Artículo

Vida nueva en Manresa
La Bruixa d’Or logró su segunda victoria. Dos meses antes que su segundo triunfo de la temporada pasada. Dos meses de tranquilidad, para un equipo con arranque inmejorable, vocación ofensiva, crecido ante la adversidad e ilusionado con jóvenes como Larsen y Eriksson. Un equipo con una vida nueva

Redacción, 22 Oct. 2013.- A finales de marzo de 2013, Jaume Ponsarnau parecía hablar ya en pasado de su Manresa. Un equipo en el fondo de la clasificación, con posibilidades ya remotas de salvación y con una dinámica irreversible que había fagocitado sus ilusiones, sus cambios, sus cartas. “Hemos jugado bastante bien a baloncesto; hemos jugado por encima de la media. Pero también creo que hasta ahora hemos sido el equipo que peor ha competido”, declaraba el técnico catalán. El flojo inicio, las lesiones, los finales apretados perdidos, las ventajas dilapidadas... las losas se acumulaban en los hombros manresanos, la espiral del horror crecía. Y nunca llegó a salir de ella.

Ahora, dos semanas después de haber empezado la temporada, en Manresa han metabolizado el duelo y se han sacado todas las losas de encima. No existe ahora mismo en la Liga Endesa equipo más liviano que La Bruixa d’Or. Dos partidos, dos triunfos. Ilusiones generadas. Vida nueva.

ACB Photo / J. Alberch

  • Dos meses antes. Los contrastes entre la 2012-13 y la 2013-14 son absolutos. El pasado curso, el conjunto catalán tardó 13 jornadas en sumar su segunda victoria. Era el día 20 de diciembre. En esta, Jornada 2, victoria 2. Día 19 de octubre. Los manresanos consiguen el mismo número de victorias dos meses antes. Y dos meses son un mundo: un mundo de trabajo con tranquilidad, de olvidarse de presiones, de permitir el crecimiento a los jóvenes, de dejar que el equipo se vaya acoplando, de tener tiempo para poder recuperar las piezas perdidas.


  • El mejor arranque. En su trayectoria en ACB, el Bàsquet Manresa había empezado con 2-0 en otras seis ocasiones (1988-89, 1989-90, 1996-97, 2003-04, 2009-10 y 2011-12). Pero en ninguna de ellas logró victorias tan contundentes como en esta. El +29 de diferencia entre puntos anotados (178) y recibidos (149) supera a todos los anteriores (el tope era el +21 de la 96-97), por lo que, tras la Jornada 2, el conjunto del Bages no se había encontrado nunca en una situación tan ventajosa. Su tercer puesto en la tabla es también el mejor tras dos semanas de competición.


  • ¿A por el récord? El mejor inicio del Bàsquet Manresa en su etapa ACB ha sido de 3-0 (1988-89 y 2003-04), algo que ahora tiene la posibilidad de igualar el conjunto de Borja Comenge. Aunque con la dificultad de recibir al poderoso FC Barcelona, que no está al máximo de sus posibilidades, pero que ya demostró en Badalona que, pese a poder ir perdiendo durante muchos minutos, le basta su talento para reventar un partido en escaso periodo de tiempo.


  • Superando las adversidades. El infortunio en forma de lesión también persigue a La Bruixa d’Or. Aunque, a diferencia de la temporada pasada, cuando la racha de lesiones de jugadores importantes pareció coartar al equipo, en esta, la rotura de Darryl Monroe lo que ha hecho ha sido espolearlo. Y eso que en esa primera jornada tampoco estaba Josh Asselin, por problemas burocráticos. La rotura fibrilar en el bíceps femoral de Monroe todavía le tendrá apartado un mes más. La teórica referencia interior del equipo quedó fuera a los 4 minutos del primer partido de la temporada. Y eso transformó al equipo.


