Artículo

Euroliga Femenina: Ilusión para luchar contra la realidad
Alejados del poderío económico de antaño, Perfumerías Avenida y Rivas Ecópolis afrontan la Euroliga Femenina con una mezcla de realidad e ilusión a partes iguales. Sus técnicos nos cuentan las aspiraciones y esperanzas en una competición donde Ekaterimburgo y Fenerbahçe parten como favoritos

Perfumerías Avenida: A mantener el sueño vivo

(Alberto Nevado/FEB)

El domingo 10 de abril de 2011 Perfumerías Avenida inscribía su nombre en el listado de ilustres equipos españoles que conquistaban la Euroliga de baloncesto. Un éxito que venía a encumbrar el arduo trabajo que durante años directiva, entrenadores y jugadoras llevaron a cabo y que consagró al equipo en la élite continental.

Hoy, más de dos años después el equipo conserva la ambición de ser un equipo importante y la ilusión de una plantilla joven. Sin embargo, el equipo de Víctor Lapeña hoy es sabedor que soñar con repetir título es complicado por que las cosas han cambiado y la Euroliga se ha puesto más difícil para los equipos españoles.

El nivel de exigencia actual es máximo y las condiciones para competir en Europa no es el mismo, por lo que hay que redoblar esfuerzos para hacer un buen papel en la Euroliga. Esa es la misión del equipo salmantino y la esperanza de un técnico que ve el inicio de competición algo prematuro. “Veo un poco verde al equipo, somos un equipo nuevo que hemos terminado de conjuntar hace unas tres semanas y para el inicio de Euroliga quizá llegamos un poco justo. Sin embargo, la motivación y la frescura que nos da el hecho de ser un equipo joven y la propia exigencia de la Euroliga nos darán un punto más de actitud para llegar en la mejor forma posible”.

El primer objetivo con el que parte el equipo es no repetir la trayectoria de la última temporada en Europa. El equipo perdió seis de sus ocho primeros partidos y consiguió in extremis la clasificación para cruces. Me encontré en enero al equipo en una situación difícil de revertir. Sin embargo se consiguió con alguna machada como ganar a Ekaterimburgo. Para este año el objetivo es hacerse fuerte en casa. Euroliga es un torneo donde es muy difícil ganar fuera y con nuestro público debe resultar sacar victorias de Salamanca. Ganando los de casa, luego fuera somos jóvenes y podemos dar alguna campanada para no tener que llegar a una situación como la del año pasado y no tener que hacer cábalas para pensar en los cruces”.

Lapeña sabe que “al club le gustaría luchar por intentar alcanzar el mejor cruce posible para llegar a la Final Eight sin que la Final Eight sea un objetivo sí o sí. En los dos últimos años el equipo ha llegado al cruce, y por un motivo u otro ha perdido, por lo que ahora el objetivo es llegar a ese cruce y hacerlo en el mejor momento de forma”.

Pero para llegar al decisivo momento de los octavos de final, Perfumerías Avenida deberá superar un duro grupo en el que tendrá que competir “con cuatro equipos muy potentes”, asegura el técnico. Para Víctor Lapeña “quizá Spartak de Moscú ha bajado el presupuesto, pero Galatasaray y Polkowice siguen igual, y Praga se ha reforzado por lo que nos toca luchar con esos cuatro equipos sin renunciar a nada para estar entre el tercer y quinto puesto. Terceras sería hacerlo muy bien”. Motivado por el desafío, el entrenador quiere ver el lado bueno lado de esta realidad y afirma que “ningún grupo es menos flojo que el nuestro, me gusta enfocar estas situaciones pensando que vamos a tener una oportunidad de medirnos con las mejores de Europa”.

Y para competir de tú a tú con ellas, Perfumerías Avenida cuenta con “un factor vital que es Würzburg”, afirma Lapeña. “Es nuestra arma número uno y el que nos puede dar el acceso a donde queremos llegar. Luego a nivel de equipo, tenemos un equilibrio de jugadoras interiores que si sabemos utilizar inteligentemente son superiores a la mayoría de equipos en Liga Femenina y que en Europa veremos a qué nivel están. Además, contamos con Shay Murphy que desequilibra en cualquier liga lo que, unido a la ocasión que tienen gente como Mariona o Leo de demostrar su nombre y valía en Europa, puede dar un nivel global del equipo muy bueno”.

Esa es la ilusión de un Víctor Lapeña que, pese a estas palabras, también es plenamente sabedor que “plantillas como Rivas o Perfumerías Avenida difícilmente pueden estar peleando por el título, pero ¿por qué no por estar en la Final Eight? Nunca se sabe y en Euroliga siempre hay margen para la sorpresa. Ahora no podemos acceder a las mejores americanas y nuestra jugadoras importantes no están en España sin embargo, sí podemos contar con valores como Marta Xargay, Leo Rodríguez, Laura Nichols Queralt Casas que, cuando mejore la economía y ellas adquieran más experiencia podrían volver a darnos equipos ganadores”, señala.

Son palabras de un “soñador” que tratará de llegar muy lejos con un equipo que es referencia en España y Europa y que intentará hacer sombra a los grandes nombres de la Euroliga. “Habrá que ver, Ekaterimburgo y Fenerbahçe han configurado plantillas impresionantes pero equipos como Galatasaray o Kosice han demostrado que pueden competirles. Además, Bourges es un equipo que siempre está rozando las semifinales y ¿por qué no Rivas y Avenida? Somos dos plantillas muy jóvenes, con mucha hambre y que no vamos a dar ningún partido por perdido de antemano”, concluye. El tiempo para soñar comienza esta semana.


Rivas Ecópolis: Con los pies en la tierra

(Alberto Nevado/FEB)

Consolidado en la élite nacional, cada temporada que pasa Rivas Ecópolis ha ido creciendo también en Europa hasta consolidarse como un clásico de una Euroliga de la que fue finalista hace dos años. Aquellos eran días vino y rosas, pero hoy la situación ha cambiado y la crisis económica que afectan a los clubes españoles obliga a replantear los planteamientos.

Bien lo sabe José Ignacio Hernández, quien debuta en Rivas tras exitosos años en Perfumerías Avenida (jugó la final en 2009) y Wisla Can Pack. Para el técnico salmantino “más que nunca hay que ir partido a partido y jornada a jornada. Para nosotras no debe ser el gran objetivo de la temporada. Ahora mismo tenemos la duda de saber como responderá el equipo a tener que jugar dos partidos cada semana y, sobre todo, si esto limitará el potencial para competir en Liga Femenina, por que tenemos una plantilla muy joven”.

Incertidumbre lógica pues Europa, sea un objetivo o no, obliga a rendir al máximo nivel y por ello el técnico ha preparado este momento con gran mimo. “El equipo llega muy bien, con unas grandes sensaciones, un gran ritmo y a un nivel físico fenomenal, pero también es cierto que somos conscientes de nuestras limitaciones físicas en Euroliga y que el calendario va a ser muy duro”.

Precisamente el inicio de competición depara al técnico el emotivo viaje a Cracovia, la ciudad donde entrenó los últimos años y de la que guarda un grato recuerdo. José Ignacio encara este viaje “con mucha ilusión porque fueron cuatro años fantásticos y tengo ganas de ver a la gente, estar con ellos y recordar aquellos años” aunque el técnico también es consciente que será un duro partido por que “es una pista muy difícil donde sólo han perdido dos o tres partidos en Europa en los últimos cuatro años”. Tras este encuentro visitará Rivas el potente Nadezhda… en espera del turno del todopoderoso Fenerbahçe.

Preguntado por la complejidad del grupo, el entrenador tiene claro que “al igual que Fenerbahçe, que es uno de los grandes favoritos al título, Wisla y Nadezhda están por encima del resto. Tenemos que competir con Brno y Sopron. Lamentablemente, y no lo digo yo sino todos los analistas, en nuestro grupo hay tres equipos superiores”. Estando así las cosas las madrileñas deberán pelear por una de las dos plazas restantes (se clasifican cinco) por que, aunque no tenga la presión de ser una obligación, José Ignacio Hernández señala que “el objetivo es superar esta primea fase”.

Y para conseguirlo, el entrenador sabe que el equipo debe “mostrar una cara ambiciosa, ser agresivas, intensas y jugar al 100% los 40 minutos. Tenemos que imponer un ritmo importante todo el tiempo porque sabemos que tenemos un potencial limitado en físico, tanto en centímetros como fuerza, en el juego interior cuando compitamos en Europa”.

Pocos conocen tanto la Euroliga como el laureado técnico y por ello es sabedor de la dura realidad que espera a los clubes españoles en el corto plazo. “Teniendo en cuenta que 19 jugadoras de WNBA juegan en Rusia, 15 en Turquía y en España sólo hay cuatro, y que nuestras mejores jugadoras están fuera, es difícil pensar que en corto plazo podamos volver a ver a equipos españoles como campeones o finalistas”. En los últimos cuatro años hubieron dos campeones y cinco finalistas, pero la situación ha cambiado y “ahora nuestro objetivo no es Europa sino España por que, a nivel de clubes, estamos lejos de los principales equipos del continente”.

Por último, José Ignacio Hernández considera que “Ekaterimburgo y Fenerbahçe son los grandes favoritos, Nadezhda y Galatasaray están en un segundo peldaño y puede haber alguna sorpresa”


La legión española en Euroliga
La representación española en Euroliga no acaba en Rivas y Salamanca, pues la emigración de jugadoras españolas nos depara un mapa continental plagado de jugadoras nacionales.

Encabeza esta lista Sílvia Domínguez, que con su imán para títulos (ya conquistó hace pocos días la Supercopa de Europa) amenaza con ganar su cuarta Euroliga consecutiva. La base catalana volverá a jugar para UMMC Ekaterimburgo, el gran favorito al título con estrellas como Diana Taurasi, Candace Parker o Sandrine Gruda. Su otro gran rival será el Fenerbahçe de Roberto Íñiguez, un técnico que tendrá a Angel McCoughtry y Cappie Pondexter a sus principales armas para destronar a las rusas.

(Foto FIBA Europe)

Buscando colarse entre las mejores estará el Galatasaray de Alba Torrens. La alero ha comenzado de forma notable (su equipo es líder invicto y ella promedia 12,2 puntos y cuatro rebotes) una temporada donde, por el momento, la baja de Sancho Lyttle es ocupada por Vanesa Ble. Las otomanas, encabezan ese segundo grupo de favoritas donde están Kosice, Bourges y aspiran estar el Nadezhda de Anna Cruz, el Wisla Can Pack de la base aragonesa Cristina Ouviña y el USK Praga de Laia Palau.

Cierra la participación española Nuria Martínez quien vive una segunda juventud y será la directora en pista del debut del Kayseri; Lucy Pascua que será el referente interior de Zagreb y Miguel Méndez que afronta su primera temporada dirigiendo desde el banquillo al Familia Schio italiano.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos