Nota de agencia

El Etosa Alicante destituye a Luis Casimiro

El Consejo de Administración del Etosa Alicante, con su presidente Luis Castillo a la cabeza, ha decidido destituir al entrenador Luis Casimiro Palomo tras la mala marcha del equipo alicantino en la ACB, donde es colista, y en la Copa ULEB donde sólo ha ganado un partido de los tres disputados

La derrota frente al Adecco Estudiantes sentenció el despido de Luis Casimiro (Foto EFE)
© EFE
  

Alicante, 1 Dic. 2003 (Europa Press).- Tras el despido de Casimiro, se hará cargo del equipo el que hasta ahora era el segundo entrenador del equipo, Alfredo García, que debutará mañana contra el Charleroi belga en la cuarta jornada de la Copa ULEB.

El Etosa volvió a caer ayer ante el Adecco Estudiantes tras ser apalizado por 89-63, derrota que ha sido el detonante de la destitución. El Consejo ya se planteó el despido a mediados de la semana pasada, pero el Etosa ganó al Estrella Roja a domicilio y cortó una racha de ocho derrotas consecutivas, lo que apaciguó los ánimos del presidente.

Casimiro se marcha del equipo alicantino con un bagaje de dos victorias y 11 derrotas que sitúan al equipo lucentino en la última posición de la tabla. Por el momento, será Alfredo García el que se haga cargo del equipo.

Alfredo García quiere "mejorar la capacidad de lucha"

Alfredo García, que se ha hecho cargo de la primera plantilla del Etosa Alicante tras la destitución de Luis Casimiro, se ha planteado como primer objetivo "mejorar la capacidad de lucha" del equipo y trabajar el aspecto "psicológico" de los jugadores.

García, de 44 años, llegó la pasada temporada al Lucentum para ejercer las funciones de ayudante de Julio Lamas y, según apuntó una vez confirmado que cogía las riendas del equipo, es "la primera vez" que se encuentra en una situación "laborable" similar.

García, que a lo largo de su carrera como técnico también coordinó durante varias temporadas la escuela del Baloncesto León y fue segundo de Oscar Quintana en el Jabones Pardo Fuenlabrada, no se plantea si dirigirá al equipo hasta final de temporada. "Soy un empleado del club y lo llevaré hasta el sitio que la entidad quiera", indicó.

El técnico señaló que "cada maestrillo tiene su librillo" por lo que introducirá cambios en el equipo, si bien, recalcó: "la destitución de Luis (Casimiro) no quiere decir que todo lo anterior esté mal".

En este sentido, García explicó que lo primero que debe realizar es un "trabajo psicológico", ya que la proximidad de los partidos ante el Charleroi en Copa Uleb y el Real Madrid, en la Liga, no le permiten gozar de un "margen de maniobra".

En cualquier caso, sí que reconoció que uno de sus primeros objetivos es "mejorar la capacidad de lucha" del equipo ya que considera que en el último partido frente al Adecco Estudiantes "el equipo tiró la toalla por primera vez".

"Se puede perder ante el Estudiantes pero no nos podemos quedar con la sensación de tirar la toalla, sino que debemos poder salir con la cabeza alta", resaltó García, quien afirmó que "arranca una nueva etapa y todos tenemos que tirar del carro".

García contará en su equipo con Oscar Uríos como entrenador ayudante, si bien, comentó que mantendrá una reunión para "reorganizar" el equipo de trabajo.