Supercopa Endesa 2019

Artículo

¿Qué dice la historia sobre el 1-0 en el Playoff Final?

En 19 de las 21 eliminatorias que comenzaron 1-0 (90,5%), el trofeo de campeón lo levantó el equipo que partía con la ventaja de campo a favor, algo que espera repetir el Real Madrid. Eso sí, el Barça Lassa prefiere recordar otro dato: los dos últimos 1-0 fueron replicados en forma de remontada y título

ACB Photo / E. Cobos
© ACB Photo / Emilio Cobos
  



Redacción, 15 jun. 2019.- Tras vencer al Barça Lassa en el primer partido del Playoff Final, el Real Madrid pone muy a su favor la eliminatoria. Al menos, eso es lo que indican los precedentes.


19 de los 21 equipos que se lograron colocar el 1-0 en una serie a cinco partidos en el Playoff Final han acabado levantando el título, más de un 90% de oportunidades (90,5).

De esas 19 ocasiones, en nueve (47,4%) se ha solucionado la serie por la vía rápida: 3-0. En un 36,8% de las veces (7 eliminatorias) se ha necesitado un quinto partido para que el conjunto local consiguiera llevarse el título por 3-2. El resultado menos habitual es el del 3-1 (15,8%), que se ha producido solo en tres oportunidades (1986-87, 1990-91 y 2006-07).

Además, la historia indica que, si el equipo con ventaja de campo logra la victoria en el primer partido, tiene muchos números de imponerse también en el segundo. De estas 19 rondas de Playoff Final que han empezado 1-0, solo cuatro han quedado igualadas en el segundo envite (temporadas 1988-89, 1991-92, 2011-12 y 2012-13). En 15 de las 19 (78,9%), la serie se ha colocado 2-0.

Los únicos dos casos en los que un 1-0 no terminó con victoria del equipo que partía con el factor cancha a favor se han dado, curiosamente, en las dos últimas temporadas en las que la serie arrancó con este marcador. En la 2015-16, el FC Barcelona Lassa venció en el primer encuentro de la serie que le enfrentaba al Real Madrid, ganando el equipo blanco los tres siguientes partidos y sentenciando la eliminatoria por 1-3.

Idéntico resultado se dio en la campaña 2016-17, en esta ocasión con el Valencia Basket levantando el trofeo tras vencer al Real Madrid, también en el cuarto partido (1-3).