Nota de agencia

Orenga: "No es una final anticipada, todavía quedará otro partido"
La selección española prepara la semifinal contra Francia con las ideas claras y sabiendo que, en caso de victoria, todavía tendrán un partido por delante para conseguir la ansiada medalla de oro

Liubliana, 19 sep. 2013 (EFE).- Juan Antonio Orenga, entrenador de la selección española, no quiso tildar el partido contra Francia como de una final anticipada, porque, avisó, "todavía quedará un partido" para conseguir su objetivo.

Superado con nota el encuentro de cuartos de final, apenas hay tiempo para saborear la victoria y hay que preparar las semifinales contra Francia.

"El partido de cuartos es el de la ilusión o el de la decepción. Quedarte fuera a estas alturas es casi cruel y tras una decepción ayer, jugar hoy a las 14.30 horas es durísimo. En el caso contrario, el nuestro, todavía hay dos duros partidos por delante", dijo Orenga.

Foto EFE

La selección española ayer volvió a sonreír sobre la pista y ganó con suficiencia. "Hemos sonreído siempre, pero en los partidos siempre hay presión y tensión cuando no sale todo perfecto. La exigencia es muy grande dentro y fuera del equipo y no siempre es posible dar la mejor imagen. Este es un equipo maravilloso, unido, que disfruta en la pista y en el banquillo", aseguró.

Entrar en la lucha por las medallas puede suponer, en este sentido, una pequeña liberación. "El peso de la responsabilidad lo llevamos siempre, va con el equipo. Hemos ganado el partido de cuartos de final y está muy bien, pero tenemos que seguir con nuestro objetivo que, ya lo hemos dicho en otras ocasiones, es ganar la medalla de oro. Ahora primero tenemos a Francia y luego habrá otro rival más duro todavía", subrayó el entrenador.

La defensa a Tony Parker puede ser una de las claves de un partido siempre complicado. "En nuestros anteriores enfrentamientos la defensa a Tony Parker ha sido correcta. Con un jugador, con varios, pero Francia no es sólo Parker, está Batum, Diaw, Ajinca..., es un equipo muy difícil que no tiene nada que ver con la Francia a la que nos enfrentamos en los dos partidos amistosos", comentó Orenga.

"En los últimos años nos hemos enfrentado muchas veces con ellos, en partidos oficiales y en amistosos, y cada año es distinto. Este año, en Madrid no jugó Parker y en Montpellier sí. Todo cambia. Ellos han superado momentos complicados y nosotros hemos mejorado mucho desde Montpellier", siguió el técnico.

El seleccionador español no quiso hablar de una final anticipada ante Francia en el partido de semifinales. "Este año, el Europeo está más abierto que nunca y equipos que están fuera podían haber estado aquí. No nos podemos sorprender si Croacia, a la que ganamos por 28 puntos en el primer partido, acabara en la final. El partido con Francia no es una final anticipada", afirmó Orenga.

Después de haber ganado a los franceses en la final del pasado Europeo, en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Londres y en los últimos ocho partidos que ambas selecciones han disputado, parece claro que Francia tiene ganas a España.

"Está claro que Francia tiene un componente emocional cuando juega contra nosotros porque le hemos ganado en los últimos años. Somos conscientes de que tienen ese punto a su favor, pero nosotros tenemos que contrarrestar eso. Debemos seguir ganando a Francia con más o menos sufrimiento en la pista", informó el seleccionador.

Lo que está claro es que si España sigue en la línea del partido que jugó contra Serbia, todo será mucho más sencillo. "Estamos haciendo un trabajo defensivo muy bueno durante todo el campeonato, pero ayer conseguimos que la actividad fuera colectiva y durante todo el partido. Eso demuestra nuestra concentración y trabajo en equipo. Nos caracterizamos por correr y por nuestra velocidad de pase y eso nos hace temibles para nuestros rivales", resaltó.

"El equipo sigue creciendo. Nadie pensaba que a Serbia se le ganaría por esa diferencia. Tuvimos una gran intensidad en defensa y mantuvimos el planteamiento que hicimos en ataque. Mañana intentaremos hacer lo mismo, aunque debemos estar preparados para todo", añadió el técnico.

Las rotaciones del equipo español han permitido llegar a esta fase final del campeonato con todos los jugadores implicados en el objetivo. "Somos doce, pero jugar con doce todos los partidos es difícil. A veces hay que hacer cambios automáticos como los que hacíamos de Claver con Aguilar y a veces hay que introducir modificaciones como cuando ha jugado Mumbrú de cuatro o cuando ha entrado Germán Gabriel. Así hemos conseguido llegar a semifinales, con la aportación de todos", declaró Orenga.

"Francia sabemos que es un equipo muy atlético, pero nosotros no somos mancos y nuestro ritmo de juego les hace exprimirse al máximo. Todo dependerá de muchas cosas, de lo que seamos capaces de plantearles desde el principio, de si hay canastas fáciles o no, del acierto que tengamos. Lo que tenemos más que claro es que queremos ganar", finalizó.

Últimos artículos relacionados con J. Orenga



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos