Artículo

Batum cierra la puerta de la final a Eslovenia (90-89)

Un tapón del alero francés a Klemen Prepelic decidió la victoria en un dramático final. Mike Tobey, con 23 puntos y ocho rebotes, no pudo evitar la derrota de Eslovenia.

©
  

Francia derrotó a Eslovenia y se clasificó para la final de los Juegos Olímpicos. Fue un extraordinario partido de baloncesto, lleno de calidad ofensiva durante los 40 minutos y únicamente resuelto por un tapón de Nicolás Batum a dos segundos de su conclusión.

©

De la mano de un sensacional Mike Tobey (10 puntos en el primer cuarto) Eslovenia salió mandando en el marcador. La conexión creada con Luka Doncic tuvo sus mejores minutos en el campeonato y entre los dos sumaron 18 de los primeros 25 puntos de su equipo (17-25). El juego de Francia era más forzado y le costaba frenar el juego que generaba Doncic tras bloqueo directo (sumaba 10 puntos y cinco asistencias al terminar el primer cuarto). Cuanto menos, la entrada de Timothe Luwawu Cabarrot aportó fluidez anotadora y dos triples suyos dejó la desventaja francesa y solo dos puntos tras los primeros 10 minutos.

Los puntos del alero francés dieron un respiro al mal momento de su equipo y, con el inicio de segundo cuarto y las rotaciones eslovenas, Francia llegó a situarse por delante (33-31). El partido había virado de rumbo y Eslovenia tenía que reclamar la presencia de sus titulares. Sin embargo, más que ellos, fue Klemen Prepelic (17 puntos) quien emergió en el segundo cuarto (nueve puntos en este periodo) para sostener una ligera ventaja al descanso.

Francia iba creciendo en el partido y encontrando nuevos estiletes ofensivos de manera que Evan Fournier (23 puntos) y Nando de Colo (anotó 12 de sus 25 puntos en este cuarto) tomaron las riendas del ataque galo y Francia comenzó a disfrutar de una ventaja que era más psicológica que cuantitativa (52-60). Eslovenia comenzaba a notar la defensa de Batum sobre Doncic (extraordinario una vez más alcanzando el triple doble con 16 puntos, 10 rebotes y 18 asistencias). Por el contrario, la mayor rotación de Francia le permitía estar más fresco y castigar por velocidad el cansancio esloveno (69-59).

Era una prueba de fuego para comprobar la capacidad competitiva de Eslovenia y está no falló mostrando que hay vida más allá de su estrella. Tobey se reactivó en la zona y Jaka Blazic conecto un par de buenas acciones ofensivas para empatar el partido a 78 a cinco minutos para el final. Francia había dejado escapar su 'momentum' y la presencia de Rudy Gobert era necesaria para frenar la sangría del pívot de Valencia Basket (23 puntos y ocho rebotes).

La tensión fue creciendo con el calor del marcador y las técnicas cayeron en ambos lados por mor de los nervios. En juego había una final histórica y el que mejor gestionase el dramático final se llevaría el triunfo.

Los últimos minutos de partido se llenaron de tensión (se pitaron técnicas a ambos equipos) y sólo una canasta de De Colo permitió entrar con ventaja en el último minuto. El partido estaba en su mano y más cuando Luwawu Cabarrot conectó un lejano lanzamiento para poner cinco puntos a Francia. Eslovenia, contra las cuerdas, se colocó a uno tras triple de Prepelic (90-89) cuando solo restaban 33 segundos. Francia falló su ataque y Eslovenia tuvo el balón para ganar.

Tenía la final al alcance de su mano y casi la pudo tocar cuando Prepelic se coló entre la defensa gala y se disponía a anotar una bandeja. El aro estaba despejado, pero, por detrás, Batum recuperó y llegó a taponar el lanzamiento. Tras mucho padecer, Francia repetirá final olímpica contra Estados Unidos 21 años después.