Artículo

El Real Madrid se corona campeón de la Minicopa Endesa 2019 (80-68)

El cuadro blanco levantó su séptimo título de Minicopa Endesa consecutivo tras imponerse a Iberostar Canarias por 80-68 en un duelo de quilates que se decidió en el último cuarto

El Real Madrid, campeón de la Minicopa Endesa 2019
©
  



Madrid, 17 Feb. 2019.- El Real Madrid levantó el triunfo de campeón de la Minicopa Endesa 2019 tras imponerse a Iberostar Canarias por 80-68 en una final cargada de baloncesto de quilates. Aziz Ndiaye, con 22 puntos y 20 rebotes para 32 de valoración, fue el mejor de un cuadro blanco que terminó con cinco jugadores en dobles dígitos en anotación. De este modo, el equipo de Alberto Muñoz puso la guinda del pastel a un torneo en el que derrocharon talento y superioridad en cada uno de sus encuentros.

Con el WiZink Center como escenario y ante un público formado por más de 3.000 almas, ambos conjuntos arrancaban el choque con un altísimo nivel de concentración, esforzados en anular respectivamente los máximos oponentes ofensivos del rival. Aziz Ndiaye y Bassala Bagayoko, dos de las grandes estrellas del torneo, empezaban un particular duelo bajo los aros que terminó por convertirse en uno de los grandes alicientes de la finalísima. El pívot blanco, no obstante, parecía más acertado en los últimos compases de un primer cuarto que terminó por decantarse a favor de los locales (25-16, min 10).

Iberostar Canarias, no obstante, lejos de verse amedrentado por ir por detrás en el luminoso, logró poner una marcha defensiva más que le permitió encontrar un juego ofensivo más dinámico y alegre, corriendo bien la cancha y apretando tuercas en lo que a resultado y sensaciones se refiere. Pese a ello, el Real Madrid parecía continuar un paso por delante con una gran versión de Adrián Bazaga. Haciendo 'la goma' y con el aliento del rival en el cuello, los de Muñoz mandaban al descanso (41-33, min. 20).

(ACB Photo)


El paso por vestuarios sirvió a Iberostar Canarias para aclarar ideas, a partir de lo que firmarían unos excelsos diez minutos en los que llegaron incluyo a empatar el encuentro. Bassale Bagayoko conseguía zafarse del gran marcaje defensivo y empezaba a hacerse grande bajo el aro rival, trasladando a la pintura la mayor batalla del choque. Javier González y Raúl Fariña ejercían a la perfección de escuderos del techo tinerfeño haciendo pasar, por primera vez en todo el duelo, apuros serios al Real Madrid. En este contexto, se auguraba un último cuarto no apto para cardíacos (58-54, min. 30).

El Real Madrid, que llevaba seis Minicopas consecutivas en los últimos seis años, fue capaz de demostrar en el último cuarto un espíritu digno de los grandes campeones. Con un excelso cuarto a nivel ofensivo construido a partir de una gran defensa y de la actuación inconmensurable de Kaya Mutambirwa, los blancos lograron controlar los nervios y mantener la cabeza fría para abrir una brecha superior a la decena de puntos que resultaría excesiva para un Iberostar Tenerife, pese a todo, incansable. Con el reloj y las sensaciones a su favor, el Real Madrid se llevaba la victoria por 80-68, convirtiéndose así, por séptima vez consecutiva, en el campeón de la Minicopa Endesa 2019. Una Minicopa Endesa que ha congregado a más de 7.000 personas en una semana cargada de emoción, adrenalina y BALONCESTO.