  • El estallido de Larsen. La consecuencia más directa de la lesión de Monroe fue la explosión de Rasmus Larsen, que debutaba en la Liga Endesa tras una temporada en blanco, y lo hacía por todo lo alto: 37 de valoración, Jugador de la Jornada 1 y asombrando al mundo por su habilidad para lanzar y jugar de fuera hacia dentro moviendo sus ágiles 212 centímetros. A la segunda jornada, buscando la confirmación del hype, Larsen respondió. Alejado de los números estelares, pero cumpliendo con oficio (7 puntos, 9 rebotes, 15 de valoración) y llevándose los elogios de Comenge: “Ha salido de inicio porque se lo ha ganado. Teníamos claro que en este partido no iba a sorprender a nadie y lo ha hecho muy bien. Tenía el reto de mantenerse en el partido tras un mail inicio y aun así ha seguido, ha estado en el partido salvo en el fallo que implicó la técnica. Sin hacer grandes números ha sido nuestro pívot que más ha jugado”. No en vano, el danés es el segundo jugador más valorado de toda la Liga Endesa (26 de media, tras Mumbrú) y el máximo reboteador (11 capturas por partido).




  • Superanotador. A Larsen le acompaña desde el frío Marcus Eriksson. Un año mayor, el sueco ha demostrado en las dos primeras jornadas que es capaz de llevar sus extraordinarias habilidades como tirador al siguiente nivel, sin importar la fragilidad que se pueda intuir de su apariencia física. Saliendo desde el banquillo, Eriksson supera el papel de relevo anotador y es que, durante ambos partidos, ha sido el sustento de La Bruixa d’Or, del que es el líder en anotación. No en vano, Eriksson es el séptimo máximo encestador de la Liga Endesa, con 16,5 puntos de media. Además, tiene el tercer mejor promedio de triples (3,5 por choque). E, inexplicablemente, también es... ¡tercero en tapones! Los tres que colocó ante el FIATC Joventut le mantienen en cabeza en una clasificación que no podría parecer más inverosímil.


  • Liderando la transformación. Solo cuatro jugadores han vivido la mutación completa de La Bruixa d’Or. De la gravedad extrema de la temporada pasada al derroche de alegría del inicio de esta. Josh Asselin, Oliver Arteaga, Álex Hernández y, claro, Salva Arco, que en estas dos jornadas está ejerciendo de una suerte de líder espiritual, de veterano prematuro en una competición en la que está disputando su segunda temporada completa. Arco derrocha la energía que insufla al equipo, o desprende la energía que inyecta La Bruixa d’Or, que tiene en Arco, además de Eriksson, la mejor representación de su vocación ofensiva y devoción por el triple. El jugador nacido en Navàs acumula un 9/14 desde más allá de 6,75, el segundo mejor porcentaje de la competición (64,3%), de la que es, además, el cuarto jugador más valorado y el décimo máximo anotador.


  • ACB Photo / J. Alberch

  • Cuarto equipo más anotador. La diferencia de dinámica se refleja a la perfección en la anotación. La Bruixa d’Or es el cuarto equipo que más puntos ha anotado tras estas dos primeras jornadas: 89 puntos, superando la media de la temporada pasada (75,7) en más de 13. Aunque solo se han disputado dos partidos, el cambio en la dinámica es evidente. El manresano sigue siendo un conjunto ofensivo (la última temporada, Jaume Ponsarnau mostraba cierto afán anotador, pese a los resultados negativos) al que, ahora, le acompaña la alegría y el acierto. Sin perder, claro, ápice de gusto ofensivo. Quizás hasta aumentándolo. Como técnico del filial del FC Barcelona, Borja Comenge venía mostrando su querencia por explotar el talento, por la victoria en el campo de ataque. En su primer partido como técnico de La Bruixa d’Or, 90 puntos; en el segundo, 88.


  • Tercero en valoración. Probablemente, la mayor prueba de que todo funciona esté en la valoración. La Bruixa d’Or lleva una media de 103,5 por encuentro, la tercera mejor de la Liga Endesa, que supera exageradamente a la media con la que terminó la pasada campaña: 66,7.
  • ACB.COM

    Últimos artículos relacionados con Bàsquet Manresa S.A.D.
    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-

    Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos