Nota de agencia

Putin rinde memoria al fallecido baloncestista Sergey Belov
El Presidente de Rusia, Vladímir Putin, quiso homenajear al jugador ruso recientemente fallecido, Sergey Belov: "Fue una auténtica estrella"

Redacción, 4 Oct. 2013 (efe).- El presidente ruso, Vladímir Putin, rindió hoy tributo a la figura de Sergey Belov, leyenda del baloncesto soviético y europeo que falleció ayer a los 69 años de edad.

"Sergey Belov fue una auténtica estrella. Su nombre está estrechamente vinculado con las inolvidables y triunfantes actuaciones de nuestra selección nacional", señaló Putin en su telegrama de condolencias colgado en la página web del Kremlin.

En particular, el jefe del Kremlin recordó "la legendaria victoria en los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972 que pasó a la historia del deporte mundial", ya que en la final la URSS derrotó al hasta entonces imbatible equipo de Estados Unidos.

Mientras, Iván Yedeshko, que se colgó también el oro junto a Belov en 1972, aseguró que el fallecido alero soviético "fue el mejor jugador del mundo".

"Fue el mejor de los mejores. Gomelski y Kondrashin fueron dos legendarios entrenadores, pero Belov era jugador. El mejor jugador del mundo. 70 años es tan poco. Nos veíamos cada dos meses. Tenía tantas ideas que poner en práctica", dijo.

Según las agencias locales, Belov, que nació en la región siberiana de Tomsk, murió el jueves en la ciudad de Perm (Urales) debido a un problema cardíaco.

Belov, que tras colgar las botas se dedicó a entrenar, a ejercer cargos directivos y a presidir la federación nacional (1993-98), tiene uno de los mejores historiales de la historia del baloncesto continental y mundial.

Sin duda, el punto culminante de su brillante carrera fue la medalla de oro en los Juegos de Múnich, en la que los soviéticos batieron a los norteamericanos en una controvertida final.

Aunque fue Alexandr Belov el héroe del partido al anotar la canasta del triunfo en el último suspiro, fue Sergey Belov el máximo anotador de la final olímpica, con 20 puntos.

Además, Belov se colgó en otras tres ocasiones el bronce en unos Juegos (1968, 76 y 80), fue dos veces campeón mundial (1967 y 1974) y cuatro veces campeón de Europa (1967, 69, 71 y 79).

En las filas del CSKA, fue campeón soviético en once ocasiones, además de alzarse con la antigua Copa de Europa en 1969 y 1971, y disputar otras dos finales.

La FIBA le ha reconocido como el mejor jugador europeo del siglo XX, mientras en 1992 se convirtió en el primer europeo en acceder al Naismith Memorial Basketball Hall of Fame (Salón de la Fama) ubicado en Springfield, Estados Unidos.

Belov era tan admirado entre sus compatriotas, que fue elegido el encargado de encender el pebetero con la llama olímpica en los Juegos de Moscú en 1980.




© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos