Nota de agencia

La Italia de Belinelli, último obstáculo hacia los cuartos para España
España afronta este lunes el partido decisivo de cara a los cuartos de final del Eurobasket. Se enfrenta a Italia, ya clasificada, ante la que buscará un triunfo que le lleve directo a los cruces

Madrid, 15 sep. 2013 (Europa Press).- La selección española de baloncesto se enfrentará a Italia este lunes (17.45/Cuatro), con la necesidad de ganar si no quiere depender de terceros para pasar a cuartos de final del Eurobasket de Eslovenia y seguir optando así a repetir el oro en el campeonato por tercera edición consecutiva.

Las cuentas para el equipo de Juan Antonio Orenga son simples; si gana, estará dentro -podría ser desde primera hasta cuarta, dependiendo de los otros dos partidos-; si pierde, de las cuatro combinaciones posibles, solo quedaría fuera siempre que Grecia y Eslovenia consiguieran salir victoriosos de sus duelos ante Croacia y Finlandia.

Pero España tiene que olvidarse de combinaciones y debe ganar. Y no solo ganar, también convencer. El conjunto nacional está haciendo un torneo irregular y en los dos compromisos más importantes hasta la fecha (Grecia y Eslovenia) se ha visto un equipo dubitativo en los momentos claves.

Foto EFE

El combinado español debe aprovechar que tiene al mejor jugador del campeonato -Marc Gasol- y a uno de los que mejor está tirando desde fuera -José Manuel Calderón-. Sobre ellos y sobre los Rudy, Ricky, Llull, Claver y compañía debe girar el juego para evitar quedar fuera de los ocho primeros puestos por primera vez desde el año 1977.

Antes de empezar el campeonato, jugarse la vida ante Italia podría no haber sido un asunto dramático. Pero es que esta Italia es, posiblemente, la gran revelación del campeonato. Ante las bajas de Andrea Bargniani y Danilo Gallinari, Simone Pianigiani ha encontrado un sólido bloque que aspira a conseguir medalla, algo que no hace desde el año 2003, cuando se colgó el bronce.

La gran estrella italiana es el jugador de los San Antonio Spurs Marco Belinelli. No está siendo el máximo anotador de su equipo, pero durante muchas fases del juego hace de 'playmaker' ejecutando el 'Pick and Roll' y seleccionando él quién se juega cada acción. Sin sus compañeros NBA se esperaba una versión más egoísta de Marco, pero sin embargo se está convirtiendo en el mejor asistente de su equipo con casi tres pases de canasta por partido.

El líder anotador de la escuadra transalpina es Luigi Datome. El ala-pívot de Montebelluna estrena en este Eurobasket su contrato con los Detroit Pistons, en los que empezará su aventura en la NBA, y lo está haciendo a lo grande. Datome está promediando 14.4 puntos (con casi el 50% de acierto en tiros de campo) y 5.7 rebotes por partido, y siendo el alma del equipo en lo días de menos acierto de Belinelli.

Junto a Datome y Belinelli, Piaginiani tiene a su servicio una selección llena de jóvenes talentos entre los que destacan Alessandro Gentile (hijo del mítico Nando Gentile) o Pietro Aradori. Pero sobre todo un baloncesto fresco y lleno de descaro en el que las jugadas de bloqueo y continuación y la buena circulación de balón en búsqueda del hombre libre son las señas de identidad.

Para Italia, ya clasificada, el partido supone poco más que tratar de dejar fuera a una de las favoritas, pues los transalpinos solo pueden ser terceros o cuartos de grupo, con lo que se van a encontrar con un 'coco' igualmente en la siguiente ronda. En el histórico de partidos en esta competición, Italia domina a España 12-5, aunque la última vez que se vieron las caras ambos conjuntos, en las semifinales del 2003, en Lituania, la victoria fue para España.

ITALIA: Aradori, Cinciarini, Belinelli, Datome y Cusin --posible cinco inicial--; Gentile, Rosselli, Vitali, Poeta, Melli, Diener y Magro.

ESPAÑA: Rubio, Calderón, Fernández, Claver y Marc Gasol --posible cinco inicial--; Rodríguez, Llull, San Emeterio, Aguilar, Mumbrú, Gabriel y Rey.

PABELLÓN: Stozice Arena de Ljubljana.

HORA: 17.45/Cuatro.




© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos