-14 al término de los diez primeros minutos, el Valencia Basket había superado las dificultades clínicas de los primeros minutos.

Navarro no se encontraba cómodo en ninguno de los dos lados de la cancha (llegaría al descanso con 4 puntos, con 0/4 en tiros de campo), a pesar de algunos buenos pases. Eso hizo que el ritmo anotador cayese, después de un buen resultado coral en los primeros minutos. Y su rival lo aprovechaba para, si no meterse de lleno en el partido, sí mantenerse a una distancia prudencial desde la cual poder creer en un zarpazo definitivo (26-18, minuto 13).


Cambio sin matices

A esas alturas del encuentro, el Barça Regal ya había abandonado la comodidad para instalarse en el oficio, como el de Boniface Ndong forzando faltas para anotar desde la línea o el de Marcelinho Huertas encontrándose un balón para terminar anotando. Los levantinos habían aumentado la presión defensiva hasta tal punto que la línea exterior azulgrana tenía problemas para recibir. Ahora era el Valencia Basket el que hallaba mayores facilidades hacia el aro. Y las aprovechaba, poniéndose 30-27 al tiempo que su afición llenaba el ambiente del Palau Blaugrana a grito de “¡Valencia, Valencia!”.

El tiempo muerto de Xavi Pascual no elevó la intensidad de su equipo y, nada más volver al partido, Rafa Martínez empataba con un triple y Nando de Colo ponía a los suyos por delante (32-33) con otro. Los jugadores del Barça Regal parecían haber perdido la tensión competitiva, además de la clarividencia y el acierto, yéndose al descanso con desventaja (37-39). Los cuatro triples valencianos del segundo cuarto –dos en el último minuto: Rafa Martínez y Nik Caner-Medley– le daban la victoria provisional al descanso. En ese mismo periodo, el Barça Regal solo había sido capaz de anotar un tiro de campo.

Ya resultaba vital –y lo sería más todavía– la recuperación de Rafa Martínez, que al descanso había anotado más del doble de puntos (13) de los que había logrado en el resto del Playoff (6). El 37-39 era el resultado de dos historias completamente diferente: un dominio azulgrana inicial y uno taronja final. Como si no existieran matices.



Equilibrio de fuerzas

Tras el descanso, Navarro trataba de tomar responsabilidades en un equipo que iba a remolque de la nave taronja y que sudaba para anotar. En el otro lado, Valencia Basket no rehuía la ventaja en el marcador; al contrario, parecía sentirse cómodo. Cuando el Barça Regal se ponía por delante (46-45), aparecía De Colo para devolver la ventaja taronja y Faverani para taponar a Pete Mickeal. Los de Perasovic le jugaban de tú a tú y obtenían su recompensa: genial asistencia de De Colo para 2+1 de Faverani y aumentar la ventaja (46-50).

El pívot brasileño, que venía de disputar un final de liga regular a buen nivel, confirmaba su poderío en la zona, aprovechándose de la atención que despierta Caner-Medley en la defensa culé. Constante castigo para los catalanes en el tercer cuarto, Faverani firmaba un estratosférico mate (50-54) para que, de su mano o de la de De Colo, el Valencia Basket saliese airoso del intercambio de canastas. Hasta que con una buena defensa y un tiro de Ndong, el Barça Regal alteró el orden y empató el partido al final del cuarto (56-56).

En el primer minuto del periodo decisivo llegó un momento clave, escrito por Rodrigo San Miguel. Con Stefan Markovic vestido de calle en el banquillo, tras lesionarse en la primera mitad, San Miguel tomaba responsabilidades, anotando dos tiros exteriores consecutivos que sabían a gloria a la afición valencianista (56-61) y que harían ir a remolque a los culés durante buena parte del periodo. El Palau Blaugrana empezaba a presionar, aunque no lograba espolear a su equipo, errático en ataque y con problemas en la circulación de balón exterior.

Solo el triple de CJ Wallace devolvía la confianza a los suyos (60-61), que se apoyaban en el espíritu combativo de Marcelinho Huertas (el mejor del equipo, con 17 puntos y 8 asistencias), muy agresivo en ataque, y que acababa de neutralizar el trabajo de San Miguel (62-61). Los valencianos sumaban tres minutos sin anotar. Y, cuando AJ Ogilvy (13 tantos en 15 minutos) lo solucionó con un enorme mate, respondió al instante Marcelinho con un triple para romper la zona valenciana (65-63, min. 35).

Foto Jordi Montraveta


Era momento de que De Colo sacase su infinita clase a relucir. Su desborde constante, su elegancia al elevarse, le daban primero una canasta hecha a Ogilvy, luego el empate desde media distancia (67-67) y finalmente el remate con un triplazo de pura confianza, de gélido líder inmutable al entorno. Le petit roi se colocaba como máximo anotador del partido y como hombre al que darle todos los balones. Por decisivo y por placentero.


El verdugo

La ansiedad empezaba a contraer las muñecas del Barça Regal, un equipo que ya había mostrado ciertas dificultades esta temporada para sobreponerse a situaciones mentalmente adversas. Como lo era esta: Ogilvy ampliaba la brecha y Brad Newley burlaba la autoridad barcelonista en la zona para anotar tras rebote ofensivo y poner el 68-74 (min. 38). El encuentro se tensaba, las decisiones arbitrales se criticaban, el Valencia Basket paraba las acometidas del Barça Regal con falta y los azulgranas recortaban desde el tiro libre (73-74 entrando en el último minuto).



Y volvía el verdugo. No era a 0,7 segundos para el final. Pero Rafa Martínez volvía a ser la estrella a la que darle el balón. Para convertir un triple. Pero no solo eso. Para conseguir que la afición valenciana se convirtiese en la voz del Palau. Para poner cuatro puntos de distancia y hacer creer a su equipo que, no es que no pudieran ganar, es que estaban muy cerca. La respuesta de Huertas era inmediata: triple... seguido de antideportiva del propio base brasileño, tras considerar los árbitros que agarraba a San Miguel en el saque de fondo.

No anotaría desde la línea, pero sí lo haría el nuevo monarca. Con De Colo expulsado, Rafa Martínez volvió a ser el enterrador. Anotó una penetración, que precedió a un triple fallado de Navarro. El Barça Regal mostraba cierta impotencia, y el Valencia Basket desbordaba el ánimo. 76-81 en una enorme victoria taronja.

David Vidal
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona
Últimos artículos relacionados con Valencia Basket Club S.A.D.
Resto de la jornada



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos