Artículo

El sitio de su recreo: La revolución juvenil
No es un partido suelto, no es un nombre propio. Se trata de algo más. Esto es una revolución. De actuaciones escandalosas a debuts históricos por precocidad, te presentamos a quiénes han dado que hablar en cada jornada. Y durante esta semana podrás conocer, uno a uno, a los jóvenes protagonistas

Redacción, 5 Nov. 2013.- No es flor de un día. No es una anécdota. No es un par de buenos ejemplos y ni siquiera una buena camada. Es, simplemente, una revolución en toda regla, la que ha convertido en los jóvenes en los protagonistas indiscutibles de la Liga Endesa.

”Donde nos llevó la imaginación, donde con los ojos cerrados… se divisan infinitos campos”, cantaba Antonio Vega. Y qué complicado resulta no hacer lo mismo, cerrar los ojos e imaginar, viendo la actuación de los nuevos talentos de la Liga Endesa.

Sin embargo, ellos parecen destinados a brillar no solo en el futuro sino en un presente donde, y que estas 4 jornadas valgan como mejor argumento, ya han dado mucho que hablar. De la insultante regularidad de Vives al impacto inicial de Larsen. De los récords de Hezonja a los destellos de Diop o Sans. Del histórico debut de Sabonis con Unicaja al de Sergi García con el CAI Zaragoza, pasando por el del niño Pablo Pérez con el Valencia Basket.

Cada semana hay un nuevo tope, una nueva marca, un nuevo vídeo, un nuevo nombre. Como si fuese la Liga Endesa el sitio de su recreo, ellos se divierten y, de su mano, la afición disfruta e imagina… con los ojos bien abiertos.

Jornada 1

La estrella indiscutible: Rasmus Larsen. El jugador danés fue la primera gran sorpresa de la temporada, con un partido para la historia. En su debut en Liga Endesa, con solo 18 años y tras un año parado por lesión, realizó un partido descomunal, hasta el punto de ser el Jugador de la Jornada 1 con 37 de valoración. Sus 21 puntos y 13 rebotes, escandalosos.



El escudero: Marcus Eriksson. Larsen se llevó todo el protagonismo, pero pocos jugadores de 19 años son capaces de hacer el partido del sueco. Y sin despeinarse. 15 puntos frente al FIATC Joventut, con 3 triples, 4/4 en tiros libres y 17 de valoración. Fue el escudero perfecto.

El momento: En la última jugada del primer cuarto entre FC Barcelona y Valencia Basket, Navarro penetró y, en el último momento, dobló para Hezonja, que no se lo pensó dos veces. Entró su triple. Tras 3 partidos la pasada temporada, esta fue su primera canasta en Liga Endesa. Vendrán muchas más.

El otro hermano: Juancho Hernangómez, un año menor que Willy, debutó también una temporada después que el hoy jugador del Cajasol. Y así siguen empatados. Con 18 años recién cumplidos, jugó 11 minutos en Málaga.

El debut: Domantas Sabonis. Con 17 años, 5 meses y 10 días, se convirtió en el jugador más joven en vestir la camiseta del Unicaja, superando en precocidad a Servera. Además, mostró sus fundamentos con 6 puntos, 3 rebotes y 9 de valoración.



El sueño cumplido: Luis Conde, malagueño y formado en el Unicaja, vivió por fin su gran momento al debutar con el equipo de su tierra en Liga Endesa, jugando 4 minutos contra el Estudiantes.

Jornada 2

El líder: Álex Abrines. A nadie le sorprende ya que Abrines destaque, y más después de su pretemporada, pero en Badalona, en un partido muy complicado para su equipo, asumió las riendas, no falló ningún tiro y se fue a los 13 puntos y 19 de valoración, liderando a todo un Barça como si tuviese 10 años más.

El momento: Moussa Diagné no hizo tanto ruido como otros jóvenes, pero en Fuenlabrada bien saben que, si no hubiera sido por él, tal vez la remontada de su equipo nunca se hubiera producido. Cuando mejor le iban las cosas al Bilbao Basket, un taponazo suyo encendió la mecha local. El partido lo acabó con 3 puntos, 5 rebotes y 2 tapones. Su importancia trascendió los números.

El debut: Pablo Pérez. Con solo 16 años, 7 meses y 23 días, batió todos los récords en Valencia al convertirse en el jugador más joven de la historia del club. Y eso que César Alonso (16 años y 9 meses) lo había puesto muy complicado. En 2 años no se había visto a nadie tan joven como él en Liga Endesa.



La confirmación: Rasmus Larsen. El listón no era realista ni se le podía pedir al chico que hiciera números tan estratosféricos cada jornada. Pero el segundo partido de Larsen olió a confirmación, con un encuentro muy serio: 7 puntos, 9 rebotes, 15 de valoración y, nuevamente, +16 con él en pista.

El triple: A Luis Conde solo le hizo falta 1 minuto más en San Pablo para sumar su primera canasta en Liga Endesa. Lo hizo con un triple, que hizo más grande aún la victoria de su equipo contra Cajasol.

La metralleta: Marcus Eriksson. Y otra vez la volvió a liar, con 4 triples que permitieron que su Bruixa d'Or asaltase el Sar. Además, hizo un 3/3 en tiros de 2 y acabó el partido con 18 puntos en solo 24 minutos. Tremendo.

El aviso: Guillem Vives. Si es que lo de la primera jornada (12 puntos) no se podía considerar aviso, claro. Pero su juego contra el Barça fue muy sólido, acabando con 10 puntos, 8 asistencias y 4 rebotes, poniendo en jaque a sus oponentes durante muchos minutos.

El descaro: Agustí Sans. Tanto tiempo esperándole verle llegar a lo más alto y no defraudó a nadie. Demostró que todo lo que se habla de él no es exagerado y no se cortó ni un pelo en su debut ACB, sumando 7 puntos, 2 asistencias y 1 robo contra el Barça.



La visita: Joonas Caven. La esperanza de los finlandeses. En el mismo partido en el que debutó Sans, Caven también se estrenó en ACB con varios compatriotas mirando, llegados desde su país para la ocasión. No podrá olvidar nunca ese momento.

La segunda oportunidad: Guillermo Corrales ya debutó en Liga Endesa la pasada temporada, jugando dos partidos. En esta ha vuelto a ganarse la confianza de Aíto García Reneses para jugar el derbi. Se trata de un jugador menos conocido al no haber estado en el radar de las selecciones inferiores, pero su madurez le hizo llegar a la elite con 17 años y soñar con quedarse con solo 18.

Jornada 3

La revolución: Guille Vives. La gran estrella entre los jóvenes en la Jornada 3 y, quizás en el global, también del arranque liguero. Su partido contra el GBC fue enorme y, durante algunos minutos, hizo pensar incluso en un histórico triple doble. Acabó con 16 puntos, 11 rebotes, 6 asistencias y 24 de valoración.



El hombre récord: Mario Hezonja. Solo 3 jugadores en toda la historian han hecho 15 de valoración vistiendo la camiseta azulgrana: un tal Galilea y un tal Navarro. En el Nou Congost, él hizo 8 puntos y 11 rebotes, que a su vez suponen el récord absoluto en el club para un jugador de su edad.



El orgullo: Jaime Fernández. Otro de esos que lleva tanto tiempo instalado en la élite que a uno se le olvida sus años. Pero sigue siendo del 93 y, a esas edades, hay que valorar más su partido en todo un Buesa Arena, siendo el más valorado de su equipo (17), con 10 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias y 3 robos. Mostró su orgullo en la derrota contra Laboral Kutxa.

El aviso: Ilimane Diop. En 14 minutos se pueden hacer muchas cosas, como demostró el pívot frente al Estu, con 10 puntos, 2 rebotes, 2 tapones, 4 faltas recibidas y 11 de valoración. Por tener tiempo, hasta lo tuvo para cometer 5 faltas personales e irse al banquillo antes de lo que su juego merecía. Ojo con él.



Jornada 4

La exhibición: Kristaps Porzingis. Nuevamente, las sensaciones van muy por encima de los números. Y eso que sus cifras contra Laboral Kutxa (12 puntos, 6 rebotes, 4 tapones, 16 de valoración) fueron excelentes, mas su nivel de impacto en el juego aún fue más allá. El letón estuvo imponente, en un partido de verdadera figura con solo 18 años. Una gozada verle en ataque y defensa.



El omnipresente: Abrines, que amenaza en convertirse en un fijo en esta sección, volvió a gustarse, siendo el jugador que mantuvo al Barça en el partido durante la primera mitad, acabando con 10 puntos el encuentro.

El que llama a la puerta: Dani Díez. Qué complicado es arañar minutos en el vigente campeón de Liga Endesa, con una plantilla tan larga y un juego exterior de tanta calidad. Pero Díez, cada vez que juega, demuestra su hambre, como con los 7 puntos en 15 minutos (y un +15 en el +/-) logrados frente al Bilbao Basket.

El referente: Guillem Vives. Del debut a la sorpresa, de la sorpresa al aviso, del aviso al liderazgo. Referente del FIATC Joventut, Vives se echó a su equipo a la espalda, llevando todo el peso durante el partido y acabando con 15 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias y 21 de valoración contra Unicaja. El fallo en el tiro libre final, que podría haber supuesto la prórroga, solo le hará aprender y hacer más fuerte en el futuro.

El triple: Pablo Pérez, dos semanas después de su histórico debut, ya sabe lo que es anotar en Liga Endesa. Su nombre va ligado a la historia, ya que su triple lo anotó en el triunfo más amplio de su Valencia Basket jamás conseguido en la élite.

El debut: Sergi García. Otro acompañanate de Pérez, de la generación del 97. Con 16 años, 8 meses y 14 días, el base mallorquín ya tiene el récord de precocidad del CAI Zaragoza, quitándoselo precisamente a su compañero de equipo Javier Marín, que ya tenía 17 al debutar. Para colmo, tuvo tiempo para poner en pie al Príncipe Felipe tras convertir un triple.



El tope: Larry Abia, a sus 20 años, consiguió 6 puntos en el triunfo del Valencia Basket, con 2/2 en tiros de 2 y 2/2 en tiros libres, superando así su tope de anotación en sus 10 partidos ACB.

El próximo en llegar: Darío Brizuela. Ya había debutado en Liga Endesa, la pasada temporada, aunque jamás gozó de tantos minutos como en el partido frente al UCAM Murcia, su estreno en esta campaña. Estuvo 14 minutos, en los que sumó un untito, 4 rebotes. Su equipo, un +9 con él en pista. Pronto estará en la lista por mucho más que esto...

Daniel Barranquero
@danibarranquero
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos