Artículo

La triple alegría de Jaycee Carroll
El domingo fue un día completo para Jaycee Carroll: El Real Madrid salió victorioso del difícil test de Valencia Basket, en lo personal ratificó su gran regreso con 17 puntos. Dos grandes a las que sumar su tercera paternidad días previos

Redacción, 23 dic. 2013.- Muchos se frotan los ojos cuando Valencia Básquet arrancó el partido con un 8-0, pero todos en la fonteta comenzaron a abrazar el liderato cuando antes del descanso el conjunto taronja doblegaba al Real Madrid por 15 puntos (45-30). Era la máxima diferencia en contra que recibía un conjunto blanco que no se había visto en una igual esta temporada.

Por primera vez en la temporada, muchos pensaban que llegaría el día en que el equipo de Pablo Laso hincaría la rodilla, pero todo comenzó a cambiar con el paso del vestuario. Lo que se dijo allí quedará en la intrahistoria del partido pero ¿qué hizo que cambiara tanto el partido?

“¡Buena pregunta”!, exclama Jaycee Carroll. El escolta madridista fue el ejemplo de un equipo que en la segunda parte mostró su cara agradable, esa que avasalla a los rivales con parciales imposibles y que hace que equipos tan potentes como Valencia Basket acaben asfixiados y sin ideas ante el vendaval de juego blanco.

“Nosotros estuvimos hablando de cosas que el equipo necesitaba cambiar, pero sobre todo hablamos de dar todos un poco más de esfuerzo en el campo. Al final creo que todos lo dimos y pudimos sacar el partido hacia delante”, comenta.

La del domingo fue una prueba de madurez como equipo de primer nivel. No sólo por la reacción y por el rival contra el que se jugó, sino por que, como grupo, los jugadores también superaron el enésimo ambiente hostil al que esta temporada se debe enfrentar el Real Madrid. “Es difícil jugar con tanta gente animando al rival, pero es lo que estamos viendo nosotros en estos últimos partidos, así que debemos olvidarnos de la afición, del ambiente que hay en nuestra contra y simplemente concentrarnos en hacer nuestro trabajo”, señala Carroll.

(ACB Photo / M.A. Polo)

Clave en el triunfo del Real Madrid fue la figura del escolta norteamericano. Tras superar una lesión que le alejó de las pistas varias semanas, Carroll apareció en el segundo cuarto para sostener al equipo, pero fue determinante en el último cuarto para, con ocho puntos en ese período (sumó 17 en total), superar al zona planta por Valencia Basket, el último obstáculo antes de la victoria final. “Después de varias semanas lesionado, jugar aquí, contra un equipo que defiende tan duro es para estar contento con la manera en la que han salido las cosas a nivel personal y con la victoria del equipo”, asegura un jugador que también agradece el trabajo realizado en su recuperación por parte de los fisios y trabajadores del cuerpo médico madridista. “Hablamos de mí, pero detrás hay muy buenos fisios y preparadores que han estado trabajando conmigo para que estuviera bien y pudiera volver al nivel de antes”.

Con la victoria del domingo, además, el Madrid abre consigue alejar a dos triunfos a su perseguidor más próximo, algo a lo que quiere restar importancia Carroll asegurando que “sinceramente no habíamos hablado de ello. Sólo queremos salir y ganar cada partido que juguemos así que no es especial pero es una buena noticia venir y ganar en la pista de un gran equipo como es Valencia Basket y que está haciendo una temporada tan buena”.

Pero para temporadas buenas la del Real Madrid que con la victoria de este domingo alcanzó la cifra histórica de 23 triunfos consecutivos. Un número de triunfos que, pase lo que pase, quedará en los libros de historia deportivo pero al que no quieren poner fecha de caducidad en el equipo blanco. Más aún por que, como dice el propio Jaycee Carroll, también son conscientes de que la derrota puede llegar en cualquier momento. Puede ser que se acabe la racha en el próximo partido, en Badalona”.

“Nosotros no podemos bajar los brazos y pensar en otra cosa que no sea en salir fuerte cada partido y siempre con la idea de ganar. El día que no sea así puede que se acabe la racha de victorias”, señala el jugador.

Buena prueba para ver la fiabilidad del equipo vendrá esta semana con su duelo en Badalona el viernes y el clásico frente al FC Barcelona este domingo. Carroll sabe que el calendario no da concesiones pero antes de que llegue ese momento también sabe que estos próximos días son especiales y que “ahora es tiempo de pensar en la Navidad y de estar tranquilos en familia”.


La especial Navidad en Casa Carroll

Tiene toda la razón del mundo aunque en su caso la tranquilidad de la Navidad se ha visto alterada por la llegada la pasada semana de su tercera hija. Zoee K. Carroll nació el 18 de diciembre, la tercera niña para un Jaycee Carroll que no puede ocutar la felicidad por su reciente paternidad. “Estoy muy, muy contento. Todos estamos muy contentos de tener otra niña en la casa, es muy guapa y ha traído con ella mucha alegría en la casa Carroll. Vamos a disfrutarla estos días tan especiales”.

Días que Jaycee piensa pasar “en casa con la familia” por que “ahora que tenemos una niña recién nacida no hay muchos planes que podamos hacer. No haremos muchas cosas”, reconoce un jugador que sabe que estas fechas cada miembro del equipo intentará pasar con sus respectivas familias. “No tenemos mucho descanso, así que cada uno va a intentar pasar estos días cada uno con su familia pero seguro que de cara a año nuevo intentaremos reunirnos y hacer algo especial todos juntos”, dice.

Eso será ya en el 2014, de momento Carroll aprovechara esta semana para ejercer su otra profesión en esta vida: la de padre. Un trabajo que es enormemente gratificante aunque reconozca que no siempre es fácil vivir rodeado de tanta mujer. “Seguro que soy el hombre más querido del mundo, pero de vez en cuando es complicado controlar a tantas chicas”, bromea Carroll.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
Últimos artículos relacionados con Jaycee Carroll
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos