Artículo

Jornada 7: va de gestas y rachas
El Real Madrid se mantiene invicto, el Laboral Kutxa ya está en posiciones de Copa del Rey, el Rio Natura Monbus derrota con contundencia al FC Barcelona, sexta consecutiva del Valencia Basket y cuarta del Cajasol suma su cuarto triunfo consecutivo. La Jornada 7 va de gestas y rachas

Definiendo la cabeza

El Real Madrid mantiene su imbatibilidad. El derbi frente al Tuenti Móvil Estudiantes no pudo arrebatarle esa condición. Y eso que los estudiantiles plantaron cara y los blancos estuvieron cerca de su mejor nivel. Aun así, la anotación de Nikola Mirotic y Sergio Llull (31 puntos entre ambos) fue suficiente para el triunfo (72-57).

Pese a que el Tuenti Móvil Estudiantes jugó uno de sus mejores encuentros de la temporada, con Kyle Kuric (17 puntos) rindiendo a buen nivel, el tercer cuarto condenó a los colegiales. Siete partidos, siete victorias y el Real Madrid que continúa líder; el Tuenti Móvil Estudiantes, penúltimo (1-6).

ACB Photo / A. Martínez

El Valencia Basket saca la cabeza como la alternativa más consistente a los blancos. Seis victorias consecutivas, un juego de dominancia y una constante sobreposición a las bajas confirman a ese conjunto taronja que ha ganado los últimos cuatro encuentros por una diferencia media de 29,3 tantos.

Todo, al amparo de un Justin Doellman cuyo mes de noviembre está siendo para enmarcar. En la victoria sobre el Baloncesto Fuenlabrada (76-90), el ala-pívot estadounidense volvió a ser el mejor, con 20 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias y 23 de valoración. Además, Romain Sato y Rafa Martínez confirmaron el buen tono general del equipo, con 19 de valoración cada uno. Por los fuenlabreños, el buen nivel del trío Panko-Feldeine-Cabezas y los triples de Ivan Paunic evitaron una derrota más abultada. Batallaron en el último cuarto, pero se quedan con 2-5, en la parte baja de la tabla.


Va de gestas y rachas

Rio Natura Monbus y Cajasol se convirtieron en los grandes protagonistas de la jornada. Por gestas difíciles de imaginar y rachas fuera de lo común.

El Fontes do Sar recobró la magia de los mejores tiempos de la temporada pasada. Y la afición acabó en pie coreando “O-bra-doi-ro, O-bra-doi-ro” a un equipo que vivió un día mágico. El Rio Natura Monbus tumbó, con merecimiento y contundencia, a un desmontado FC Barcelona (77-60).

La igualdad terminó tras el paso por vestuarios, cuando el Obradoiro alcanzó un nivel magistral y pasó a controlar el partido a la perfección. Con Oriol Junyent bailando como si no pasaron los años y el regreso del mejor Alberto Corbacho, los gallegos se dieron una fiesta. Y acabaron despertando la dura autocrítica del FC Barcelona. Precisamente, cuando venía de mostrar una buena imagen en el triunfo en cancha del Partizan. “Ha sido un desastre hoy (...). No es normal que un equipo como el Barça desaparezca del partido”, declaraba Xavi Pascual en rueda de prensa. También Juan Carlos Navarro era contundente: “Sentimos un poco de vergüenza de haber hecho este partido”.



Ya ha dejado de ser una racha más. El CID es una plaza mayor como para obviar la categoría de este Cajasol, que suma la cuarta victoria consecutiva. Tras empezar con tres derrotas, los sevillanos han incrementado su nivel hasta tal punto que dejan en el camino una víctima de la categoría del Herbalife Gran Canaria (58-68).

Tomas Satoransky sigue siendo ese líder multidisciplinar (10 puntos, 4 rebotes, 7 asistencias, 2 robos y 21 de valoración), Latavious Williams el referente en la pintura (17 puntos, 9 rebotes, 23 valoración) y Scott Bamforth continúa anotando triples. Pero, en esta ocasión, se sumó también Willy Hernangómez. El joven pívot jugó su mejor partido de la temporada, con 10 puntos, 4 rebotes y 12 de valoración, mostrando su nivel ante un potente juego interior como el canario. Si, además, Josep Franch redondea el espectáculo con un triple desde su cancha, la alegría en Sevilla es completa.



Porque, a pesar de que Satoransky declare que “todavía no hemos hablado de eso”, con 4-3 y asentados en la séptima posición, el Cajasol sí que parece, por el momento, estar en las quinielas de Copa del Rey. Su triunfo supone la segunda derrota consecutiva del Herbalife Gran Canaria, que termina la jornada como cuarto clasificado.

Otro que atraviesa un buen momento es el Laboral Kutxa. Tras un desesperanzador inicio, el conjunto baskonista acumula ya tres triunfos seguidos, que le colocan en balance positivo por primera vez en la temporada (4-3). Los hombres de Sergio Scariolo se llevaron el triunfo ante La Bruixa d’Or (64-69), en un encuentro muy ajustado.

Los manresanos celebraron la gran noticia del regreso de Darryl Monroe, que se lesionó en la Jornada 1 tras unos prometedores minutos. Y, frente al Laboral Kutxa, fue el mejor del encuentro, con 19 puntos y 21 de valoración. Aunque, al final, el que acabó triunfando fue Tibor Pleiss, que jugó 18 minutos, pero se fue hasta los 14 puntos y 15 de valoración, para comandar a los suyos a los puestos de Copa del Rey. El resurgir baskonista. Ya ocupan los puestos a los que estaban acostumbrados los últimos años.

En las últimas jornadas, la racha del Iberostar Tenerife se escribía de modo bien diferente a la sevillana y la vitoriana. Eran tres las derrotas seguidas. Una racha que Nico Richotti cortó de raíz. El escolta argentino anotó la canasta que dio la victoria a los canarios ante el Gipuzkoa Basket (76-75), con solo segundos en el marcador. El triunfo supone una doble satisfacción, pues al mero triunfo se une el hecho de estrenar denominación (Iberostar Hotels & Resorts anunció su patrocinio esta misma semana) con honores.

Los 18 de valoración de Richotti y los 15 puntos de Blagota Sekulic fueron lo más destacado, en un partido cuyo desenlace estuvo marcado por los errores. Al final, la sola canasta de Richotti acabó valiendo oro.


Siguen arriba

Unicaja se coloca tercero después de un importante triunfo en la pista del Bilbao Basket. La anotación de Germán Gabriel y Antanas Kavaliauskas y la magia de Raül López (8 asistencias) permitió a los locales liderar el encuentro durante muchos minutos. Pero un Unicaja que se mantuvo durante muchos minutos a la sombra, con Rafael Hettsheimeir y Zoran Dragic como referentes anotadores, resolvió en el último cuarto. Y es que ahí apareció Ryan Toolson. En su mejor partido con la camiseta del Unicaja, el escolta fue el referente en el último periodo, en el que anotó 10 puntos y valoró en 16 para guiar a los suyos hacia el triunfo (68-75).

Ryan Toolson, decisivo (ACB Photo / Arrizabalaga)

Así, los malagueños se reencuentran con la victoria, tras caer frente a Laboral Kutxa y Olympiacos, y comandan el grupo del 5-2, por delante de Herbalife Gran Canaria y FC Barcelona. Con la derrota, el Bilbao Basket se queda con un triunfo, empatado en el bloque de cola junto a CB Valladolid y Tuenti Móvil Estudiantes.

El CAI Zaragoza también recupera el camino del triunfo, ante el FIATC Joventut (87-83). Lo que empezó siendo un partido plácido para los de José Luis Abós acabó siendo un final apretado que supieron sacar hacia delante. Los maños ganaban al descanso por 16 puntos, tras una gran primera mitad. El gran acierto en la larga distancia (8/12 en triples al descanso), con mención especial para Michael Roll y Jonathan Tabu, había lanzado a los zaragozanos.

Pero el tercer periodo llegó para cambiarlo todo. Guillem Vives tomó el control tras el descanso. Su increíble tercer periodo metió al FIATC Joventut en el partido. Tariq Kirksay se encargó de que los badaloneses tuvieran opciones reales en el último cuarto. Pero, finalmente, el CAI Zaragoza anotó en los momentos importantes y retuvo el triunfo que le mantiene sexto.


Alta anotación

La gran exhibición ofensiva de la jornada la protagonizó el UCAM Murcia. Con la colaboración, claro, del CB Valladolid. Los castellano-leoneses muestran cada vez una mejor imagen, con más consistencia y mejor rendimiento grupal. Así se desprendía de su gran primer cuarto, cuando vencían por 17-27. Incluso mantenían su ritmo anotador en el segundo, anotando otros 27 tantos. Pero en ese periodo el UCAM Murcia se salió del mapa. 40 puntos, anotaron los murcianos en ese periodo mágico, con un gran Kim Tillie.

Ese cuarto desequilibró la balanza, que se mantuvo del lado murciano hasta el final del encuentro (101-90), en el que brilló con luz propia José Ángel Antelo (24 puntos, con 5 triples) y Jason Rowe, que con 23 puntos, 5 rebotes, 6 asistencias, 3 robos y 29 de valoración termina como Jugador de la Jornada 7.

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos