Artículo

El estallido de Tomas Satoransky
4º en asistencias, 3º en minutos, líder de su equipo a los 21 años y tras hacer sus dos mejores partidos, que resucitaron al Cajasol. Satoransky, enamorado de Sevilla, habla de libertad, de confianza y de responsabilidades como motivos de su explosión en una entrevista en la que asume su mejor momento

Redacción, 18 Dic. 2012. -Hace solo 9 días, su equipo era colista, con únicamente un triunfo en 10 jornadas. Urgencias, el calor del infierno, el abismo. Y tocaba visitar Miribilla, una de las pocas canchas invictas hasta el momento en la Liga Endesa. La casa del que era tercer clasificado.

ACB Photo


Satoransky no solo dio la cara ese día sino que, además, se vistió de héroe en los últimos segundos con una penetración final salvadora, ganadora, vital. Canasta y adicional, que tampoco falló. Un punto arriba y a celebrar un triunfo agónico, puro oro para el que está abajo. Siete días más tarde, el base checo completó su semana de gloria con su partido más redondo estadístico realizado en la competición: 16 puntos, 7 asistencias, 5 rebotes y 27 de valoración, tope personal. ¿El mejor de su carrera? "No sé si el mejor, aunque seguro que uno de los más completos. Lo que sí te puedo decir es que estoy en el mejor momento de mis 4 temporadas, eso seguro. No sé qué partido tiene más valor para mí. Por ejemplo, el domingo tuve 6 pérdidas... ¡hay mucho por mejorar aún!".

Qué lejano queda aquel verano y esa noche de draft donde sonó su nombre. Número 32, Washington Wizards. Ese día, cuando le entrevistaron en el Diario de Sevilla, tenía muy claro donde estaba su cabeza. "Claro que me quedo en Sevilla. Bueno no, me voy al Madrid...", bromeaba. "He hablado mucho con mis representantes y hemos decidido que me encanta Sevilla". Se quedaba.

Su club, el Cajasol, confiaba plenamente en él y no movió ficha cuando se confirmó la marcha de Earl Calloway. Él asumiría la batuta del equipo. Desde el principio fue de menos a más. Con algunos problemas en la dirección en la primera fase de la temporada, con el paso de los partidos su juego se fue haciendo regular y siempre era la nota más positiva tras las decepciones de un Cajasol que no levantaba cabeza en los primeros 10 partidos. 16 puntos al Valencia Basket, otros 16 al Canarias, 11 puntos y 7 asistencias contra el Real Madrid. Siempre en dobles figuras en anotación y valoración. Así lleva ya 7 partidos. Ha estallado.

ACB PHOTO / Tolo Parra


Y es el que el checo pulveriza sus registros de la 2011-12 a estas alturas de la temporada. En los primeros 12 partidos, promedió 6,6 puntos, 2,9 rebotes, 1,7 asistencias y 6,4 de valoración. En esta, sus números se han multiplicado hasta los 12,6 puntos, 3,6 rebotes, 4,1 asistencias y 13,6 de valoración. Es el líder del Cajasol. El más valorado, el mejor en puntos, en asistencias y hasta en minutos. De hecho, en toda la competición solo los estudiantiles Kirksay y Gabriel juegan más que él (30:52 por partido). Hay que administrar esfuerzos. Qué bien le viene Blakney. "Últimamente la verdad es que me encontré canasado a finales de los partidos, también porque con la Eurocup jugamos 2 partidos por semana. Pero depende solo de mí encontrar ese tiempo libre para tener más descanso. Y esta parte de la temporada es muy importante".

De hecho, esta semana su equipo se juega abrir brecha importante respecto a posiciones de descenso, de la que se han distanciado en dos partidos. Próximos destinos, Badalona y Fuenlabrada. "Intentaremos seguir la racha", promete. "Son choques clave los de antes de fin de año porque son rivales directos. Serán duros, como todos en Liga Endesa, pero hay que mantener esta dinámica y, además, seguir jugando bien".

Su equipo parece otro. "Viene un poquito por los nuevos fichajes", explica. "Nos han ayudado a cambiar la dinámica. Latavious es muy agresivo, un gran atleta, y gracias a él podemos jugar más tranquilos porque él estará siempre en el rebote. Nos da más opciones y sabemos jugar más juntos. Tras tantos partidos en las últimas semanas, ahora tenemos más confianzas los unos con los otros".

ACB Photo / Tolo Parra


¿Y en él? ¿Qué ha cambiado? ¿Cuál es el secreto de ese salto? "Es por la libertad que tenemos aquí. La cosa está mejorando con los nuevos fichajes como el de Blakney y yo últimamente estoy asumiendo más tareas. Me viene bien y espero seguir así. El equipo confía en mí, tengo más responsabilidad y el entrenador me da muchísima confianza, lo cual es muy importante". Y es que, según el checo, Aíto es la clave de su desarrollo. "No es que me haya pedido nada en concreto, pero yo puedo ver que en su sistema tengo más protagonismo en las jugadas que otros años. Soy un base alto y me prepara muchas jugadas para mí en el poste bajo. Me hacen más bloqueos y eso me ayuda. Además, escucharlo en los entrenamientos me ayuda en muchos detalles. Sabe de baloncesto y aprendo de él".

Satoransky es ahora mismo el 4º en asistencias de toda la competición (4,1), el segundo jugador que más faltas recibe (4,67) y hasta el 12º en tiros de 2 por encuentro (3,83) pero, también, destaca negativamente en pérdidas. Es su asignatura pendiente. "Sí, debo reducirlas. Eso viene también de cuánto tiempo tengo el balón en mis manos. Como juego más con la pelota, tengo muchas pérdidas. Debo mejorar la tranquilidad, buscar situaciones más fáciles. Creo que soy el que más pérdidas tiene en ACB -en realidad es el segundo, con 3,58, por detrás de Quezada-y voy a intentar mejorar eso para darle tranquilidad al equipo, que la necesita".

"Tengo aún muchas cosas por mejorar", añade. "Solo me han salido muy bien los últimos dos partidos pero debo seguir trabajando en los entrenamientos en cosas que no hago tan bien. Mi techo primero será en función de cómo juegue mi equipo. Aún no sé cuál puede ser".

ACB Photo


Brillante también en Eurocup (13,5 pt, 5,5 asis, 4,5 reb y 16,5 valoración de media con todos los partidos en dobles dígitos), centenario a sus 21 años recién cumplidos en Liga Endesa y atravesando su momento más dulce y de mayor madurez, Satoransky se acuerda de su afición, a la que solo le pide una cosa: "Paciencia. Lo han pasado, como nosotros, muy mal a principio de temporada y ahora deben disfrutar un poco de este momento dulce. Deben seguir ayudándonos para hacernos fuertes en casa y conseguir el mayor número de victorias posibles".

El jugador, que realizó esta entrevista saliéndose del restaurante en plena comida de Navidad, mira al horizonte y se ilusiona pensando en un 2013 aún más redondo. No le pide más al nuevo año que salud para los miembros de su equipo. "Que no se lesionen, que sigamos mejorando, que tengamos un buen año nuevo y que sigan todos tan contentos aquí". Y es que siempre le costó disimular la alegría por vivir un romance tan largo con la ciudad de la Giralda: "Estoy muy feliz, claro. Este es mi cuarto año aquí y siempre he dicho que Sevilla me tiene enamorado. Me encanta esta ciudad, la gente es muy simpático y encima tenemos un gran equipo en cuanto a personas. ¡Solo queda trasladarlo a la pista!".

ACB.COM

Últimos artículos relacionados con T. Satoransky
Últimos artículos relacionados con C.D.B. Sevilla S.A.D.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-