Artículo

Juegos Olímpicos Tokyo 2020: Jornada 3

La Jornada 3 cerró la primera la fase de grupos y configuró los cruces de cuartos de final. Consulta lo más destacado que dejaron los partidos disputados

©
  

IRÁN - FRANCIA (62-79)

Francia derrotó a Irán y se aseguró el primer puesto de grupo manteniéndose invicta antes de afrontar los cuartos de final. Con los deberes hechos de antemano, el equipo galo modificó su rotación dando oportunidades a los jugadores que menos oportunidades habían tenido en el torneo. Eso se notó en la evolución del marcador, de manera que le costó 15 minutos comenzar a construir una ventaja significativa (19-31).

Heurtel lideró la escapada de una Francia que ya al descanso vencía por 19 puntos y ahí acabó la historia del partido. Los hombres de Vincent Collet no pasaron ningún apuro para para administrar la ventaja en la segunda parte y sellar una victoria donde destacaron Heurtel (16 puntos) y Poirier (10).

ITALIA - NIGERIA (80-71)

Gracias a la dupla formada por Achille Polonara y Nicolo Melli, Italia entró con buen en el partido. Fue un primer cuarto fantástico en ataque creando infinidad de problemas a una Nigeria incapaz de frenar el torrente anotador de una selección italiana que llegó a disfrutar de un claro 27-12. Una diferencia, que nada más empezar el segundo cuarto fue neutralizada gracias a un parcial 4-18 que tuvo a Chimezie Metu como protagonista (12 puntos en este cuarto).

Como ya sucediera en el anterior partido, Nigeria creció tras la reanudación y, gracias a Jordan Nwora y Jahlil Okafor, llegó a tener ocho puntos de ventaja (56-64) ya en el último período. Melli lideró un parcial 14-0 con el que volteó el resultado y gracias a las segundas oportunidades que concedió Nigeria abastó una mínima renta con la que selló su victoria y clasificación para los cuartos.

AUSTRALIA - ALEMANIA (89-76)

La buena puesta en escena de Alemania tuvo respuesta en Jock Landale (18 puntos), quien se convirtió en los primeros minutos en el único argumento ofensivo de una Australia de que de menos a más. Patty Mills tardó en carburar y falló más de lo normal en una primera parte que, eso sí, acabó llevándose el equipo aussie (44-40).

La dinámica cambió y, poco a poco, Mills fue entonándose (24 puntos y seis asistencias) y permitiendo que su equipo tomara mayores ventajas. No rompió el partido porque los triples de Andreas Obst (17 puntos con cinco triples) siempre mantuvieron en él a Alemania. Llegaron a estar cinco abajo a seis minutos para el final (77-72), pero esa fue su máxima aproximación y Australia acabó llevándose una victoria que le deja como primera de grupo.

ESTADOS UNIDOS - REPÚBLICA CHECA (119-84)

Estados Unidos venció a la República Checa y se aseguró ser la mejor segunda clasificada de esta primera fase con lo que estará en el bombo de los mejores para el cruce de cuartos. De inicio, el equipo checo salió dispuesto a apurar sus opciones de clasificación y gracias al acierto triplista de Blake Schibb (5/6 en triples para un total de 17 puntos) llegó a tener 10 puntos de ventaja (7-17). Estados Unidos fue despertando de su letargo a base de triples de Kevin Durant, Damian Lillard y Zach Lavine. Precisamente una canasta de tres puntos de Durant dio a los norteamericanos la primera ventaja del partido (34-33).

Tuvo que esperar a la segunda parte para escaparse en el marcador; lo hizo justo con otro triple de Durant y que cerraba el período con un esclarecedor 82-60. Los últimos 10 minutos fueron un intento permanente del equipo checo por obtener el resultado menos hiriente para sus intereses, pero no fue así y quedó eliminada del torneo.

ARGENTINA - JAPÓN (97-77)

Argentina entró en el partido de triple en triple. Los de Facu Campazzo y Luis Scola sirvieron para sacudirse la presión de un partido a todo o nada. Marcos Delía encontró un improvisado protagonismo con 10 puntos en el primer cuarto. Con todo ello, el conjunto argentino comenzó a distanciarse en el marcador.

La virtud de Japón fue la de no desconectarse antes de tiempo y dos canastas al inicio de tercer cuarto le dejó a tan solo cuatro puntos (46-42). Ese inicio fue un toque de atención para la albiceleste que inmediatamente contestó volvió irse con una decena de puntos al tramo final de encuentro. Sin los puntos de Rui Hachimura, la remontada se convirtió en una misión imposible para la selección nipona y Argentina no pasó apuro para meterse en cuartos de final.