Crónica

El Caja Laboral se apunta el triunfo en la prórroga (82-79)
Cuando parecía que el Real Madrid tenía el triunfo en el bolsillo, Pablo Prigioni forzó una prórroga en la que el Caja Laboral consiguió asegurar un triunfo vital (82-79), tras un partido intenso, muy disputado y en el que una vez más se luchó al máximo cada balón. Los baskonistas se ponen con ventaja en la eliminatoria y podrían sentenciar el próximo jueves (1-2)

Redacción, 29 may. 2012.- Una gran defensa durante todo el encuentro, el acierto en ataque de Brad Oleson, la veteranía de Pablo Prigioni para lograr la canasta que forzaba la prórroga y el buen hacer de Mirza Teletovic y Nemanja Bjelica en el tiempo extra han permitido al Caja Laboral llevarse el triunfo en el tercer partido de la semifinal (82-79), frente a un Real Madrid que sacó partido de su superioridad en el rebote para dominar en el marcador en el último periodo.

Los dos equipos afrontaban el choque como si fuera el último. La importancia del mismo les hizo saltar al parqué con cierto nerviosismo en ambas plantillas, lo que se tradujo en algo de precipitación en las primeras acciones del encuentro.

ACB Photo / L. González

Dos minutos después del inicio, el marcador seguía sin moverse (0-0) y tuvo que ser Brad Oleson el que rompiera esa sequía, al convertir el primero de sus lanzamientos, un triple que entró de forma limpia (0-3).

El Caja Laboral no estaba dejando correr a su rival, que además encontraba bastantes dificultades para encarar la defensa vitoriana. Fue al cumplirse el minuto 4 cuando Mirza Begic consiguió por fin inaugurar el marcador de su equipo (5-2).

Esa primera canasta espoleó al Real Madrid que, sólo dos minutos después, daba la vuelta al marcador (7-9). La igualdad volvía a reinar en el encuentro, como ya había sucedido en los dos primeros enfrentamientos, y la lucha por cada balón se hacía más y más intensa.

La gran diferencia la marcaba el rebote, en el que el equipo blanco estaba siendo muy superior al vitoriano (12 a 2 en el minuto 8). Pero el Caja Laboral estaba consiguiendo jugar a un ritmo pausado, algo de lo que salía beneficiado al final del primer cuarto (15-13).

Defensa contra rebote

El segundo periodo no cambió en exceso el guión del partido. Los de Pablo Laso intentaban sacar provecho de su superioridad en el rebote, pero el balance defensivo del Caja Laboral estaba siendo impecable y eso le permitía seguir mandando en el electrónico (23-17, m.15).

Jaycee Carroll, que no se estaba encontrando cómodo en la pista, dejó entonces su lugar a Kyle Singler, quien respondió con un triple que volvía a acercar a su equipo en el marcador (23-20).

ACB Photo / L. González

Sin embargo, otro problema empezaba a sobrevolar al Real Madrid y ese era el de las faltas personales. Ante Tomic y el propio Singler volvían al banquillo con 3 faltas personales cada uno y el Caja Laboral aprovechaba para conseguir desde la línea de personal su máxima renta (29-22, m. 17,5).

El primer contrataque blanco llegó a falta de algo más de un minuto para el descanso, siendo completado por un mate de Novica Velickovic (30-27); poco después Mirza Begic aprovechaba el rebote ofensivo para volver a machacar el aro y, a 16 segundos para el final del cuarto, de nuevo Velickovic convertía un tiro libre, dejando a su equipo sólo dos abajo cuando se marcharon al vestuario (32-30).

Mejoran los ataques

Quedaban por delante 20 minutos en los que podía pasar cualquier cosa. En la reanudación, el Caja Laboral siguió defendiendo de manera perfecta, provocando ya en la primera acción una nueva pérdida en el Real Madrid que se convertía en posterior canasta de Fernando San Emeterio (34-30).

Pero pronto los blancos empezaron a correr, aprovechando los errores en el tiro de su rival y logrando un parcial de 0-5 que les ponía por delante después de muchos minutos (34-35, m.22).

El Real Madrid suplía sus pérdidas de balón con las segundas opciones de tiro que le daban su enorme superioridad en el rebote, mientras el Caja Laboral apostaba por el tiro exterior para abrir su juego y evitar ese dominio blanco en la zona.

Cada conjunto sacaba partido de su particular visión del juego, provocando que el marcador se mantuviera en mínimas ventajas y constantes alternativas (42-40 m.25; 44-45, m. 26).

ACB Photo/L.González

Una antideportiva de Carroll marcó el despegue del Caja Laboral, que con un parcial de 8-0, completado con un triple de Mirza Teletovic rompía el partido (52-45, m. 29) y obligaba a Pablo Laso a detener el juego para intentar frenar esa reacción baskonista. Pero no había demasiado tiempo y el final del tercer cuarto llegaba con siete puntos de ventaja para los locales (54-47).

Nadie quiere sentenciar

Como ya hiciera en el segundo partido, el técnico blanco volvió a poner a sus dos bases en pista (Sergio Llull y Sergio Rodríguez), lo que dio una mayor velocidad a su ataque y les llevó, una vez más, a recuperar la diferencia (54-53, m. 32).

Si en defensa no se podía poner un pero al Caja Laboral, su ataque no estaba siendo el esperado en estos primeros compases del periodo decisivo. Tras cuatro minutos sin anotar, los baskonistas veían como de nuevo el Real Madrid se colocaba por delante (54-55, m.34).

En un nuevo tiempo muerto, Dusko Ivanovic volvía a pedir a sus jugadores tranquilidad y, sobre todo, paciencia en ataque. Pero el Real Madrid aprovechaba ese desconcierto baskonista para seguir ampliando su parcial, que en el minuto 35 era ya de 0-12 (54-59).

Fue de nuevo una antideportiva, esta vez de Begic, la que provocó la reacción baskonista. Pablo Prigioni, desde la línea de personal, devolvía el empate al marcador (62-62) a tres minutos para el final, mientras Sergio Llull iba a lo suyo y, con cuatro puntos consecutivos mantenía a su equipo por delante (62-66, m.37).

Sólo dos puntos separaban a ambos conjuntos a 38 segundos para el final del encuentro (67-69). Pero el Real Madrid erró la jugada que había preparado en el tiempo muerto y Pablo Prigioni, penetrando y lanzando forzado, con su defensor encima, consiguió empatar el choque, dejando tan sólo ocho décimas a los blancos para evitar la prórroga. Sergio Llull lanzó a la desesperada, pero el balón salió rebotado del aro y el partido se fue al tiempo extra (69-69).

ACB Photo/L.González

Sentencia baskonista

Como suele suceder, el equipo que había evitado la derrota fue el que tomó ventaja en el arranque de la prórroga. Un mate de Teletovic y dos tiros libres de Brad Oleson ponían en vanguardia al Caja Laboral (73-70, m. 41).

Además, las faltas personales estaban empezando a pesar en exceso en el Real Madrid, que pese a todo, seguía sin dar un balón por perdido. Sergio Rodríguez, impecable durante los minutos que estuvo en pista, anotó un triple para devolver la igualdad a poco más de dos minutos para el final (73-73).

A un nuevo triple de Velickovic, respondía Nemanja Bjelica con un espectacular mate y tiro adicional, mientras Felipe Reyes luchaba en la zona para recuperar el empate (78-78, m. 44).

Mirza Teletovic y Brad Oleson acabaron sentenciando el choque, al robar el balón el primero y anotar el segundo un tiro que ponía el 81-78 a sólo 15 segundos para el final.

Jaycee Carroll se jugó el triple, pero estaba claro que éste no era su partido. El rebote se quedó en las manos de Nemanja Bjelica que, además, sacó la falta, para convertir un único tiro libre que, a la postre, resultó definitivo (82-78). Sergio Rodríguez anotó uno más, para dejar el marcador al final en 82-79.

El próximo jueves, con 1-2 en la eliminatoria, cuarto partido que podría ser definitivo para el Caja Laboral y en el que el Real Madrid intentará devolver la serie a su cancha.

Paloma Canosa
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Saski-Baskonia S.A.D.
Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
Resto de la jornada



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos