Artículo

Jesús Cilla: Tozudez maña
"Desde pequeño siempre tuve la ilusión de jugar en la ACB y finalmente lo logré. Me costó un poco más de lo que hubiese podido prever en principio, pero estoy satisfecho"


Jesús Silla, en Manresa en la 2002-03

Redacción, 9 Oct. 2013. Suele decirse que los tópicos tienen una base de verdad. En este caso, sí: Jesús Cilla es un ejemplo de la tozudez que se suele atribuir a los maños. Insistencia en sacar adelante algo que se te ha metido en la cabeza. Hasta los 25 años no consiguió su gran sueño: jugar en la actualmente denominada Liga Endesa. Todo a base de superación, en una cantera de un club que se hundía y grandes cualidades técnicas, pero sin abandonar nunca.

Y es que Cilla asistió al hundimiento del antiguo CB Zaragoza cuando apenas era un crío, a mediados de la década de los 90: aquella generación de jugadores criados a orillas del Ebro tenía que marcharse lejos si quería prosperar. Intentó sacar la cabeza en Segunda (Monzón), EBA (Helios), LEB (Menorca), LEB-2 (Plasencia)… hasta que consiguió el ascenso con el Manresa en la 2001-02. Era un alero de lucha, a medio camino entre el ‘2’ y el ‘3’, especialista defensivo que solo miraba al aro cuando tenía que hacerlo, sin imprudencias.

>> Conoce su historia de la mano de Javier Ortiz, en Espacio Liga Endesa



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos