Supercopa Endesa 2019

Artículo

Ponencia de Gonzalo Rodríguez en el I Ciclo de Charlas para Padres

El entrenador ayudante del Monbus Obradoiro, Gonzalo Rodríguez, será el protagonista de la cuarta ponencia del ‘I Ciclo de Charlas para Padres’ que tiene en marcha el club, en colaboración con la Fundación Heracles.

Foto: Obradoiro CAB
© Obradoiro CAB
  

Santiago, 28 May. 2019.- Así, Gonzalo impartirá el próximo martes 4 de junio, a las 19:30 horas, una charla titulada Mi hijo es lo primero, pero no es lo único en un equipo, en A Nave de Vidán, miembro del Club de Empresas Obradoiro y colaborador de las categorías inferiores del club.

El técnico obradoirista ha destacado que quiere "transmitir una serie de experiencias basadas en que soy padre, en que he sido jugador y he sido profesor. Además, haber entrenado en todas las categorías de formación posibles, desde minibasket a senior, me ha dado una visión de la situación y del papel de los padres en esta etapa formativa. Por eso, estoy seguro de que algo de lo que diga les será útil para reenfocar su papel y ver lo importante que son y teniendo en cuenta que, como dice el título de la charla, tú hijo es lo primero, pero no lo único en lo que deben pensar a la hora de acompañar a su hijo en este proceso formativo".

Gonzalo ha detallado que se basará en aportar sus experiencias: "Soy una persona que ha pasado por todas las facetas posibles en el baloncesto, desde formación hasta senior. Lo que les voy a contar son experiencias propias: lo que han hecho conmigo mis padres y entrenadores, lo que he ido aprendiendo como entrenador, mi interacción con los padres cuando era entrenador en categorías de formación, así como lo que opino como padre y como entrenador profesional".

El entrenador compostelano tiene presente el papel fundamental que juegan los padres en esta situación: "Creo que los padres lo que quieren es ser padres y, a veces, no es fácil ser padre. Lo que tienen que entender es que los entrenadores son unas personas que acompañan a sus hijos en un proceso educativo, que el deporte es parte de ese proceso educativo y que, si todos van de la mano y en la misma línea, al final el beneficiado va a ser el niño, no hay más. Los entrenadores, igual que los padres, deben tener la preocupación de formar a los niños de forma global, no solo desde el punto de vista de meter canastas".