Artículo

Día 1: Campanadas, enfados y caballitos
¿Qué jugador hizo el caballito encima de Markoishvili? ¿Qué entrenador protagonizó la gran bronca del día? ¿Qué equipo hizo un 1/12 en el primer cuarto? Los nombres propios del día y sus números, las curiosidades de la jornada inaugural... ¡no te pierdas lo más destacado del estreno!

Foto EFE

JORNADA 1 - 4 DE SEPTIEMBRE
14.30hIsrael 71-75 Gran BretañaGrupo A
14.30hLetonia 86-75 BosniaGrupo B
14.30hGeorgia 84-67 PoloniaGrupo C
14.30hTurquía 55-61 FinlandiaGrupo D
17.45hBélgica 57-58 UcraniaGrupo A
17.45hARY Macedonia 80-81 MontenegroGrupo B
17.45hEspaña 68-40 CroaciaGrupo C
17.45hSuecia 51-79 GreciaGrupo D
21.00hFrancia 74-80 AlemaniaGrupo A
21.00hSerbia 63-56 LituaniaGrupo B
21.00hRep. Checa 60-62 EsloveniaGrupo C
21.00hRusia 69-76 ItaliaGrupo D


Lo más destacado

  • El campeón empieza a lo grande. España arrancó de la manera más ilusionante posible, con un primer cuarto portentoso (24-9) contra una Croacia paupérrima, que acabó a la deriva y sumando solo 40 puntos.


  • Un arranque de sorpresas. Finlandia tumbó a una Turquía que despertó demasiado tarde, Gran Bretaña se rio de los que la menospreciaron venciendo a Israel, Alemania hizo lo propio contra la subcampeona Francia y Georgia se divirtió contra Polonia. No hay rival pequeño.


  • Finales agónicos. Ucrania venció por la mínima a Bélgica (57-58) y Montenegro hizo lo propio contra Macedonia (80-81). Además, hubo prórroga en el Israel-Gran Bretaña. Y casi la hay en el Eslovenia-República Checa.


  • La pólvora italiana. Con la exhibición de Datome y la amenaza anotadora constante de Belinelli, más los Diener, Aradori y Gentile, Italia presenta un peligrosísimo juego exterior que, durante muchos minutos en el partido contra Rusia ha demostrado tener pólvora en sus manos.


  • Luigi Datome dio una exhibición (Foto EFE)

  • Doble victoria finlandesa. Durante la primera mitad, Finlandia sonrojó a Turquía, mostrando una neta superioridad ante la versión más empobrecida en el conjunto otomano. En el último periodo, con los de Tanjevic luchando contra el reloj para buscar el triunfo, Finlandia fue capaz de resistir con seriedad y visos de equipo con enjundia. Una doble victoria para los nórdicos.


  • Los nombres del día

  • Rudy Fernández (15 puntos, 8 rebotes y 2 asistencias). Fue el referente ofensivo en el estreno de España y tuvo un minuto apoteósico, con 7 puntos seguidos gracias a 2 penetraciones (una con falta y adicional) y un alley oop tras pase de Sergio Rodríguez.


  • Marc Gasol (14 puntos, 11 rebotes. Parece que no hizo ruido pero acabó como jugador más valorado de España (20). Imponente en ambos lados de la zona, fue una constante durante todo el partido y desquició al juego interior croata.


  • Lucca Staiger y Robin Benzing (14 y 19 puntos). No fueron los únicos líderes de Alemania en la sorprendente victoria contra Francia pero dieron una tremenda exhibición en los últimos dos minutos y medio, con cinco y siete puntos (incluso un triplazo cada uno) que decantaron totalmente la balanza.


  • Robin Benzing le endosó 19 puntos a Francia (Foto EFE)

  • Tyrese Rice (16 puntos, 5 asistencias y 4 robos). No es solo el hecho de ser el máximo anotador del equipo junto a Suad Sehovic, es que Rice cogió el timón de Montenegro en la recta final y anotó 8 puntos que dieron la vuelta al partido. Y la victoria, claro.


  • Bo McCalebb (23 puntos). Volvió a liderar, a dominar, a ser el referente absoluto. Fue una vez más el alma macedonia, aunque, en esta ocasión, en la canasta decisiva erró (con polémica arbitral) y su equipo cayó derrotado.


