Artículo

Fernando Romay: El más alto de un tiempo
Ícono del baloncesto español durante muchos años, este pívot de 213 centímetros se convirtió en estandarte del Real Madrid y la selección. Ahora estrena libro donde se repasa parte de su carrera


Redacción, 7 Dic. 2013.- Hoy no escribo yo. El personaje es Fernando Romay , un personaje clave en la historia de nuestro basket por muchos motivos. Y nadie mejor para hablar de él que Jacobo Rivero, que acaba de publicar ‘Altísimo. Un viaje con Fernando Romay’ (Ediciones Turpial, 2013) .

“Con 14 años Fernando Romay llegó a la Estación Norte de Madrid. Era el mes de julio de 1974, hacía calor y los tiempos sociales dentro y fuera de las canchas estaban en plena ebullición. Fernando venía desde Coruña, no había jugado un solo partido de baloncesto y sus perspectivas de futuro eran inciertas. Venía a probar con el Real Madrid. En el Pabellón de la Ciudad Deportiva vio desfilar a Pedro Ferrándiz, Wayne Brabender, Walter Szczerbiak, Emiliano, Clifford Luyk, Cabrera y Juanito Corbalán, entre otros. No sabía que se quedaría tanto tiempo en el Real Madrid, casi 20 años, no tenía zapatillas de su pie, un 56, y se entrenó con unas John Smith a las que había recortado la puntera de goma y de las que sobresalían los dedos de su pie.

A mediados de la década de los setenta era complicado encontrar jugadores que sobrepasaran los dos metros en España. Fernando Romay llegaba a los 2'13 y era el pívot que le faltaba a la selección española y al Real Madrid para hacer sombra a jugadores como Vladimir Tkachenko, Alexander Belosteny o Dino Meneghin. Si algo le faltaba al baloncesto español de aquellos tiempos era precisamente centímetros. Fernando tenía unos cuantos. Sólo había que ponerlos a funcionar para beneficio del baloncesto. Y lo hizo, con mucho esfuerzo y dedicación.


>> Conoce su historia de la mano de Javier Ortiz, en Espacio Liga Endesa
Últimos artículos relacionados con Fernando Romay



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos