Artículo

30 años de Copa ACB: recordando los mejores momentos
El fin de semana se cumplen 30 años de la disputa de la primera Copa del Rey en formato de fase final. Un vuelco a una competición que se ha convertido en centro de atención y que, a lo largo de 30 años, ha dejado numerosos momentos para el recuerdo

Redacción, 29 Nov. 2013.- El domingo se cumplen 30 años de la primera Copa del Rey disputada en formato de fase final. El inicio del Torneo del KO, organizado por la recién nacida Asociación de Clubes de Baloncesto.

Treinta años, de aquel 30 de noviembre y 1 de diciembre de 1983 a estos de 2013 que han dejado ya 30 ediciones. Y que tienen Málaga en el horizonte de 2014 (del 6 al 9 de febrero).


Por si la efeméride no fuese completa, la historia ha querido que, exactamente 30 años después de aquella primera final de Copa del Rey organizada por la ACB, la Jornada 8 de la Liga Endesa enfrente a los mismos protagonistas. El CAI Zaragoza - FC Barcelona se transforma en un Barça - CAI treinta años después. Aunque diferente club (el antiguo CB Zaragoza es diferente del actual Basket Zaragoza 2002), las dos ciudades vuelven a verse las caras.

Treinta años han pasado ya. Y dan para mucho... Repasa la historia de las Copas del Rey.

Copa 83-84: El gran cambio

Significó el primer golpe en la mesa de la Copa, con un CAI Zaragoza mítico proclamándose campeón de la mano de Magee. Aún retumban los gritos de “campeones, campeones” de la afición maña, que hasta a 2 segundos para el final no pudo cantar victoria. Aquel día, Jordi Román lo resumió en El Mundo Deportivo de forma muy precisa: “Una final que sirve como símbolo de que nuestro baloncesto, evidentemente, ha cambiado”.

ACB Photo


Copa 84-85: Iturriaga se desmelena

El Real Madrid volvió a saborear el título tras 7 años de sequía en este torneo gracias a un Iturriaga inmenso. “Itu” le hizo 34 puntos al Forum Filatélico Valladolid en semifinales y volvió a encandilar en la finalísima contra el Joventut, tiñendo Badalona de blanco para hacer campeón a su equipo.

Copa 85-86: Un duelo de leyendas

En el diciembre de 1985 el Real Madrid revalidó el título, aunque antes, en semifinales, la historia la firmaron dos jugadores inolvidables, Epi y Villacampa. Cada uno lideró a su equipo en un derbi memorable. El barcelonista anotó 36 puntos y Villacampa 31 en un partido que se fue a la prórroga y que aún ostenta el récord de puntos en la Copa del Rey. 115-120 para la Penya frente al Barça. Caviar puro.

Copa 86-87: El primer bombazo

Esa edición supuso la primera final a 8. Con 4 equipos más, con un formato que aún se mantiene y que fue un éxito desde el primer día. En parte, gracias a las sorpresas como las vividas en cuartos de final, con el Cajabilbao eliminando al todopoderoso Real Madrid a las primeras de cambio por 89-84. Aquel equipo conquistó a todos en Tenerife, con la pareja Kopicki (23) – Lockhart (32) haciendo estragos y abriendo el camino a otros modestos. En Copa, nada era imposible.

Copa 87-88: El Triple de Solozábal

Los 22 de diciembre no son solo el día del Sorteo de Navidad. Desde aquel 1987, siempre habrá un lugar para recordar a Solozábal, que consiguió una de las canastas más célebres de la historia del torneo. El Real Madrid ganaba por 81-83 cuando le llegó la pelota. No lo dudó. La pelota entró y el Barça fue campeón. Su gesto de rabia al celebrarlo, imborrable.



Copa 88-89: El sello de Petrovic

El genio de Sibekik solo ganó un título en el Real Madrid, esa Copa en tierras coruñesas frente al Barça. “No ha completado un magnífico partido”, dijo el técnico Lolo Sáinz al término del choque. Quizá fue su mejor elogio, teniendo en cuenta que aquel día el balcánico hizo 27 puntos, con dos triples claves finales. Su puño al aire en los últimos segundos quitó la espina clavada del año anterior.



Copa 90: Vendaval Mark Davis

La Copa empezó a celebrarse en la segunda parte de la temporada y la final se jugó en febrero de 1990, con un protagonista claro. Mark Davis guió al CAI Zaragoza en la gran final, anotando más de la mitad de los puntos de su equipo y estableciendo un récord en el torneo que aún nadie ha superado, con 44 puntos. Aquel título en Las Palmas también permitió al técnico Chuchi Carrera, con solo 24 años, ser el más joven en ganarlo jamás. La fiesta en Zaragoza fue de órdago.

Copa 91: La paradoja de Herreros y Maljkovic

14 años antes de anotar el triple más importante de su carrera, que hizo campeón liguero a Maljkovic, Herreros tuvo en su mano otro triple que podría haber dado la Copa al Estudiantes contra el Barça. El joven jugador colegial no lo dudó y se la jugó, pero el desenlace fue diferente al del futuro. Eso sí, ese no-triple también hizo feliz a Boza, que conquistó su único título como técnico barcelonista.

ACB Photo

Copa 92: La graduación

La Copa siempre da una segunda oportunidad, como al Estudiantes en aquella edición de Granada, donde pudo desquitarse del agridulce final del año anterior. Frente al Natwest Zaragoza, en la final con menos puntos hasta el momento, los Winslow, Pinone, Herreros, Azofra, Orenga, Aísa y compañía hicieron felices a toda una generación de estudiantiles que nunca había celebrado nada. Su único título hasta ese día, la Copa del 63, contra el Real Madrid. Fue su graduación en ACB.

Copa 93: La gran remontada

El Real Madrid logró, otra vez en A Coruña, el que fue su último título copero hasta el reciente 2012. Fue con un Arlauckas inconmensurable (MVP) y con un Sabonis que enseñó el camino cuando peor estaba su equipo. El 7up Joventut, mejor en la primera mitad, llegó a mandar por 15 puntos, aunque el cuadro blanco tuvo fe y el propio Sabonis culminó la remontada. Los blancos supieron aguantar su exigua ventaja hasta el bocinazo final.

Copa 94: Del susto de Nicola a la décima de Epi

Cuando Nicola cayó tras un mate, sufriendo convulsiones en el suelo para acabar quedando inconsciente, todos temieron lo peor. Afortunadamente, el jugador se recuperó y todo quedó en un mal susto, por lo que hay la imagen de aquella Copa es mucho más agradable. Para el Barça, claro. Epi logró en Sevilla igualar a Luyk como jugador con más Copas, 10, con 6 en época de Liga Nacional y 4 en periodo ACB. Se encargó de recordarlo tras aquella final contra el Taugrés, extendiendo sus dos manos para la foto. Fue su última Copa conquistada. Ya no le quedaban dedos para seguir sumando…

Copa 95: El inicio de una era

Nuevamente, la Copa daba una oportunidad para la revancha. La tuvo el Taugrés, que empezó a ser grande aquel 5 de marzo de 1995 en una final inédita, contra el Amway Zaragoza, con emoción hasta el final. Perasovic decidió con 4 tiros libres seguidos aunque antes había sido Laso el alma de un equipo que logró, tras la Copa Asociación de la 84-85, el primer gran título de su historia. “Espero que esto solo sea el principio”, dijo Manel Comas. Y así fue.

Copa 96: El cuento de hadas de Creus

Chichi Creus firmaría un capítulo dorado en la historia del baloncesto manresano, que tendría su continuación dos años después, con la Liga ACB. El TDK conquistó a todos en Murcia y se ganó el favor del público contra el favorito Barça, que pese a mandar durante todo el encuentro, nunca se sintió cómodo. El partido fue a la prórroga y ahí, Creus se vistió de héroe para darle el título al equipo de Maldonado con un triple final inolvidable.



Copa 97: El torneo más verde

León asistió a una de las grandes sorpresas de la historia de la Copa, con el Cáceres cargándose en semifinales en Barça de Djordjevic. Fue una actuación apoteósica, culminada en la prórroga gracias a la inspiración de Ansley y Abad, lo que hizo feliz a toda una ciudad. En cambio, el verde que reinó fue el del Joventut, que también llegó a la final. Antes de ella, Julbe dijo que estaba harto de ver cómo su hija Sara pedía en su cumpleaños que su padre fuera subcampeón. Esta vez quería el título como regalo. Y lo logró, tras una gran remontada de 17 puntos de los suyos que despertó al Cáceres de su sueño más real. Fue una Copa verde.

Copa 98: De Julbe a Rodilla

Fue una de las ediciones más apasionadas… y también de las más polémicas. Julbe criticó, por considerarlo “basket-control”, el estilo de su rival en la final, el Pamesa, y los valencianos respondieron con 89 puntos en un partido en el que hubo absolutamente de todo. Un Rodilla maravilloso, MVP, una jugada en la que la Penya defendió de 4 dejando de palomero a Toolson, un tiempo muerto polémico y más miga en las declaraciones posteriores. Significó el primer y hasta ahora único título ACB del cuadro taronja.



Copa 99: El mate terrorífico de Bennett

Pedro Barthe casi se queda afónico para hablar del mate de Elmer Bennett sobre Mike Smith, símbolo perfecto del triunfo baskonista contra el Caja San Fernando en la final. Un parcial de 3-20 tumbó en la segunda mitad al conjunto de Imbroda, que no pudo parar a un base eléctrico y capaz de todo que empezó a cambiar en Vitoria-Gasteiz su estatus de estrella por el de mito.

Copa 2000: Del colegio a la gloria

“Somos un equipo, de patio de colegio”, cantaba orgullosa La Demencia, orgullosos de un grupo de jóvenes canteranos bordando el baloncesto. Con una gran defensa, ese Estu eliminó en la Copa al tercero, al segundo y al primero de la ACB en ese momento para acabar tocando el cielo, con Alfonso Reyes como MVP. “Permitidme que esta noche no haga una valoración táctica sino emocional. Es una familia. Este patio es cada vez más grande”, confesó emocionado Pepu Hernández.

Copa 2001: El coast-to-coast de Pau Gasol

La edición de Málaga supuso la explosión de un Pau Gasol incontrolable desde aquel día. Sus números en la final, de locura para un chico de tan solo 20 años: 25 puntos, 6 rebotes, 8 faltas recibidas, 3 robos, 3 asistencias, 1 tapón, 39 de valoración. Su forma de moverse en pista, su facilidad para los mates, su descaro. Para el recuerdo, aquella jugada en la que Pau se fue botando como un base de una parte a otra de la pista, regalando una asistencia impropia de un jugador de 2,15.



Copa 2002: Catarsis vitoriana

Pocas veces se ha vivido un instante de mayor éxtasis colectivo en una Copa como aquel de 2002 en Vitoria-Gasteiz. En uno de los torneos más bonitos y trepidantes que se recuerden, la final fue un toma y daca entre TAU Cerámica, que remontó en semis a lo grande, y Barça. En la última jugada, Bennett quiso el balón, se movió con énfasis hasta encontrar el tiro y lanzó a tabla. Entró. Jasikevicius y Digbeu no pudieron responder. La comunión con el pabellón, inolvidable, con gentes saltando, llorando, abrazándose… la locura.

ACB Photo


Copa 2003: Dueñas apaga el espíritu de Gadou

Los baskonistas intentaron repetir la hazaña del año pasado, aunque encontraron muchas piedras por el camino, con numerosas lesiones que dejaron su juego interior en cuadro. Ahí surgió Gadou, testimonial hasta ese momento, para guiar con su espíritu (¡8 robos en semifinales!) a su equipo a la final, donde se encontró con un Barça que rozar el abismo contra Unicaja, lo bordó contra el TAU Cerámica. Hubo emoción, hubo prórroga pero, por encima de todo, hubo dominio por parte de un Dueñas en su versión más salvaje: 18 puntos, 17 rebotes. Bodiroga se llevó el MVP pero Roberto también fue determinante. Los genes del triplete.

Copa 2004: El mate de Rudy

Si en el año anterior el TAU Cerámica fue protagonista pese a la derrota, en la edición de Sevilla ese papel lo desempeñó el Joventut, con Rudy Fernández como actor principal. Su torneo fue un escándalo, con casi 20 de valoración media para un chico de 18 años, aunque su momento cumbre llegó al final del tercer cuarto, con un pase de Guzmán que Rudy cogió en el aire para transformarlo en un alley-oop, con bello mate de espaldas. El tiempo se paró en aquel momento. Rudy se aficionaría a esa jugada.



Copa 2005: El otro triple de Garbajosa

Todos recuerdan el triple que, un año después, le daría la Liga a Unicaja, pero un año antes, Garbajosa volvió a ser el héroe con un triple menos célebre. Su equipo luchaba por el primer título ACB en su historia y venció de principio a fin, aunque el Real Madrid despertó y empezó a remontar. Cuando se puso a uno, Jorge cogió el balón, avanzó un metro y lanzó en la cara de Felipe Reyes. Acertó y poco más tarde Berni Rodríguez confirmó desde la personal el éxito malagueño.



Copa 2006: Una dictadura de 120 minutos

La Copa de 2006 coronó al equipo más apabullante que vio una Copa. Ninguno de sus rivales pudo hacer frente al rodillo baskonista. Y es que el TAU Cerámica se proclamó campeón tras estar por delante de sus rivales en los 120 minutos copero. Nadie se le pudo adelantar ni un segundo. Las 15 asistencias de Prigioni en la final, la guinda a un equipo que por un año acabó con la clásica emoción de la Copa del Rey.

Copa 2007: Por la puerta de atrás

Como hizo el Unicaja dos años antes, el Barça entró por la puerta de atrás a la Copa, sufriendo muchísimo para clasificarse, con tres victorias vitales al final de la primera vuelta que le metieron in extremis en el torneo de Málaga. Ahí, el Barça se quitó los complejos, se plantó en la final y pudo con un Real Madrid que parecía llegar mucho mejor. La sorpresa tuvo nombre y apellidos. Jordi Trias personalizó el paso al frente de los barcelonistas con el MVP.

Copa 2008: El abrazo de la pareja de oro

Rudy Fernández y Ricky Rubio fueron los reyes de la Copa 2008. El primero por completar un torneo asombroso, con la mejor actuación individual en una final en la última década. El segundo porque, con 17 años y 9 meses, fue el más joven en ganar el torneo y, además, fue clave en los segundos finales, con un pabellón en contra, para derrotar al anfitrión baskonista. Su abrazo final, final feliz de una apuesta, de un proyecto verdinegro gestionado por Aíto, que logró su quinta Copa. Es el más laureado.

ACB Photo


Copa 2009: El final de Mickeal

Teletovic fue el MVP pero Pete Mickeal decidió en los segundos finales de la final entre Unicaja y TAU Cerámica. Se vio una final preciosa, de las más bonitas de la historia, entre dos equipos hambrientos que tuvieron que jugarse el título en los cinco minutos de la prórroga. Ahí, en la última posesión, apareció Mickeal para adelantar a su equipo. En la jugada siguiente, taponó el triple de Berni Rodríguez, gritó al cielo y comenzó a celebrar el título. Se lo había ganado.

Copa 2010: Rodillo blaugrana

Aroma a 2006, aunque esta vez el color blaugrana lo ponía el conjunto barcelonista. Los de Pascual lograron el triunfo más amplio en una final copera con el formato actual de competición. Cuando Fran Vázquez, a la postre MVP, se colgó del aro para poner a los suyos con 27 de ventaja aún el tercer cuarto, la final había terminado. La diferencia se quedó en 19, pero el ejercicio de solvencia y autoridad fue inolvidable.

Copa 2011: El final de una maldición

Desde 1988 ningún equipo que ganaba una Copa del Rey lograba repetir en la siguiente edición. Hasta ese 2011, con el Barça Regal convirtiendo su triunfo en dinastía. Y es que gracias a ese título, acababa con medio siglo de supremacía madridista en el palmarés copero. Alan Anderson fue el MVP del torneo y el Real Madrid seguía siendo la víctima en cada enfrentamiento contra los de Pascual.

ACB Photo

Copa 2012: Llull liquida una deuda histórica

Cuando el Real Madrid había ganado su última Copa, Sergio Llull no había cumplido ni 6 años. 1993 quedaba muy lejos y toda una generación de madridistas no sabía lo que era celebrar un éxito copero. Hasta que llegaron Llull y compañía a cambiar la historia en el escenario más complicado y en la situación menos propicia. Sant Jordi registraba una afluencia histórica (récord con 15.128 espectadores) y el Barça Regal quería conquistar el triplete en casa, pero el MVP Llull, la irrupción de Carroll y un encuentro redondo de los blancos acabó con la deuda que tenía el Real Madrid con su afición.

Copa 2013: el poder de los cuartos de final

La Copa de 2013 traía la ilusión de un Clásico que, por repetición, llevaba camino de adquirir tintes históricos. Y llegó. Directamente en cuartos de final, que fue uno de los mejores partidos de la historia de la Copa del Rey. Anotación, espectáculo, doble prórroga... Y triunfo para el FC Barcelona. Tras triunfar en un encuentro que se convirtió instantáneamente en histórico, los azulgranas terminaron llevándose el título, dejando atrás a Valencia Basket en la final, y con la enésima demostración de talento competitivo de Pete Mickeal, MVP.

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos