Crónica

Un Real Madrid invicto se planta en la Final de la Liga Endesa (63-77)
¡El Real Madrid es finalista! Por la vía rápida ha finiquitado el conjunto blanco la semifinal frente al CAI Zaragoza, al que ha vencido por 63-77 en un encuentro igualado durante 30 minutos y que se rompió en el último cuarto

Redacción, 4 jun. 2013.- El Real Madrid se ha convertido en el primer finalista del Playoff de la Liga Endesa, después de superar a un combativo CAI Zaragoza en el tercer encuentro de semifinales (63-77).

Tremmell Darden antes del descanso y Nikola Mirotic en el último cuarto lideraron a un conjunto blanco que ahora espera rival.

ACB Photo / E. Casas

Asentándose en la pista

Los dos equipos arrancaron con muchas imprecisiones, lógicas por la importancia del choque para ambos. Y si el conjunto aragonés aprovechó los errores en ataque de su rival para tomar una ligera ventaja en el marcador (5-2, m.2), no tardó en responder el Real Madrid, que se ponía por delante dos minutos después, tras un mate de Mirza Begic (5-6).

Viendo los problemas que estaba teniendo en la lucha por el rebote, José Luis Abós sentó a Joseph Jones para dar entrada a Vladimir Golubovic y evitar de esta manera que los blancos tuvieran segundas opciones de tiro.

El movimiento de banquillos continuó, en busca de un acierto ofensivo que no llegaba en ninguno de los dos bandos. Los errores se sucedían en ambos conjuntos y el equilibrio en el marcador se mantenía (8-8, m.7).

Al Real Madrid, además, se le presentaba un problema en su juego interior, al tener a Begic y a Marcus Slaughter con dos faltas personales antes de concluir el primer cuarto, lo que llevó a Pablo Laso a poner en pista a un ex-caísta, Rafa Hettsheimeir.

ACB Photo / E. Casas

En esa tónica de alternancia entre aciertos y errores se desarrollaron los últimos minutos de este periodo, que finalizó con un ajustado 14-15 a favor del cuadro visitante.

Dominio rojillo

La novedad en el segundo cuarto fue la aparición en pista de Sergio Rodríguez, que se convertía en el director de juego del Real Madrid, aumentando el ritmo de su equipo y jugando el contrataque.

Pero la corta ventaja que adquirieron los blancos en este arranque de periodo (16-20), quedó anulada gracias a la intensidad que puso el CAI Zaragoza en defensa y en ataque, cargando su juego en los hombres interiores y aprovechando los huecos que esto producía.

Así, con un parcial de 10-0, el conjunto maño tomaba la delantera y se colocaba con la que era su máxima diferencia hasta el momento, tras un 2+1 de Joseph Jones (26-20, m.14).

El Real Madrid se veía incapaz de encarar la defensa rival, perdiendo balones que daban nuevas opciones ofensivas a un CAI Zaragoza que se estaba mostrando intratable desde más allá de 6,75 y que con tres nuevos triples llevaba la ventaja aragonesa hasta los 13 puntos mediado el segundo periodo (35-22).

El acierto del CAI contrastaba con un Real Madrid que seguía encontrando muchas dificultades para encarar el aro rival y que se apoyaba en las acciones individuales para no descolgarse de manera preocupante en el marcador.

Foto EFE

Fue Tremmell Darden quien tomó la responsabilidad en los minutos previos al descanso. Siete puntos consecutivos suyos metían de nuevo a su equipo en el choque (37-31, m.19) y obligaban a José Luis Abós a solicitar un tiempo muerto que cortara la reacción blanca.

Pero el estadounidense estaba muy enchufado (11 puntos en apenas tres minutos). A su actividad en defensa, unía dos nuevas canastas que situaban a su equipo al final del cuarto sólo dos abajo (37-35).

Vuelve la alternancia

Tras el paso por los vestuarios, el CAI Zaragoza se mostró dispuesto a no dejar que el Real Madrid controlara el choque, mientras el Real Madrid tardaba en encontrar su sitio en ataque.

Cuatro puntos consecutivos daban aire a los maños (41-35), aunque Sergio Llull se encargaba de nuevo de ajustar el electrónico mediado el periodo (41-39).

Y, como sucediera en el arranque del partido, de nuevo llegaron los errores por parte de ambos conjuntos, a los que los nervios parecían atenazar con el paso de los minutos.

Fue un triple de Llull el que devolvió el mando en el electrónico al Real Madrid (41-42, m. 26), entrándose otra vez en un periodo de alternancias en el que los blancos apostaban por los tiros lejanos, aprovechando el acierto que mostraba el de Mahón en estos compases del encuentro, mientras los aragoneses buscaban su superioridad dentro de la zona.

Era entonces Nikola Mirotic quien también se apuntaba al tiro exterior y convertía un lanzamiento de tres puntos (43-48, m.27) que ponía de nuevo el partido de cara a su equipo.

Foto EFE

Se unió al festival de triples Damjan Rudez (50-50) y, otra vez, Mirotic, anotando la que a la postre fue la última canasta de un tercer cuarto intenso y equilibrado (50-53).

El momento de la verdad

Habían transcurrido ya 30 minutos de partido y todavía no había nada dicho. El CAI Zaragoza seguía peleando por un triunfo que prolongara la serie, mientras el Real Madrid trabajaba duro para sentenciar las semifinales por la vía rápida.

Se llegaba al periodo definitivo, en el que cualquier despiste podía pagarse muy caro. Ambos conjuntos ajustaron sus defensas, llevando cada ataque a posesiones más largas y a tiros algo más forzados que evitaban que las diferencias se ampliaran.

El CAI Zaragoza se colocó entonces en una zona en la que Jaycee Carroll, poco acertado hasta ese momento, pareció encontrarse cómodo y, con dos triples consecutivos, ponía a su equipo de nuevo en el camino hacia el triunfo (54-61, m. 33).

Viendo que el partido y la eliminatoria se le estaba escapando, el conjunto de Abós perdió por un momento su sitio en la pista. La ventaja se ampliaba hasta los 10 puntos (55-65, m. 35) y el técnico aragonés volvía a parar el partido.

ACB Photo / E. Casas

Pero el Real Madrid se sabía muy cerca de la Final de la Liga Endesa y no quería desaprovechar esa oportunidad. Corrió, encontró las mejores opciones y disparó los nervios de su rival.

Una antideportiva sobre Nikola Mirotic a tres minutos para el final llevó la diferencia hasta los 13 puntos (58-71), distancia que se antojaba casi definitiva para los blancos.

Y pese a que no bajó los brazos, el CAI Zaragoza ya poco más pudo hacer. Plantó cara hasta el último segundo de la eliminatoria, pero acabó reconociendo la superioridad de un Real Madrid que se llevó la victoria (63-77) y, por segunda temporada consecutiva, luchará por el título de la Liga Endesa.

El CAI Zaragoza, por su parte, despedía la temporada entre ovaciones y gritos de “campeones, campeones” de un Príncipe Felipe que ha disfrutado de una campaña histórica para su equipo.

Paloma Canosa
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
Últimos artículos relacionados con Basket Zaragoza 2002 S.A.D.
Resto de la jornada



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos