Artículo

Facu Campazzo: "Que vengan mejores momentos todavía"

"Espero no estar en mi mejor momento", aseguró Campazzo, líder blanco con 19 puntos. "Al plan de partido le pondría una nota muy alta", confesó su técnico Pablo Laso, satisfecho de sus hombres

ACB Photo/Emilio Cobos
© ACB Photo / Emilio Cobos
  



Pablo Laso (Entrenador Real Madrid)

Felicitar a mi equipo por la victoria. El primer partido siempre es complicado, comienzas una serie, contra un equipo que ha demostrado muchas cosas durante la temporada. Para nosotros era obligatorio presentar credenciales desde el inicio. El equipo ha estado muy bien defensiva y ofensivamente. Tuvimos pequeños errores, pero el acierto nos dio la ventaja. En el tercer cuarto nos costó volver a encontrar ese ritmo, pero supimos encontrar jugadores que nos iban dando diferentes situaciones que nos han servido para lograr la victoria. Estoy contento, pero el lunes hay otro"

"Al plan de partido le pondría una nota muy alta, porque había ajustes que no hemos tenido que sacar porque el primer plan ha sido muy bien llevado. Hemos sido muy conscientes de lo que debíamos hacer y por eso le doy mucho mérito a la concentración de todos los jugadores para poder llevarlo a cabo".

"Estamos en junio, llevamos 80 partidos y estamos en una final de liga. Donde no lleguen las piernas va a llegar el corazón y la cabeza. No solo para el Madrid, también para el Barça. Hemos tenido suerte porque para el playoff hemos contado con todos nuestros jugadores, pero eso también es 'culpa' de nuestros fisios que han trabajado muy bien para llegar así en este momento".

"Tengo la suerte de tener grandes jugadores y si estamos en la final es por los siete minutos de Reyes en Valencia parando a Will Thomas, los minutos de media de Yusta son importantes para tener la ventaja de campo… Somos muy exigentes con el trabajo de los jugadores y todos tienen que estar preparados siempre. Esto es mi equipo. Yo tengo la suerte de tener muy buenos jugadores y todos siempre van a dar el máximo, algo que para mí es innegociable".

"A estas alturas todo es importante. Cuando juegas una final de Liga Endesa vas a dar el máximo. Hoy para mí ha sido el mejor partido de Llull de la temporada y posiblemente nadie hable de él. Yo soy muy raro. A veces se destacan a jugadores por unas cosas y no se destaca lo que hacen para el equipo. Hoy todos han estado muy centrados para el equipo".

"Si el Barça mete todos los tiros no hay rebotes ofensivos. Creo que el equipo ha hecho muy biuen trabajo defensivo. La defensa perfecta sería recuperar el balón, pero ellos atacan muy bien el rebote ofensivo. En un partido es muy difícil decir lo que será clave. Hay que hacer muchas cosas bien para ganar. Hemos hecho muy buenas defensas, pero tenemos que mejorar en el rebote".

ACB Photo/Emilio Cobos


Facundo Campazzo (Jugador Real Madrid)

Partido duro. Quizás la diferencia si bien es mérito nuestro es medio mentirosa. Tenemos que ser exigentes con nuestro juego y corregir los errores. Estar preparados, porque el Barça saldrá mejor que hoy. Hay muchos jugadores por encima de 10 puntos y eso demuestra que supimos generar para todos y, sobre todo, muy buena defensa".

"El primer partido siempre es el más difícil, por los nervios, la ansiedad. Pero es importante tener a ese sexto jugador, por eso es importante haber sido primero. Motivación hay de sobra, pero hay que jugar siempre con la misma actitud que tuvimos hoy".

"Para conseguir la victoria hubo varios factores. Sabíamos que en el tercer cuarto buscarían la remontada, y que teníamos que hacer buena defensa. Lo conseguimos y eso hizo que después tuviéramos una mejor ofensiva".

"Que aparezcan tantos jugadores como hoy abre el abanico nuestro y nos hace más peligrosos. Pero lo que pasó hoy ya está. Lo bueno de este equipo es que puede salirse cualquiera y tenemos que estar preparados para eso".

"Espero no estar en el mejor momento, que vengan mejores todavía. Sí estoy con mucha confianza, gracias al entrenador y a mis compañeros. Jugar una final es una motivación extra, no se necesita más nada para motivarse".

"Salir con esa mentalidad, marcar nuestro ritmo de juego… sabíamos que eso era clave. Estuvimos muy bien concentrados y logramos un equilibrio entre actitud y buen baloncesto"