Supercopa Endesa 2019

Nota de agencia

Scariolo: "Tenemos muy claro que podemos competir"

Sergio Scariolo, entrenador de la selección española, se mostró confiado en las posibilidades del equipo de cara al partido de mañana de octavos de final del Mundial de Turquía contra Grecia y destacó la "unidad y credibilidad internas" y, sobre todo, que "podían competir"

Scariolo pide estabilidad emocional (Foto Sonia Cañada)
© Sonia Cañada
  

Estambul, 3 Sept. 2010 (EFE).- "Tenemos mucho respeto a Grecia. Afrontamos a un equipo con gente acostumbrada a jugar bajo presión y dotados de mucho talento, pero tenemos más confianza aún y más compromiso y credibilidad interna. Estamos cuestionados, pero tenemos muy claro lo que estamos haciendo y que podemos competir", dijo Scariolo.

La selección llega, según el técnico, en buen momento a los partidos decisivos. "El equipo está muy bien, con mucho compromiso y atención al partido. Les veo bien. Luego, preparar un partido como éste ante Grecia en una noche es curioso. En cuanto a los tocados, hemos hecho un entrenamiento muy suave porque venimos de tres partidos seguidos y no podemos forzar. No han ido a peor. Eso ya es buena noticia, además son competidores y les he visto aguantar dolor en muchas ocasiones. Mañana veremos lo que pueden rendir. Además mañana será un partido físico", observó.

Grecia intentará llevar el partido a su terreno, parando el juego, haciéndolo muy físico. "No tiene que ser diferente en nada a lo que somos nosotros, al tipo de partido que queremos, al que nos conviene en la línea de identidad del equipo", indicó.

"Nos gustara jugar a nuestro estilo, pero tenemos que estar preparados para jugar al estilo de Grecia en determinados momentos. En cuanto a la dureza no está escrito en ningún lado que los jugadores españoles tienen que ser menos duros que los griegos. Debemos estar preparados para la intensidad, la dureza, la capacidad de aguantar el contacto. No preveo un partido a 100-98, ya nos gustaría, pero hay que saber de qué va esto. No hay que soñar",
subrayó el seleccionador de los españoles.

Scariolo consideró que Grecia es el rival más fuerte de los dos que podían haber correspondido a la selección. "Grecia es de los dos que podían tocar, Rusia o Grecia, el más fuerte, el más experto, el más duro, pero tampoco hay que darle muchas vueltas. Tenemos referencias de la semifinal del Europeo del año pasado, aunque ahora nosotros no tenemos a Pau (Gasol) y ellos han recuperado a su gran estrella Dimitris Diamantidis", comentó.

El posible camino del equipo español es duro, con Grecia en octavos y un posible cruce de cuartos con Serbia. "Como dije al principio de la preparación, veía cuatro o cinco equipos candidatos al título y estaban Grecia y Serbia. Si ganamos a Grecia, igual nos medimos a Serbia. Uno de los factores que altera la concentración es pensar en rivales con los que no te tienes que enfrentar ese día y con los que quizás nunca te llegues a medir, así es que tenemos que pensar en lo que tenemos que pensar, en el rival de mañana, que es un grandísimo equipo", insistió Scariolo.

Sobre la marrullería de los griegos, el técnico no quiso hacer demasiado hincapié. "La estabilidad emocional depende de cada uno y la estabilidad de un número alto de jugadores da estabilidad al equipo. Cada uno trabajará individualmente, porque hemos comentado que no puede haber ningún factor de ningún tipo que pueda distraer a nadie de la cancha", apuntó.

Respecto a los errores del equipo dijo que habían "tenido algún despiste y los jugadores han sido los primeros que han tenido la honestidad de reconocerlo, pero ahora ya no puede haber despistes. Puede haber errores, momentos mejores o peores, pero en los momentos decisivos el nivel de concentración debe ser altísimo".

Grecia, dicen, intentó evitar a España en el cruce. "No es una pregunta para mí. No vi la segunda parte del Rusia-Grecia, pero me dicen, sobre todo mis amigos rusos, que pasaron cosas raras, y no tengo por qué dudar de unos o de otros".

En cuanto a las claves del partido, el seleccionador explicó que podía haber "muchas pequeñas cosas". "Si hay más posesiones en campo abierto, mejor para nosotros, pero la mitad del partido se jugará en estático y la dureza de la defensa subirá. Los rebotes, hasta los tiros libres. Y, claro, saber jugar cuando puedes correr y saber jugar cuando no puede hacerlo", finalizó Sergio Scariolo.