Entrevista

N. Martín: "Mi momento ha llegado más tarde que el de otros, pero ha llegado"
"Mi momento ha llegado más tarde que el de otros, pero ha llegado y estoy contento por ello". Así se expresa Nacho Martín, uno de los jugadores del momento, que sigue disfrutando de su éxito mientras espera la posible llamada del seleccionador. "Si tengo esa posibilidad, trabajaré a tope para poder estar en la lista definitiva", afirma

Redacción, 20 may. 2013.- Si hay un hombre feliz esa temporada, ese es Nacho Martín. Triunfador estadístico, clave en su equipo y reconocido por todos, el ala-pivot del Blancos de Rueda Valladolid repasa en esta entrevista los momentos vividos a lo largo de la campaña, sus opciones de futuro y sus ilusiones de cara al verano

El domingo concluyó una liga regular en la que tú, sin duda, has sido uno de los grandes destacados. ¿Qué balance haces, en primer lugar, personal?
Individualmente me ha ido muy bien. Vengo diciendo últimamente que yo me esperaba dar un paso adelante y ser más importante en el equipo, pero a lo mejor no tanto de lo que he sido realmente. Además, a esto se suma que hemos conseguido 12 victorias, salvándonos a tres jornadas del final, cuando en agosto o septiembre parecía imposible. Así que, realmente la temporada ha ido muy bien.

Foto Endesa

En una Liga Endesa plagada de estrellas, ¿imaginabas que podrías acabar como jugador más valorado?
Ha sido un poco sorpresa, porque el hecho de que una de esas estrellas no sea el jugador más valorado sorprende. Pero yo creo que eso es lo bonito de esta liga, que cualquiera puede estar ahí arriba. Yo nunca me he considerado una estrella, ni ahora lo considero, pero sí creo que he demostrado que puedo estar peleando con los mejores. Por eso, estoy muy contento por el rendimiento que he tenido.

Y no sólo eso, sino que además te has coronado como máximo reboteador, has sido cuarto máximo anotador... el jugador qué mas veces ha logrado hacer dobles figuras.. ¿Hay algún aspecto del juego en el que no te hayas sentido cómodo esta temporada?
Realmente esta temporada me he sentido muy cómodo, pero de lo que más orgulloso estoy de todos esos números es de los rebotes, porque no me considero un pívot grande, ya que los hay mucho más grandes que yo, pero sí que he tenido mucha regularidad y he reboteado muy bien. Por eso es de lo que me siento más orgulloso.

En general me siento cómodo en todas las facetas del juego, no suelo tener problemas, pero sí es verdad que, en rebotes, lo vengo haciendo muy bien en las últimas temporadas y además es una cosa por la que se valora mucho a los pívots, ya que son los que lógicamente deben hacerlo. Así que estoy muy feliz de que me haya ido tan bien y espero seguir así.

Y viendo la impresionante mejoría que has mostrado, ¿crees que todavía puedes dar un paso más en tu evolución en próximas temporadas?
Siempre se puede mejorar en muchas cosas, empezando por la defensa, o más situaciones de juego. No quiero estancarme, no voy a decir ‘ya he hecho una buena temporada y aquí me quedo’. Intentaré seguir creciendo como jugador y en todo lo que pueda mejorar ahí voy a estar.

Además, has sido recibido el Premio Endesa a la Actitud Azul, como jugador que mejor combina los valores de liderazgo, eficacia, actitud, generosidad y entrega, algo que va más allá del propio juego...
No son sólo los números los que otorgan este premio, sino que valora diferentes actitudes, por lo que tiene también mucha importancia para mí. La verdad es que no me esperaba recibir ningún premio, pero estoy muy feliz porque creo que en éste han sabido valorar todo el esfuerzo que he hecho a lo largo de esta temporada.

ACB Photo / C. Minguela

Ya decías hace pocos días que no estabas acostumbrado a los premios individuales, pero este año te has llevado todo lo que no habías conseguido antes (Jugador de la Jornada, MVP del mes, galardones estadísticos, actitud Azul...)
Es cierto que no estoy acostumbrado a estas cosas. Siempre he sido más un jugador de equipo, que uno que destaque por sus números. Pero esta temporada me ha tocado, se han dado una serie de factores que han provocado que yo diera ese paso adelante. El primero de ellos ha sido el entrenador, que me ha puesto todos los días treinta y pico minutos a jugar en la pista, así que tengo que agradecerle que haya confiado tanto en mí. Y creo que yo le he devuelto esa confianza jugando bien.

Esta ha sido tu sexta temporada en la máxima competición y, está claro, que ha sido la de tu gran explosión. Aunque cada año, ya habías ido dando pequeños pasos...
Es cierto que yo no he tenido una explosión como puede ser la de gente más joven que de repente empieza a triunfar. Es verdad que he ido poco a poco, trabajando en todos los sitios en los que he estado. He tenido que jugar en todas las ligas de España, la EBA, la LEB-2, la LEB y la Liga Endesa y, bueno, al final ha llegado mi momento. No creo que sea tarde, porque tengo 30 años y todavía me queda mucho, pero sí es verdad que no ha sido como la de otros como puede ser Ricky Rubio, por poner un ejemplo. Me ha llegado más tarde que a los demás, pero al menos me ha llegado y estoy contento por ello.

Y si buena ha sido tu temporada, también habría que destacar la del equipo, sobre todo por la infinidad de problemas que habéis tenido a lo largo de los meses. ¿Cómo llevaste de inicio el tener que ser tú el que asumiera la responsabilidad y tirara del equipo?
Hablé con el entrenador y él me dijo “Nacho, ya en la temporada pasada tú fuiste importante en el equipo y este año lo vas a tener que ser mucho más, vas a ser el capitán y te voy a dar el peso y la responsabilidad del equipo”. Lo asumí, lógicamente, porque también es un orgullo que vengan y te digan eso. Además, al inicio, sólo éramos dos o tres jugadores y no había mucho más de donde agarrar. Roberto se agarró a mí y yo me agarré a él para tirar adelante.

Al final nos ha ido bien, aunque no ha sido fácil, porque hemos sufrido mucho, sobre todo él, por los cambios que ha habido y todos los problemas que hemos tenido, pero al final ha salido bien esta unión entre nosotros.

Realmente es que esta temporada al Blancos de Rueda Valladolid le ha pasado de todo. ¿Cómo vive un vestuario este ir y venir de jugadores, los problemas de lesiones...? ¿Cómo se hace para no perder la confianza y no venirse abajo?
Es cierto que hemos tenido de todo. Aunque suene mal decirlo, en Valladolid ya estamos acostumbrados, pero sí que es verdad que el día a día ha sido muy duro. Ha habido días que éramos 13 jugadores para entrenar y días que éramos sólo 8.

imQuality / J.M. Escudero

Ha sido una montaña rusa, en ese sentido. Se han ido seis jugadores, se nos fue el presidente, el vicepresidente, ha habido problemas económicos... Nos han pasado mil cosas, pero lo peor fue cuando en dos o tres días se nos fueron los dos americanos. Aún así, fuimos al campo del Asefa Estudiantes y ganamos. Eso demuestra que estábamos unidos. Pero Roberto es quien peor lo ha pasado porque no sabía cómo planificar ni siquiera los entrenos, ya que no sabía con cuántos jugadores iba a poder contar en cada sesión de trabajo. El día a día ha sido lo más duro.

¿Y qué hace un entrenador en una situación así? ¿Qué les dice a sus jugadores para que mantengan esa unión y no pierdan la confianza en sus posibilidades?
A nosotros siempre nos decía lo mismo y es que a él no le valen las excusas y que a nosotros tampoco debían valernos. Una vez que estás entrenando o saltas a la pista a jugar no te vale decir ‘es que no me pagan, es que no estamos todos’... Esto es un trabajo y tienes que hacerlo lo mejor posible, porque si no el año que viene puedes quedarte fuera. Eso es lo que nos ha metido en la cabeza durante toda la temporada y es lo que él ha hecho siempre, currar como el que más. Es la filosofía que hemos llevado siempre. Estábamos muy mal, la situación no era buena, pero esto había que sacarlo adelante.

Y parece que esas palabras dieron sus frutos porque, es curioso que otros años, con plantillas más hechas, se ha sufrido hasta el final y, sin embargo, en esta ocasión, se logró la salvación hace ya unas cuantas jornadas...
Sí, lo hemos sacado adelante con más facilidad que otras temporadas. No sé realmente cuál ha sido el motivo principal, pero sí que es verdad que Roberto González lo ha hecho de la mejor manera posible y los jugadores hemos creído que se podía salir de ahí. Hemos logrado 12 victorias que nadie esperaba, a lo mejor ni nosotros mismos, ya que el año pasado conseguimos 9, y por eso hay que estar muy contentos de todo lo que se ha hecho.

Y tampoco se puede olvidar a esa afición que os ha estado apoyando, pese a todos los malos momentos que ha tenido que sufrir en los últimos tiempos.
Tiene mucho mérito la afición de Valladolid, porque no es fácil ser socio del Blancos de Rueda, sabes que vas a sufrir. Sí que es verdad que hace dos años, cuando nos clasificamos para la Copa del Rey, estaban muy ilusionados, pero el año pasado fue muy duro y éste también. Sólo puedo agradecerles que estén ahí, en las buenas y en las malas y confío en que sigan ahí mucho tiempo.

Volviendo un poco a lo que ha sido tu temporada, tu excelente trabajo seguramente haga que te lleguen ofertas. ¿Te has planteado ya cuál va a ser tu futuro?
Todavía no sé cuál va a ser mi futuro. Tengo muchas cosas ahora encima de la mesa para pensar. Tendré que darle una vuelta y ver lo que quiero. Me da igual jugar en España, que jugar fuera, porque llevo ya muchos años aquí y no tengo problemas para coger las maletas. En cuanto pueda me reuniré con mi agente en Barcelona y empezaremos a ver ofertas, a escuchar y a ver lo que más me convence.

ACB Photo / J. Alberch

¿Tienes algún “destino” que te apetezca más que otro?
No, aunque lógicamente en España me llaman más la atención los equipos de arriba, como es normal. Pero ahora mismo me da un poco igual y, como digo, si sale algo que me guste en otro país, en Europa o fuera de Europa, me iré.

¿Y la opción de seguir en Valladolid?
Todavía no se sabe qué va a pasar. Hasta que no encuentren un patrocinador, porque el nuestro se va, y hablando claro encuentren dinero, porque sin dinero no puedes hacer un equipo, no sé qué pasará. Ni siquiera yo sé si voy a seguir, porque a lo mejor de repente llega un buen sponsor y se puede hablar todo. Pero bueno, lo que sí espero es que el equipo siga en la Liga Endesa muchos años.

Lo que sí está ahí, en el horizonte más próximo, es la lista que tiene que dar el seleccionador para el Eurobasket. Siempre se ha dicho que la selección era un grupo en el que era difícil entrar, por el equipo que se había formado y los éxitos que estaban conquistando, pero la baja de Pau Gasol y el deseo de Felipe Reyes de descansar este verano parecen abrir una opción...
Ahora se han abierto ahí un par de huecos, que lógicamente hay que rellenar con alguien. Entre los candidatos hay varios de los que estamos jugando en la Liga Endesa y finalmente será el seleccionador el que tome la decisión.

¿Se ha puesto en contacto Juan Antonio Orenga contigo en algún momento? ¿Te ha dado alguna pista?
Es cierto que estuvo en Valladolid conmigo y me dijo que había una posibilidad, que no me lo podía asegurar, pero que era posible que estuviera en esa lista. Así que estoy con mucha ilusión y si tengo esa posibilidad trabajaré a tope para poder estar en la lista definitiva.

¿Qué supondría para ti poder estar en ese Eurobasket de Eslovenia?
Pues es que nunca me he visto en una situación así. He estado en la Selección B, con la Sub20, con la júnior... pero nunca me he visto entre los nombres para estar en la absoluta. Para mí sería el tope de mi carrera, nunca he conseguido nada tan grande como poder estar en la selección y, si lo consiguiera, sería lo mayor que he logrado como deportista.

ACB Photo / C. Minguela

Pero también puede salir cruz. ¿Sería para ti una decepción quedarte fuera?
No. Nunca he ido a la selección. Si tampoco voy esta vez, será un verano más. Lógicamente, me defraudaría un poco a mí mismo, porque he tenido la posibilidad y no habría podido ser, pero realmente no pasaría nada. Nunca he ido a la selección, no me considero un hombre de selección, como puede ser Pau Gasol, así que aunque me dolería un cierto tiempo, se me pasaría pronto.

De todas maneras, tus veranos siempre están dedicados al baloncesto, tu gran pasión...
Nunca paro de entrenar, de jugar... Además, cuando viajo lo hago por turismo y para jugar al baloncesto. Así que en verano siempre estoy dando vueltas. La gente sabe que voy mucho a Nueva York y allí juego siempre con los amigos que tengo. Mi verano, ya sea con la selección o en otro sitio, es baloncesto siempre.

¿Tienes ya algo planeado?
No, nada. Sólo tengo planificado el viaje a Barcelona para reunirme con mi representante. A partir de ahí, haremos un calendario para ver qué voy a hacer, pero ahora mismo no lo sé. Estoy un poco a la espera de lo que pueda pasar.

Esa pasión por el baloncesto se la debes a tu padre, al que has dedicado los éxitos que estás cosechando esta temporada.
No sólo en el baloncesto, sino en la vida en general, mi padre siempre fue la persona a la que miraba. Yo quería ser como él. Él jugaba al baloncesto y yo también quería. Siempre ha sido la persona en la que fijarme, por lo que la culpa de que yo juegue al baloncesto la tiene él y la culpa de que yo siga en esto también la tiene él. Me acuerdo de mi padre todos los días y, cuando me dan un premio, mucho más todavía.

Y, viendo que tu vida es por y para el baloncesto, ¿te queda algo de tiempo para tu faceta de empresario?
Realmente, www.zapasenjuego.com no me quita tanto tiempo, porque al ser una tienda online, lo hago todo desde mi domicilio y no me me lleva demasiado tiempo. La cosa va muy bien a día de hoy, pero espero seguir creciendo y que en cinco o seis años sea ya una tienda reconocida. De momento ahí vamos, poco a poco, entre mi socio y yo, que mano a mano, vamos tirando para delante.

Paloma Canosa
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Nacho Martín
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos