Artículo

El Menorca Bàsquet alcanza su plaza de ascenso a la Liga Endesa
El Menorca Básquet alcanzó su soñada plaza de ascenso a la Liga Endesa tras vencer por 61-82 al Melilla Baloncesto en un choque que dominó desde el 2º cuarto. La inspiración de Arteaga, Otegui, Coppenrath y Bas puso el definitivo 3-1 en la serie frente a un cuadro local ovacionado por su lucha

Foto Pablo Romero / FEB


Redacción, 9 Jun. 2012.- El Menorca Bàsquet alcanzó su plaza de ascenso a la Liga Endesa tras superar por 61-82 a un Club Melilla Baloncesto que acabó desfondado y sin opciones de poner en aprieto a su rival, tras unos Playoffs de ascenso de verdadero mérito.

Esta vez, no hubo ningún dominador claro en el primer cuarto. El Menorca encadenó varias acciones de mérito y se escapó mínimamente (12-17, m.8), pero un triple de Manzano y dos tiros libres de Wachsmann igualaron el choque al término del periodo: 17-17.

Incluso, el Melilla amenazó con escaparse, culminando el 8-0 de parcial con un triple de Suka-Umu, mas en ese momento, se le fue la inspiración. El conjunto visitante elevó el listón en defensa, Coppenrath despertó y replicó con otro 0-7. Tiempo muerto local. De nada sirvió. Dos triples más del Menorca y una canasta de Coppenrath estiraban el parcial hasta un increíble 0-15, que dejaba roto el partido (20-32, m.16) mucho antes de lo pensado.

El orgullo de Suka-Umu, el mejor de los de casa, estrechó hasta 8 una renta que llegó a ser de 13, pero los diez puntos por los que mandaba el Menorca al descanso (29-39) le allanaban su camino hasta la victoria final.

Arteaga, on fire en el arranque del tercer periodo, abrió brecha y ni siquiera Arco, lejos de aquella versión del 8/9 en triples de 48 horas antes, metía miedo a los baleares. Otegui tomó el relevo de Arteaga y, Bas ponía la puntilla con otro enceste de tres puntos: 37-55. Quedaban 14 minutos para el final y ya no había partido.

De ahí al bocinazo final nadie se movió. La afición del Melilla Baloncesto quiso aplaudir cada uno de los aciertos de los suyos, un ejemplo de fe en esta temporada, aunque el equipo de casa sucumbía impotente ante un equipo lleno de confianza al que le entraba absolutamente todo.

Un triple de Romero, que quería dedicarle el triunfo al recién fallecido Tirso Lorente alargaba un poco más la resistencia del Melilla (50-67), pero fue un espejismo frente al Menorca de un Coppenrath que estiró la diferencia, que en ningún momento peligró hasta el 61-82 final, con abrazos y alegría de un Menorca que alcanzó la anhelada plaza de ascenso.

Cuadro Adecco Oro

Estadísticas del partido

ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Menorca Basquet
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos