Artículo

Sergio Rodríguez y Rudy Fernández prolongan la magia de los cuartos (60-90)
España de ensueño. La selección arrasó frente a Serbia (60-90) en cuartos de final, con exhibiciones de Sergio Rodríguez y Rudy Fernández, que le colocan en semifinales por la puerta grande. Inmensa. Gigante

Redacción, 18 Sep. 2013-. ”Mira cómo gana la Selección… España está aplastando a Serbia, por 40 puntos arriba”. No, no suena tan bien como aquel himno de Los Nikis, ni Serbia es Yugoslavia… ni siquiera esta Serbia es Serbia, mas ahí queda el momento (29-69, m.27) para la historia.

España pasa a semifinales por la puerta grande tras arrasar desde el primer segundo a un equipo que se quedó sin argumentos ante el arsenal español. Desde el 0-8 inicial, los de Orenga se pasearon, con un Rudy soberbio, autor de 13 puntos en un primer cuarto que acabó con un tanteo de escándalo: 5-21.

Para escándalo, el de Sergio Rodríguez. De sus manos salieron los primeros 20 puntos de España en el segundo periodo, concluido de forma apoteósica tras triple final de Claver: 23-48.

En el tercero, España llegó a la citada cifra de los 40 puntos de ventaja con un juego arrollador, con Serbia tirando de amor propio (solo un poco) para acabar cayendo por 30 (60-90) en un partido que debe despejar cualquier duda sobre cuál es el potencial de un equipo que volvió a ilusionar como en sus mejores días.

Foto EFE


Otra vez España, otra vez Rudy

Lejos queda aquel 4 de julio de 1997 y borroso aparece ese triple de Mike Smith, con el tiempo agonizando, con el Palau Sant Jordi expectante y un país entero echándose las manos a la cabeza. No entró. España cayó del Eurobasket, de su Eurobasket, y volvió a tirar de tópicos sobre garra, lucha y mala suerte para explicar su ausencia de cuartos. Qué mal nos acostumbraron las siguientes generaciones. De 1999 a 2011. Siempre entre los mejores de Europa. De los viejos rockeros a los niños de oro que hoy también son viejos rockeros para los nuevos jóvenes que cogen el testigo. Qué raro eso de ver perder tres veces a España en un mismo campeonato y qué raro suena eso de estar ausente en unas semifinales. Hicieron olvidar esa sensación.

Quizá, por ello, merecían un punto más de confianza aquellos que, pese a las dudas de la primera y la segunda fase, demostraron claramente estos años que, cuando llegan las eliminatorias, siempre dan un paso adelante. El de esta vez, fue más tempranero que nunca. Más agresivo, más brillante. Marc le ganaba a Krstic el primer uno contra uno, Calderón aparecía con un triple y Rudy le imitaba con otro para el 0-8 en menos de dos minutos. Ya nunca volvería a acercarse Serbia.

La canasta de Kalinic fue el único signo de vida serbio en los siguientes minutos, dominados insultantemente por Rudy Fernández, otro al que las críticas le llovieron demasiado pronto. La actitud de España poco se parecía a la vista en todo el torneo, a excepción del partido inicial. Claver corría para machacar y a continuación asistía para que Fernández anotase en el aire. Ricky robaba, Rudy robaba. Y el mallorquín, además, alcanzaba los 10 puntos con otro triple tras pasarse varias veces la bola entre las piernas y un par de tiros libres para un resultado de escándalo (2-17, m.6) antes del inicio de las rotaciones.

De pedrada en pedrada –si tenían la suerte de dirigirse a canasta los tiros, que algunos ni eso- Serbia estaba K.O. con toda una vida por jugar (1/11 en el tiro en el primer cuarto, con 5 pérdidas) y ni los tiros libres le entraban. La Selección, algo menos lúcida en el tramo final del primer cuarto, volvió a encomendarse a la inspiración de Rudy para cerrar el periodo con la máxima (5-21) tras otro triple más. Él puso las bases. Ahora le tocaba disfrutar desde el banquillo.

Foto EFE


El Chacho paraliza Europa

Sergio Rodríguez tenía 11 añitos en aquella decepción contra Rusia. De San Cristóbal de la Laguna a Liubliana, jamás tuvo que pasar por otro mal trago en unos cuartos de final europeos. Aunque con él en pista… ¿quién era el osado que se atrevía a romperle su ilusión? Su baloncesto, simplemente, estuvo por encima de Serbia, por encima de la propia España y hasta por encima de un Eurobasket que, instalado en la mediocridad, necesitaba exhibiciones como la suya.

Brillante, enorme, mágico, decisivo, colosal. Imperial, mayúsculo, excelso, soberbio, imparable. El diccionario de sinónimos se inventó para instantes como ese en el que el mundo, Europa al menos, se paró por unos minutos mientras él convertía el baloncesto en arte. Un triple para frenar el ímpetu inicial de Serbia, primer aviso. Con Gagic y Micic al mando, el cuadro balcánico vivió su único momento acertado del partido, con 9 puntos en tres minutos (14-26, m.13) que no hicieron más que motivar aún más al canario.

Arrancó el show. ¿Puede alguien dominar haciendo una y otra vez la misma jugada? Rodríguez asiente. El base cogía la bola y se dirigía veloz a la zona serbia, sin temor a los centímetros de sus rivales. A la primera, dobló a Marc para el enceste. Las dos siguientes, parada en seco y tiro cayendo para atrás. Dos gotas de agua. Dos aciertos. Dos puñetazos al partido. Llegarían más. ¿Qué Gabic calentaba a la mayoritaria afición serbia con un 2+1? Triple para el silencio. Y otro pase a Marc, y otra carrera, bailando en cada zancada de un lado a otro, para la canasta y el adicional. El partido estaba en llamas y él sonreía, goteando gasolina.

Gasol volvió a aprovechar otra asistencia suya y el propio Sergio cerraba su cuarto de locura con otro punto desde el tiro libre. Y es que, hasta que San Emeterio entró en escena para poner un increíble 17-43 a dos minutos para el final, los 20 puntos anteriores de España en el cuarto habían pasado por sus manos: 14 propios y 6 regalados a Marc. Por si fuera poco, Aguilar ponía el marco perfecto al lienzo de Rodríguez con un triple sobre la bocina para un explosivo 23-48 al descanso. Un monumento al basket. Habría más.

Foto EFE


El Discóbolo y los cuarenta

Con 8 añitos, a Claver seguramente ni le quedó la mala sensación de aquella decepción del 97. Desde que tiene uso de razón, unos cuartos del Eurobasket siempre acaban con sonrisa para España. Con él de telespectador y con él en la pista. La misma pista que tembló cuando Víctor entró en escena en el tercer periodo, con 7 puntos consecutivos para evitar cualquier fantasma de italiano acento. 23-55. Con 32 de desventaja, ¿quién podía pensar en remontar? Con 32 de ventaja… ¿quién podía pensar en parar?

La Selección Española no lo hizo. Rudy, aquel que confesó que su equipo no se había divertido en pista en todo el torneo, sonrío al partido con otro 2+1 forzadísimo. A continuación era Ricky con otro guiño y la guinda la ponía Marc, disfrazado de Discóbolo. Tras el rebote, de espaldas, tomaba impulso y soltaba el balón como el lanzador suelta su disco, con Llull corriendo en la otra parte de la pista para culminar el punto álgido del partido… ¡+40!

La afición serbia no aguantaba más y empezó a pitar a los suyos con el indigno 29-69 a un par de minutos del final del periodo. Sergio Rodríguez hurgaba en la herida, con bote atrás en plena carrera para anotar la canasta limpia y los balcánicos, desquiciados sin disimulo, hasta anotaban en su propia canasta, como tras un tiro libre de San Emeterio. La reacción de Katic justo antes de cerrar el cuarto (39-73), a todas luces insuficientes.

Foto EFE


El mito de los cuartos crece

Fue su mirada con más rabia del torneo. Mitad liberación, mitad revancha. Orenga pedía más, y más, como queriendo borrar con el triunfo más abultado posible aquella última derrota española en cuartos. Aquel día de verano en Barcelona, hace ya 16 años, donde Fetissov se merendó a todo un equipo, él fue el máximo anotador de España, con 17 puntos. Hoy no era el día en el que volver a saborear la amargura de quedarse a las puertas de semifinales.

Serbia, con un triple de Micic, consiguió un 9-0 de parcial y rebajar la treintena de desventaja en un cuarto que, por culpa del de siempre, volvió a quedarse sin historia. O tal vez sí, tal vez la tuvo. La historia, una vez más, fue él. Contraataques, velocidad, puntos. Tres canastas seguidas devolvían el +35 al luminoso (44-79, m.34) para cerrar del todo la paliza.



El encuentro estaba muerto, muerte bella esa, y solo vivió de pinceladas hasta su certificado de defunción. Una canasta de 3 puntos de Gabriel, siempre activo cuando sale a pista. La canastita de Mumbrú, el triplito de Aguilar. Todos aportaron en un día histórico para un equipo que volvió a recordar, con el 60-90 final, que se merece un voto de confianza por esa manía que tienen, tan sencilla y tan difícil al mismo tiempo, de rendir cuando el balón más quema.

La maldición de cuartos queda para otros deportes. Y ya, ni eso. Otra exhibición para borrar los tópicos. 1997, en blanco y negro. Otros cuartos inolvidables para sonreír pensando en ellos con el paso de los años, aquellos que te mitifican u olvidan con la misma facilidad. Lo de hoy tiene más de lo primero. Lo de mañana es otra historia por escribir. Las medallas esperan nerviosas al que, pese a llegar tarde y pese a la tormenta, nunca pensó en cancelar su cita.

SERBIA60
NNombreMinPT2T3TLR.T.RDROASBRBPTFPFR+/-VAL
*4Nedovic, N.2663/50/40/0110212141-310
5Krstic, N.1530/11/30/0000000030-14-3
6Micic, V.1982/41/11/2220302024610
*7Bogdanovic, B.1920/10/22/4761101024-316
*8Bjelica, N.1420/20/22/2211004002-30-2
9Markovic, S.DNP0///00000000000
*10Kalinic, N.2121/10/00/0321210120-137
11Gagic, D.2072/40/03/3541000033-510
*12Krstic, N.1341/40/02/2211101003-236
13Andjusic, D.21111/22/63/6110201004-79
14Katic, R.16115/100/01/2101110112410
15Stimac, V.1842/40/00/0550000020-65
Total6017/384/1814/21292361231131923-15058

ESPAÑA90
NNombreMinPT2T3TLR.T.RDROASBRBPTFPFR+/-VAL
4Aguilar, P.1181/22/40/032101002178
*5Fernandez, R.20192/54/43/34311000222821
6Rodriguez, S.24227/112/52/3110410023321
7Rey, X.1100/30/00/0312001120-9-2
*8Calder, J.730/11/10/0220002021151
*9Rubio, R.1951/21/20/06426410542517
*10Claver, V.2492/51/32/2312100022258
11San Emeterio, F.1963/50/10/222000100143
12Llull, S.2551/31/20/0101110040221
*13Gasol, M.2273/50/11/25416110234015
14Gabriel, G.740/01/11/2211001001-15
15Mumbru, A.1221/30/10/0220100001-93
Total9021/4513/259/14342311208712319150101

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos