Se produjo un warning: getimagesize(https:http://static.acb.com/web/fotos/1/3/3/1/3/13313_3_17629_3.jpg): failed to open stream: No such file or directory en /data/www/acb/portal/Modulos/Web/Componentes/Articulo/Controlador/ArticuloControlador.php en la linea 86

Carlton Myers: Hazañas del anotador | ACB.COM
Supercopa Endesa 2019

Artículo

Carlton Myers: Las hazañas de un anotador incansable

Anotar 87 puntos en un solo partido ("algo imposible de repetir sin premeditación") o superar los 40 en 17 ocasiones en la Lega ("te das cuenta que cualquier día puedes conseguirlo") son algunos de los logros que acredita Carlton Myers, el nuevo fichaje del Fórum Valladolid. Estamos delante de una verdadera leyenda del baloncesto transalpino que lideró la selección italiana hacia el título europeo en 1999 donde venció a España. En este artículo repasamos las más destacadas hazañas de este anotador incansable que sólo disfruta ganando: "Meter 40 y perder me mata; es un esfuerzo inútil que me hace sentir muy mal"

Carlton Myers cimentó su leyenda con grandes anotaciones en la Lega
©
  

Redacción, 12 abr. 2005.- Muchos aficionados conocerán a Carlton Myers, el nuevo fichaje del Fórum Valladolid por lo que resta de temporada, como uno de tantos buenos jugadores que ha tenido la Lega italiana en los últimos años. Sin embargo, Myers es mucho más; en dieciseis temporadas como profesional, este anotador incansable ha firmado actuaciones irrepetibles que permiten catalogarlo como una verdadera leyenda en el país transalpino.

El más reluciente de todos ellos tuvo lugar el 26 de enero de 1995 cuando, en las filas del Teamsystem Rimini, anotó ni más ni menos que 87 puntos ante el Libertas Udine en la A-2 (segunda división nacional por aquel entonces). Éste es, evidentemente, su récord anotador y el de Italia y lo consiguió con unos porcentajes asombrosos: 14 de 22 en tiros de 2, 9 de 19 en triples y 32 de 35 en tiros libres. Myers lo recuerda como "un momento sensacional, realmente increíble. Creo que es algo imposible de ser repetido sin premeditación, no es algo que sencillamente suceda".

La realidad es que aquel día, Myers estaba especialmente entonado ("estaba anotando, con mucha confianza, pero nada hacía presagiar lo que sucedería") y sumaba puntos sin cesar, especialmente desde la línea de tiros libres. Al final del tercer cuarto, con la victoria en el bolsillo, un tiempo muerto fue decisivo para alcanzar el récord. "Dedicamos los últimos 10 minutos a intentar conseguir el récord; el entrenador se dio cuenta que podíamos hacer algo excepcional y trató de organizarnos. En el tramo final fuimos a por el récord y mis compañeros me buscaban constantemente; sin eso no hubiera logrado una cifra tan alta. Antes del tiempo muerto estaba siendo un partido normal; es decir, yo estaba anotando de una forma excepcional, pero el partido en sí era normal".

El año anterior, en la A-1, había conseguido 51 puntos en las filas del Scavolini, siendo ésta la segunda mejor actuación anotadora de su carrera. Pueden parecer explosiones circunstanciales de talento, pero las cifras hablan por si solas para corroborar que el Fórum ha fichado a un verdadero genio ofensivo. No basta con las dos manos para contar las ocasiones en las que ha superado la barrera de los 40 puntos en la competición italiana; han sido un total de 17, para un promedio de 21,1 puntos por partido a lo largo de quince campañas.

Son cifras increíbles, que se viven con naturalidad cuando suceden con frecuencia: "cuando consigues anotar mucho en muchas ocasiones, empiezas a acostumbrarte a ello. Sabes que puedes conseguirlo una vez más; no es algo normal, pero te das cuenta de que cualquier día puedes pasar de 40 puntos", confiesa. Sin embargo, el poder anotador de Myers no siempre ha ido acompañado de victorias ni de títulos, algo que al jugador nacido en Londres e italiano de adopción le destroza ya que "anotar más de 40 puntos y perder el partido me mata. Es una actuación inútil y la verdad es que me hace sentir muy mal, porque no hemos logrado el objetivo principal, que siempre es ganar".

Dos ejemplos claros e igual de espectaculares fueron los 51 puntos citados anteriormente, que coincidieron con una derrota por 93 a 92 ante el Acqua Lora Venezia y, sobre todo, los 41 puntos del quinto partido de la final de la Lega de 1997 en la filas del Teamsystem Bolonia ante el Benetton. Su equipo perdió el partido por 84-82 y el título de liga, a pesar de los registros de su escolta estrella.

Myers es un anotador versátil, con buenos fundamentos técnicos, pero sobre todo, letal desde la línea de 6,25. No en vano firma un espectacular porcentaje de 39,40% a lo largo de toda su carrera. Es un gran tirador, pero se convierte en imparable cuando los defensores optan por la falta: no falla desde el tiro libre. Otro partido de más de 40 puntos nos sirve de ejemplo ya que en 1996 anotó 20 de sus 44 puntos desde la línea de 4,60 metros.

"Los tiros libres ayudan a ganar partidos. Si tienes un buen porcentaje pones en aprietos a tu defensor, porque nunca sabe si es mejor forzar la falta o dejarte tirar. Para mí, los tiros libres son los más sencillos porque, como el nombre indica, son libres y no se pueden fallar. Eso no es sólo responsabilidad de los jugadores más ofensivos sino de todos los jugadores del equipo: hay que anotarlos", argumenta.

Para Myers no hay excusa para fallar un tiro cuando has conseguido zafarte del defensor y estás solo ante el aro, aunque a veces la presión puede cambiar las cosas: "un tiro libre nunca es igual que otro en función del momento del partido, pero por norma general, no se deben fallar". El 84,9% que acredita en quince años como profesional demuestra que se toma en serio sus palabras.

También en Europa y contra equipos españoles sobresalen las actuaciones de Myers. El año 2001 alcanzó los 41 puntos en el tercer partido de cuartos de la Euroliga contra el Real Madrid. Era el 7 de marzo y el equipo blanco no pudo hacer nada para contrarrestar el acierto de la estrella del equipo boloñés, que venció por 88 a 70.

El impacto de Myers en la ACB ha sido inmediato: nueve asistencias en su debut (Foto EFE)
© El impacto de Myers en la ACB ha sido inmediato: nueve asistencias en su debut (Foto EFE)
A simple vista se puede pensar que Carlton Myers es un simple anotador, que su juego no va más allá de sumar puntos, pero en muchas ocasiones ha logrado registros remarcables en otros aspectos como por ejemplo, en las asistencias. En 2002 jugando con el Lottomatica ante el Livorno dio ocho asistencias además de convertir 39 puntos con 9/12 desde los 6,25. "Es fácil dar muchas asistencias cuando tu equipo está compenetrado. Si estás anotando, la defensa rival se centra más en ti y hay muchos espacios para los compañeros", explica.

Otro gran partido en este sentido fue su debut en la ACB hace dos jornadas, cuando repartió nueve asistencias (compartiendo con Jim Les el récord para un debutante en España) en una actuación que fue "muy sencilla para mí. Mis compañeros lograron que fuera fácil asisitirles cada vez que la defensa se doblaba sobre mí. Las asistencias dejan un buen sabor para todo el equipo, siempre son agradecidas".

En el palmarés del nuevo escolta del Fórum Valladolid encontramos un campeonato liguero, una Coppa y una Supercoppa italianas y, por encima del resto, un Europeo de selecciones en 1999. Fue en Francia y venciendo a España en la final por 64-56 con Myers como máximo anotador del equipo (lo fue a lo largo de todo el torneo) con 18 puntos. Su anotación fue providencial para un título muy dulce aunque apunta que "todo el equipo jugó muy bien. Quizás (Gregor) Fucka, (Andrea) Meneghin y yo jugamos un poquito mejor a nivel individual, pero la verdad es que desplegamos un gran juego de equipo. Es un recuerdo muy bonito".

Curiosamente, el máximo anotador español en esa final fue Iván Corrales con 15 puntos, ahora compañero de Myers en el Fórum. "No recuerdo muy bien su actuación en el Europeo; hace mucho tiempo... pero lo que sí puedo decir es que Iván es un gran jugador ahora mismo: es listo, veloz, y siempre atento a cualquier detalle que se produzca en la cancha".

¿Veremos alguna de estas exhibiciones en la ACB? El jugador cree que es poco probable alegando que no tiene "en la cabeza ni conseguir grandes anotaciones ni actuaciones extraordinarias. He venido a ganar partidos y eso es lo que el equipo necesita. No creo que el Fórum Valladolid necesite a Carlton Myers anotando 40 puntos cada fin de semana. Si consigo dos y ganamos, para mí es perfecto y supongo que para el equipo también". De momento, y por si acaso, no descartemos nada; cualquier día podemos asistir a otra hazaña de esta verdadera leyenda.