Supercopa Endesa 2019

Crónica

Blancos de Rueda Valladolid suma su primer triunfo en final agónico (89-86)

El equipo pucelano se impuso tras la prórroga y con una pareja interior solvente Touré-Seawright (31 puntos entre los dos)

ACB Photo / C. Minguela
© ACB Photo / C. Minguela
  



Inés Morencia. Valladolid, 13 oct. 2011 (EFE).- El Blancos de Rueda Valladolid ha sumado su primer triunfo de la presente campaña ante el Lagun Aro, en un final de partido agónico en el que Nacho Martín decantó la balanza para los locales, complementado con la serenidad aportada por Dumas en la dirección del juego.

Los vallisoletanos salieron muy centrados en defensa y organizados en la faceta ofensiva, con un Touré envalentonado, después de los días sufridos ante el bloqueo de su pase internacional, lo que permitió al cuadro local adquirir una renta de nueve puntos (14-5) en los cuatro primeros minutos.


Aunque el Lagun Aro GBC intentó contrarrestar el empuje del Blancos de Rueda Valladolid desde la línea exterior, para intentar romper la gran defensa impuesta por el cuadro morado, no fue suficiente para frenar el brillante arranque local, que les permitió llegar al final del primer cuarto con quince puntos de ventaja (25-10).

Los vallisoletanos mantuvieron la intensidad de juego en el siguiente tiempo para incrementar las diferencias hasta los 20 puntos (30-10), momento en el que el Lagun Aro GBC reaccionó, con una mejor disposición en la cancha, que les aportó más capacidad reboteadora y, por tanto, más opciones de cara al aro.

El conjunto vasco empezó a carburar, actuando como un perfecto bloque, y aprovechó el bajón defensivo local para recortar las diferencias (40-30), que Nacho Martín ampliaría con una última canasta antes del descanso.

Tras la reanudación, los guipuzcoanos salieron dispuestos a variar el rumbo del partido y, merced al buen hacer de Baron y a la aparición de Doblasen la pintura -hasta ese momento, desaparecido-, y de Vidal fuera del perímetro, fueron sitiando literalmente al Blancos de Rueda Valladolid, para situarse a cuatro puntos (46-42).

El tiempo muerto de Luis Casimiro no inquietó al Lagun Aro GBC, totalmente lanzado en pos de la victoria, ante la inoperancia ofensiva de los locales, que perdonaron en exceso y no fueron capaces de recuperar el control del partido, por lo que la renta se redujo a la mínima al final del tercer cuarto (55-54).



Betts salió a la pista para buscar más intimidación en la zona y el Blancos de Rueda Valladolid, con Bagaric en el banquillo, buscó el revulsivo en la garra de Diego García para intentar amarrar un partido que se les iba de las manos y, en un final agónico, en el que ambos equipos cometieron fallos e imprecisiones, Baron consiguió empatar (74-74) con un tiro libre.

La prórroga se convirtió en un intercambio de canastas, básicamente, desde la línea de tiros libres, por lo que el partido se iba a resolver por pequeños detalles que, en este caso, personalizó Nacho Martín con sus rebotes, sus canastas y su coraje, para otorgar la primera victoria de la temporada a su equipo (89-86).


89 - Blancos de Rueda Valladolid (25+17+13+19+15):
Dumas (11), Diego García (17), Robinson (10), Touré (14), Seawright (17) -cinco inicial-, Isaac López (5), Nacho Martín (10), Uriz (2) y Umeh (3).

86 - Lagun Aro GBC (10+20+24+20+12):
Salgado (10), Baron (14), Vidal (18), Lorant (2), Doblas (10) -cinco inicial-, Panko (18), Neto (5), Adeleke (4), Papamakarios (-) y Betts (5).

Árbitros:
Redondo, Guirao y Sánchez Monserrat. Eliminaron por cinco faltas personales a Touré (min.39), del Blancos de Rueda y a Doblas (min.39), del Lagun Aro.

Incidencias:
Encuentro correspondiente a la segunda jornada de Liga Endesa, disputado en el pabellón Pisuerga ante 3.200 espectadores.