  • Heiko Schaffarzik (12 puntos y 11 asistencias). No solo de triples vive el cañonero. El base alemán dio toda una demostración de recursos contra Francia. Además de anotar 12 puntos, otras 11 canastas salieron de sus manos.


  • Viktor Sanikidze (23 puntos, 6 rebotes). En Polonia soñarán con él. Fue un martillo pilón, anotando en cada cuarto y ejerciendo de principal estilete georgiano. Con él llegó el despegue.


  • Pooh Jeter (8 puntos y canasta decisiva). No fue el mejor día de Pooh Jeter, pero lo arregló con una canasta que valió la victoria: un 2+1 a aro pasado a tres segundos del final que puso el definitivo 57-58.


  • Rolands Freimanis (24 puntos con 10/11 de dos). El ala-pívot explotó en una primera mitad extraordinaria, en la que metió 20 puntos con un solo fallo (un triple). En la segunda amplió la cuenta hasta los 24 finales, acabando con 10/11 en tiros de campo.


  • Luigi Datome (25 puntos y 8 rebotes). Actuando como falso cuatro, el italiano fue una tortura para Rusia, anotando desde todas las posiciones y dando un clinic de lanzamiento que fue vital en la victoria italiana.


  • Alexey Shved (17 puntos y 5 asistencias). Asumiendo responsabilidades ofensivas, Shved trató de tirar del carro ruso en diversos momentos, tanto desde la anotación como desde la generación para sus compañeros.


  • Damjan Stojanovski (19 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias). El consabido liderazgo de Bo McCalebb contó con un escudero de altísimo nivel en la figura de Damjan Stojanovski, que anotó con altísimos porcentajes para sostener a Macedonia durante muchos momentos.


  • Petteri Koponen (12 puntos, 9 rebotes). No solo por rozar el doble-doble, sino por su liderazgo en momentos del partido. El base finlandés fue pieza clave en la victoria de los suyos sobre Turquía.


  • Kyle Johnson (22 puntos y 6 rebotes). La exhibición ofensiva de Johnson fue el pilar sobre el que se erigió primero la ventaja británica en la primera mitad y luego el inesperado triunfo final.


  • Kieron Achara (18 puntos y 13 rebotes). Unos espectaculares 31 de valoración contemplan al pívot escocés, cuya aportación constante fue básica en el triunfo británico.


  • Nenad Krstic (20 puntos, 9 rebotes). El pívot campó a sus anchas frente a Lituania, marcando la diferencia en el arranque con 8 puntos casi seguidos y volviendo a aparecer para sentenciar a su oponente.


  • Nemanja Nedovic (14 puntos y 5 rebotes). Sus números no son tan espectaculares como los de otros jugadores de esta lista, pero él, sus puntos, los hizo cuando su equipo estaba K.O. Lituania remontó 14 puntos para empatar y, en ese momento, Nedovic asumió la responsabilidad y sumó 9 puntos casi seguidos para alejar a su equipo.


  • Mantas Kalnietis (17 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias. La única buena noticia de Lituania fue su base. No paró de sumar en todos los lugares y contagió de fe a los suyos para intentar una remontada que no llegó a buen puerto.


  • Flashes de la jornada

  • El tormento de Eliyahu. Terminó con un doble-doble (11 puntos y 14 rebotes), pero un buen grueso de la responsabilidad por la inesperada derrota de Israel reposa en sus hombros. A falta de 20 segundos para el final del último periodo y con su equipo haciendo casi tres minutos que no anotaba, Lior Eliyahu falló dos tiros libres que podrían haber asegurado el triunfo. En la prórroga, en la misma situación de sequía israelí, aunque todavía con 1:26 en el marcador, volvió a errar dos tiros libres, para completar un horrendo 3/10 desde la línea de personal.


  • El juego turco. De ser humillados a estar cerca de avasallar al rival. No es que Turquía tenga dos caras en un mismo partido, es que esa es la propia naturaleza turca. Finlandia les barrió de la pista en la primera mitad, con ventajas de hasta 19 puntos. En la segunda, con Ender Arslan al mando y la necesidad apremiante de reducir el marcador, Turquía mostró un nivel completamente diferente, que le permitió ganar los dos últimos cuartos y colocarse a solo dos puntos en el último minuto, tras un parcial de 17-5 en los instantes decisivos.


  • Tyrese Rice hace de McCalebb. Dos bases estadounidense nacionalizados y de corte parecido. Montenegro ha encontrado a su McCalebb en Tyrese Rice. El base anotó ocho puntos en la recta final del partido para acabar dándole el triunfo a los suyos sobre una Macedonia que tuvo en Bo McCalebb a su máximo anotador (23 puntos).


  • Tortura inicial para Turquía. Hasta que Ender Arslan logró anotar el primer punto para Turquía (desde la línea de tiros libres), habían transcurrido ya seis minutos y 43 segundos de partido. Una cifra que da buena cuenta del desastre otomano en la primera mitad, con horribles decisiones, pésima selección de tiro e ideas que brillaban por su ausencia.


  • Sonrojantes porcentajes turcos. Turquía anotó una sola canasta de campo en el primer periodo, que terminó con un 1/12 en su carta de tiro. No eran mucho mejores los números al descanso, reflejando un pobrísimo 17,4% en lanzamientos de campo (4/23). La segunda mitad llegó para arreglarlo, pues el 15/37 permitió acabar con un algo más presentable 31,7%. Tampoco fueron mejores los números desde tiros libres: 54,2%.


  • La gran sequía croata. Sus 40 puntos no solo fueron el peor registro anotador de la primera jornada del Eurobasket. Croacia se pasó, en el último periodo, 7 minutos y 22 segundos sin anotar un solo punto. Tuvo que ser un tiro libre el que rompiese la racha.


  • Tres doble-doble. No es habitual en el baloncesto europeo que hasta tres jugadores terminen con un doble-doble en el mismo partido. La situación se dio en el Israel-Gran Bretaña, donde los bajos porcentajes de tiro permitieron que Eliyahu (11+14), Casspi (13+11) y Achara (18+13) terminaran con dobles dígitos en anotación y rebotes.


  • Kieron Achara se hace con un rebote (FIBA Europe / Castoria-Wiedensohler)

  • El sonrojo de Adegboye. Gran Bretaña se llevó una inesperada victoria, pero poco tuvo que ver en ella Ogo Adegboye, que terminó con un sonrojante –11 de valoración, fruto de su 0/7 en tiros de campo, 1/4 en tiros libres y sus cuatro pérdidas.


  • El caballito de Gortat. El pívot polaco se dirigió a la zona para anotar y, en su incursión, se topó con Markoishvili, que cometió falta. Lo divertido fue que Gortat se quedó subido a lomos de su rival, como si fuese jinete del georgiano. Ambos anduvieron a caballito durante unos pocos pasos antes de soltarse entre risas.


  • Shermadini, el más pillo. Gortat volvió a ser protagonista de una de las acciones más curiosas del primer día cuando Shermadini, en un tiro libre, le puso la mano justo delante de los ojos para que no viese dónde caía el rebote.


  • La bronca de Bauermann. Todos esperaban una bronca de las míticas de Repesa tras la actuación de sus jugadores pero, sin embargo, el premio del día al mayor enfado se lo lleva el técnico de Polonia. Bauermann, cuando los suyos iban 9 abajo en el ecuador del segundo cuarto, pidió tiempo, echó al pobre técnico que sostenía el micro para captar el audio durante ese minuto y le dijo de todo a sus hombres. Poco efecto tuvo el enfado ya que la diferencia fue a más desde entonces.


  • Teletovic y Djedovic, a tiro limpio. Entre los dos referentes de Bosnia lanzaron nada menos que 33 tiros de campo, de los que solo metieron 12. Teletovic hizo 15 puntos en un enorme tercer cuarto, pero solo tres en el resto del choque.


  • Taylor y Suecia duraron ocho minutos. Durante los primeros ocho minutos, Suecia dominó a Grecia. Concretamente, Jeffery Taylor. El escolta anotó los ocho primeros puntos de su equipo, provocando un irreal 8-2. Una vez Grecia se fue arriba, ya no hubo más sorpresas.


  • Vidmar enfurece a Maljkovic. Le llega el balón en la zona y Vidmar se estira para el mate, que parece un hecho. Pero el balón no quiere entrar y sale rebotado del aro, haciendo enfurecer a Maljkovic, que primero pone sus manos en la cabeza y después, visiblemente contrariado, desde el banquillo critica entre murmullos el fallo.
  • ACB.COM

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-

    Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos