Crónica

Real Madrid rentabiliza un gran tercer cuarto y gana en Fuenlabrada (94-96)

Brillante derbi el que se llevó el Real Madrid (94-96) frente a un Montakit Fuenlabrada que anotó 36 puntos en el último cuarto y estuvo a punto de remontar un -21. Reyes (22 pt, 10 reb, 29 val), soberbio

ACB Photo/F. Martínez
© ACB Photo / F. Martínez
  



Miguel Ángel Moreno. Fuenlabrada (Madrid), 9 nov. 2014 (EFE).- El Real Madrid rentabilizó un gran tercer cuarto para ganar al Montakit Fuenlabrada (94-96) y mantener la condición de invicto pese a la reacción local final, en un partido en el que el conjunto blanco tuvo a Felipe Reyes como estandarte con 22 puntos y 29 de valoración, aunque sufrió la baja inesperada del mexicano Gustavo Ayón por un esguince de tobillo.

Pese a la derrota, el equipo local tuvo rachas de gran calidad del pívot senegalés Moussa Diagné (11 pt, 18 val) y del británico Daniel Clark (23 y 24), que no fueron suficientes cuando en los momentos clave surgió el empuje del griego Ioannis Bourousis (14 y 17), o la calidad de Sergio Rodríguez (18 y 18).

El Real Madrid se presentó en Fuenlabrada con una baja añadida a la de Rudy Fernández, la del mexicano Gustavo Ayón, al que aclamaban los hinchas locales cuando pisaba cancha vestido de calle por esguince de tobillo. El regreso del ídolo azteca a Fuenlabrada tendrá que esperar.


Sobre el parqué, ambos conjuntos buscaron el juego por dentro, con Reyes y Bourousis peleándose con el nigeriano Deji Akindele y sacándole varios rebotes en cancha fuenlabreña para una primera ventaja (6-12), diluida por el base local Alberto Díaz al encadenar un triple y un robo para una acción de 5 puntos (11-12, min. 5). A partir de entonces, la igualdad fue total hasta final de cuarto (20-23).

En el segundo periodo un Real Madrid más eléctrico con Sergio Llull y el argentino Facundo Campazzo, y con el poderío del tunecino Salah Mejri en el interior, se encontró de golpe con un soberbio Diagné que, pese a perder balones importantes en el arranque del cuarto, se enmendó con siete puntos.

Aunque Pablo Laso introducía a Bourousis y Reyes para cortar la racha de Diagné, el estadounidense Andy Panko tomaba el relevo para liderar al Montakit Fuenlabrada. Junto a él, otro veterano como Andrés Miso, en labores de base, volvía a empatar el duelo con un triple (41-41, min 18), para llegar al descanso 45-45.

Al regreso del vestuario, el Real Madrid quiso terminar con la igualdad por la vía rápida. Bourousis, Reyes y un gran Jaycee Carroll entraban sin oposición en la defensa fuenlabreña y arrancaban faltas y puntos para tomar distancia (51-63, min 24).

Luis Casimiro no lograba frenar la velocidad del Real Madrid que con un triple con canasta adicional de Reyes se iba de 19 puntos (53-72, min. 27) y llegaba a incrementar un poco más la distancia al final del tercer periodo (58-79), del que sacaba un parcial 13-34, definitivo.

Pese a que la brecha era importante, el Montakit Fuenlabrada tiró de amor propio para salir a por todas en los últimos 10 minutos. Liderados por el británico Daniel Clark, que encadenó triples con buenas acciones interiores, llegaron a acercarse a siete puntos (74-81, min. 34).

El Real Madrid administraba la renta con la ley del mínimo esfuerzo, tirando de Sergio Llull o 'Chacho' Rodríguez, aunque un gran final de Baron y Moungoro (10 puntos para él en este cuarto) llegó a poner un parcial 36-17 en el último cuarto y el partido en dos puntos como diferencia final (94-96).





94 - Montakit Fuenlabrada (20+25+13+36): Díaz (10), Baron (11), Panko (18), Clark (23), Akindele (6) -quinteto inicial-, Diagné (11), Mbansogo (-), Miso (5), Smits (-) y Moungoro (10).

96 - Real Madrid (23+22+34+17): Rodríguez (18), Carroll (8), Maciulis (8), Reyes (22), Bourousis (14) -quinteto inicial-, KC Rivers (5), Nocioni (6), Llull (10), Mejri (4) y Campazzo (1).

Árbitros: Hierrezuelo, Martínez Fernández, Caballero. Eliminados por cinco faltas los locales Andrés Miso (min. 37) y Jimmy Baron (min.39).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la sexta jornada de la Liga Endesa disputado en el Pabellón Fernando Martín ante unos 5.208 espectadores.